Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Portal Educativo
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
Actualización de la estimación del gasto necesario para garantizar el PMO

Miércoles 27 Abril, 2022 en  Actualidad

PROSANITY CONSULTING y la UNIVERSIDAD ISALUD realizaron el trabajo de actualización de “La estimación del gasto necesario para garantizar la cobertura asistencial contenida en el programa médico obligatorio.

medico

Como todos los años PROSANITY CONSULTING y la UNIVERSIDAD ISALUD realizaron el trabajo de actualización de “La estimación del gasto necesario para garantizar la cobertura asistencial contenida en el programa médico obligatorio (PMO).Este trabajo anual tiene dos objetivos fundamentales.

  • El primer objetivo determinar el valor de la canasta prestacional conocida como PMO a una fecha definida. (31 de julio). 2) El segundo objetivo de esta investigación es determinar a finales de julio 2021 en qué medida las Obras Sociales Nacionales Sindicales se encuentran en condiciones financieras de brindar un PMO íntegro y su comparación con los años anteriores.

Si bien en el período julio 20 a julio 21 no existió el gran sesgo de la pandemia de Covid 19 como en el período anterior (que obligó a realizar dos determinaciones), se mantuvo la metodología con que fue realizada la estimación de julio 2020, o sea sin modificación de las tasas de uso respecto a la del 2019 .Como consecuencia de haberse priorizado la atención de los enfermos con COVID, muchos de esos indicadores o tasas de uso no se han acomodado a lo habitual este último período. Ante ésta situación, se actualizaron solamente los precios del trabajo anterior (julio 2020), aunque lo habitual es ir seleccionado prestaciones que van variando su uso o por cambios epidemiológicos o por la aparición de nuevas tecnologías, analizarlas, determinar los nuevos indicadores de utilización y modificarlos en la investigación. En los más de diez años en que se realiza este trabajo, han sido abordadas muchas de las más relevantes y modificados sus indicadores en la grilla del PMO.

Respecto a la problemática del Sector de la Salud, los desórdenes económicos se han mantenido y potenciado, la inflación sigue siendo muy alta y desde julio del 2020 a la fecha del presente estudio, se ha producido una gran devaluación de la moneda. La pandemia ha agudizado la problemática económica previa. Sigue existiendo una falta de precios de referencia en el mercado. También, dada la gran dispersión de precios en algunos rubros, se dificulta la determinación de un valor que represente al universo, lo cual puede provocar algún grado de desvío en el costeo del PMO.

Todo el Sistema Sanitario, financiador y prestador, se mantiene en una crisis de gran magnitud, a lo que se suman los indicadores de pobreza e indigencia, aún a determinar post pandemia, los que se estiman en un 50% de pobreza medida por ingresos. Si se hiciera la medida de pobreza por Necesidades Básicas Insatisfechas, seguramente en muchas regiones o localidades el indicador sería mucho mayor, influyendo como ningún otro factor en el estado sanitario de la población. No se conocen aún los impactos indirectos en morbimortalidad que generará la pandemia, como resultado de la falta de atención o ausencia de consulta de pacientes con patología previa o por nuevos eventos como los IAM, oncología, enfermedades mentales, etc.

La situación epidemiológica ha modificado el modo de acceso a determinadas prestaciones, impulsando la aplicación de tecnologías que aparecen como pasibles de persistir en el tiempo luego de la desaparición de la crisis sanitaria. Entre otras han destacado la tele consulta, el uso de recetas digitales, las autorizaciones on line etc.

Respecto a la tele consulta, no hay dudas de su potencial actual y a futuro, aunque en un marco regulatorio claro, seguridad de protección de datos, y equidad en el acceso a la conectividad. Estas herramientas son un buen complemento en determinados casos, no un reemplazo de la visita presencial.
Todas las aplicaciones tecnológicas tienen múltiples ventajas, en la medida de su aplicación adecuada. Mejora de acceso a los servicios de Salud, mejora de la eficiencia, reducción de costos, gestión de la información, actualización de conocimientos de los integrantes del equipo de salud, mejora en la continuidad de los seguimientos, etc.

 

El segundo elemento que ha quedado como resultado de esta pandemia tiene que ver con una revalorización del rol de la Salud Publica, y de la integración público –privada, de la capacitación continua de los trabajadores de la salud y del rol esencial de los mismos haciendo especial énfasis en enfermería, salud mental, medicina familiar, etc. Durante la pandemia se ha logrado una mayor integración entre todos los sectores y subsectores de nuestro sistema de Salud, con las sociedades científicas, universidades, etc. Se espera que este hecho se mantenga y profundice en el tiempo por ser uno de los elementos que aportan a la solución de un sistema fragmentado como el nuestro.

A pesar de lo fragmentado y segmentado de nuestro Sistema de Salud, durante la pandemia se logró un mejor funcionamiento en Red (público-privadas) lo que seguramente ha minimizado temporalmente las fuertes inequidades en el mismo tanto en el acceso, como en la oportunidad y la calidad de los servicios prestados, según las regiones y/o provincias, y según el subsector financiador.

Los diferentes estamentos de la salud tuvieron el abordaje de la pandemia como prioridad casi excluyente, por lo que durante este año no se han producido cambios estructurales sustanciales en el sistema. La casi totalidad de acciones desarrolladas han sido destinadas a afrontar este flagelo, con los cuidados, las restricciones y la vacunación como ejes de las mismas. El apoyo realizado a los financiadores y prestadores ha estado sustancialmente relacionado al financiamiento.

Como fue señalado en la publicación anterior, durante el periodo de pandemia la SSS destinó fondos adicionales a las OOSS Nacionales con el propósito de paliar la caída de la recaudación potencial liberando fondos provenientes del FONDO DE EMERGENCIA Y ASISTENCIA, dispuesto por el Decreto 908, del 2016.Tambien la SSS liberó fondos correspondientes al SUR a cuenta de expedientes en trámite, para asegurar otro ingreso indispensable para las Obras Sociales, considerando que los costos de las prestaciones cubiertas por dicho reintegro son las que más aumentan año a año en el PMO. Este elemento se mantuvo inalterable durante este período. El Estado Nacional aportó fondos directos a las empresas de Salud y disminuyó algo, tanto la carga impositiva como previsional que recae sobre las mismas.

Los Seguros de Salud Obligatorios y dentro de ellos las Obras Sociales Sindicales, como así también el sector prestador que les brinda servicios ha mantenido todos los problemas preexistentes entendiendo que, la salida de la pandemia, seguramente significara repetir y magnificar las serias dificultades del sector, a la luz de eventuales demandas contenidas, enfermedades que no han sido convenientemente cubiertas, el aumento presumible de morbimortalidad y de los costos, entre otros factores. Las Obras Sociales en conjunto y por supuesto también las Sindicales padecen cada vez una mayor dificultad para cubrir las prestaciones a las que están obligadas, pues dependen de un porcentaje de los aportes y contribuciones de los salarios, (sumados los bajos ingresos de los monotributistas y empleadas de casas particulares) que han seguido perdiendo valor en relación a la inflación existente. La caída de los ingresos se va profundizando, el aumento de costos en Salud es incesante y el mercado laboral va modificando sus formatos sin conocerse a futuro como impactará en el subsistema. Como expresamos en la edición anterior se hace imprescindible analizar si el Sistema de los Seguros Sociales Obligatorios es pasible de ser financiado a futuro exclusivamente con aportes y contribuciones como en la actualidad.

El aumento de los Costos en Salud está marcado por un incremento de enfermedades crónicas y una esperanza de vida cada vez mayor, y la incorporación de nuevas tecnologías, sobre todo en medicamentos (biotecnológicos). Las coberturas de prestaciones incorporadas al SU en caso de discapacidades (Prestaciones Educativas cubiertas por Salud), pesan mucho en el costo del PMO, y aunque sigan siendo cubiertas desde el área de Salud, los fondos deberían provenir del estado Nacional o del Sector Educativo.

Respecto al Sector privado prestador, la ley de emergencia sanitaria genera un alivio transitorio de las deudas impositivas y previsionales del sector de prestadores privados, que es quien sustenta la atención de la mayor cantidad de prestaciones del Seguro Social Obligatorio, aunque, por otro lado, resiente la fuente de financiamiento de Obras Sociales del sector, que provienen justamente de aportes y contribuciones. Nuestro sistema de Servicios de Salud por fragmentado, inequitativo y poco solidario necesita de muchas acciones a implementar, muchas de ellas simultáneas a fin de perfeccionar la integración de los diferentes subsectores y hacer un sistema más equitativo y eficiente para toda la población en lo que hace a la accesibilidad, oportunidad, calidad, etc. Algunas acciones, abordadas como un todo, en forma unificada, pueden impactar en todos los subsectores al ser una problemática transversal a los mismos y aplicar, sin dudas y de forma muy importante, en el costo efectividad, la calidad y la equidad del sistema. Consideramos como un error el abordar la atención de la salud de las personas solo desde la perspectiva del financiamiento. Se ha marcado repetidamente en nuestras diferentes presentaciones que la mayor mejora en la salud de las poblaciones se logra abordando acciones sobre la pobreza, sobre los determinantes sociales, el medio y sobre las conductas de los individuos.

Y que, si bien la participación del Sector de la Salud es sustancial para el impacto en la salud poblacional, a través de sus acciones de educación de la salud y acciones de prevención como la vacunación, comparte las responsabilidades con muchos otros sectores y disciplinas, con los cuales debe trabajar mancomunadamente, y volcar recursos y generar acciones cuyo impacto en la Salud de las poblaciones, supera en mucho el que tiene el Sistema de Servicios de Salud. El Sistema Sanitario es, en todos los Sistemas de Salud, quien lleva la mayor parte del gasto en salud, y al que se le vuelcan la mayor cantidad de recursos. Pero siendo que su impacto en la salud poblacional es limitado, (aunque importante) su abordaje no debe y no puede ser exclusivamente de financiamiento. Abordar y pensar exclusivamente la forma de conseguir fondos adicionales para subsanar la crisis de la Salud, es un error conceptual de gran implicancia actual y a futuro.

Los costos de los Sistemas sanitarios del mundo siguen en aumento y lo seguirán haciendo por las modificaciones epidemiológicas y por el avance tecnológico. Es necesario una búsqueda diferente, integral y con claras modificaciones de los paradigmas de abordaje, tales como modificar los modelos de atención y basarlos efectivamente en la atención primaria de la Salud, evaluar sistemas administrados de atención y de gestión, limitar los alcances del PMO a aquellas prestaciones con evidencia científica probada, con costo-efectividad, integrar las redes públicas y privadas para bien utilizar recursos disponibles, lograr una CUS para la población sin cobertura formal equitativa con la población formalmente cubierta, pagar desde la demanda y no desde la oferta, propender a la educación y capacitación continua de los recursos humanos del sistema, a su certificación, acreditar efectores de Salud, generar una agencia de evaluación de tecnologías, generar mecanismos de aseguramiento para gasto catastrófico, trabajar para disminuir costos de no calidad, minimizar la variabilidad clínica, etc. Este es un listado de solo algunas de las varias acciones estratégicas que aplicadas en conjunto deben ser la base del cambio estructural del Sistema de Salud, que asegure una calidad y un financiamiento adecuado y posible del Sistema, y que lo haga sustentable en el tiempo.

Para concretarlas se deben generar los espacios de consenso y coordinación y asegurar la participación de todos los actores del sector, de todas las regiones y jurisdicciones.

De ahí la trascendencia de la Rectoría y Gobernanza de las Autoridades Sanitarias para llevar a cabo estos consensos.

La pandemia, habiendo recolocado a la salud en el centro de las agendas, sigue constituyendo una oportunidad para encarar los desafíos, cuya solución definitiva, se encuentra largamente postergada, y que no permite nuevas dilaciones.

METODOLOGÍA: Se continuó con la metodología de investigación utilizada usualmente; los parámetros considerados son las tasas o indicadores de uso y los precios de mercado. Como en todos los trabajos anteriores no se incluyen los costos de administración, por no contar con información fiable de los mismos. El Costo del PMO y sus indicadores han sido elaborados sobre la base exclusivamente de poblaciones activas, habiendo considerado como tales aquellas con rangos etarios entre 0 y 65 años, tanto para hombres como para mujeres. Los indicadores de uso y los precios considerados son de poblaciones de Obras Sociales Sindicales de la Ciudad de Buenos Aires y Conurbano Bonaerense. Si bien la matriz elaborada es aplicable a todo el país, los indicadores y valores de mercado considerados corresponden a grandes poblaciones urbanas.

La inflación de julio 2020 a julio 2021 fue, según INDEC, del 50,19 %. El incremento del dólar oficial en igual período fue del 34,4%.

Si se considera solamente el valor que debe financiar el Seguro Social Obligatorio (sin los coseguros que provee el beneficiario de su bolsillo, en el momento de la prestación) teníamos al 31 de julio 2020 un valor de $ 2.541,53. Con esta actualización de julio de 2021 el valor resultante ha sido de $ 3.562,31, significando un incremento interanual del 40,2 %.

Si, por otra parte, también sin considerar gastos administrativos, examinamos la totalidad del valor necesario para garantizar la cobertura (lo financiado por los Agentes de Salud y lo financiado por el beneficiario de bolsillo), el costo per cápita del PMO, al 31 de julio de 2021 fue estimado en $ 4075,06 con coseguros al 100% y de $3946,33con coseguros al 50%.

Mantenemos una estructura similar de gráficos que la edición anterior a fin de permitir un mejor cotejo de la información, y hacer más fácil la lectura comparativa. En la mayoría se ha tomado fundamentalmente el valor que deben financiar las OSN, y solo en algunos también el gasto de bolsillo de los beneficiarios.

El Grafico N°1 compara los valores estimados del PMO a financiar por las Obras Sociales para las actualizaciones anuales realizadas entre 2010 y 2021. Como puede observarse, el costo del PMO a financiar por los Agentes de Salud, ha seguido una tendencia creciente desde el 2010 aumentando año a año como mínimo por encima del 25% y con un aumento sustancial de su tasa de crecimiento anual desde el 2014 donde se incrementó cada año en alrededor o por encima del 40% y en 2019 llegó al 65,8%. Este año nuestros cálculos la estiman en un 40,2 %.  En este período (julio 2020 a julio 2021) el costo del PMO es inferior a la inflación determinada para igual período por el INDEC, como ocurrió en la actualización anterior, aunque siempre en un contexto de altísimo incremento interanual.

 

 

 

GRÁFICO N°1

Fuente: elaboración propia

Los coseguros como mecanismos de regulación del sistema tienen actualmente un peso similar al año anterior. En este análisis del PMO a fines de julio del año 2021, cada beneficiario abona de bolsillo $ 512,75 por mes con coseguros del 100%, de los cuales $ 253,27 corresponden a medicamentos ambulatorios (49% del total). Si consideramos los coseguros al 50% de lo máximo autorizado, cada beneficiario abona de bolsillo $ 384,02 de los cuales los medicamentos ambulatorios significan $ 253,27 o sea un 66 % del total. En esta actualización (2021) el gasto de bolsillo con coseguros al 100% es un 12,6% del total y del 9,7% con coseguros al 50%. (aumenta en relación al año anterior por el impacto mayor de los medicamentos ambulatorios).

En el Gráfico N°2 se observan los valores financiados por los agentes de salud y el gasto de bolsillo en febrero 2010, en febrero 2011, en abril 2012, y en julio desde el 2013 al 2021 inclusive.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GRÁFICO N°2

Fuente: elaboración propia

En la Tabla N° 1 se comparan los valores por grupos de prestaciones en julio 2020 y en julio de 2021 sin considerar coseguros, o sea teniendo en cuenta solamente lo que deben abonar los Agentes del Seguro Social Obligatorio.

 

TABLA N°1
GRUPOS DE PRESTACIONES INCREMENTO DE VALOR SIN COSEGUROS
DESCRIPCIÓN  

  JULIO  DE 2020

    

     JULIO  DE 2021

INCREMENTO EN PORCENTAJE
PROGRAMAS PREVENTIVOS $ 226,95 $ 302,71 33
PRESTACIONES AMBULATORIAS $ 963,84 $ 1.328,46 38
PRESTACIONES CON INTERNACIÓN $ 608,43 $ 848,86 40
PRESTACIONES ESPECIALES $ 742,31 $ 1.082,28 46
TOTAL COSTO PMO. $ 2.541,53 $ 3.562,31 40,2

Fuente: elaboración propia

Se observa que el mayor incremento se verifica en las prestaciones especiales, influidos fundamentalmente por los precios de los medicamentos. Único rubro que supera el aumento de costo del PMO año a año.

El Gráfico N°3 muestra la evolución en el tiempo de los diferentes grupos de prácticas con una caída importante de las prestaciones ambulatorias y en internación desde el 2010, una meseta en programas preventivos y un fuerte incremento en las prestaciones especiales que han pasado de un 12,9 % en 2010 al 30,4% en 2021.

GRÁFICO N°3

Fuente: elaboración propia

En el rubro Prestaciones Especiales, que analizamos especificamente en los últimos años por su constante incremento, los renglones más significativos por su crecimiento han sido los medicamentos especiales, las prótesis ligadas al valor dólar y las urgencias, emergencias y traslados.Las prestaciones del SU para discapacidad, con valores regulados, aumentaron en valores similares a los del PMO en esta actualización.

COMPARACIÓN ENTRE EL VALOR DEL PMO Y LA RECAUDACIÓN DE LAS OSN.

En este apartado cumplimos el segundo objetivo de estos trabajos de actualización. El mismo consiste en comparar el valor del PMO financiado por los Agentes de Salud, actualizado en este caso a julio de 2021 ($3562,31) correspondiente en promedio a cada beneficiario del sistema, con la recaudación promedio por cada beneficiario del universo de OSN. Dicho promedio, de acuerdo a los datos de SSS sobre número de beneficiarios y AFIP respecto a recaudación por aportes y contribuciones, alcanza los $3049 tomando febrero a julio 2021 para evitar distorsiones,debiendose remarcar que ese número corresponde a lo recaudado en concepto de aportes y contribuciones solamente.

Respecto a los fondos aportados a las OOSS por el FSR en concepto de subsidios y reintegros, este año también han tenido un sesgo importante, al haberse continuado los aportes extraordinarios a las diferentes Obras Sociales de fondos por reintegros SUR adicionales a cuenta de expedientes en trámite. El valor recaudado promedio con todos los subsidios etc ha sido de $ 3684 para el período considerado.

Tomando lo ingresado por aportes y contribuciones, al desagregar dicha información por OS vemos que solamente un 30% de dichas instituciones (87 OSN) superan el valor estimado de costo de un PMO en su recaudación per cápita ,mientras que el 70 % restante (203 OSN) no alcanza el valor del PMO ( Gráfico N°4)

                                      GRÁFICO N°4

En términos de beneficiarios, las OSN que superan con su cápita promedio el valor del PMO dan cobertura solamente al 30 % de los mismos mientras las Obras Sociales que no alcanzan a cubrir el valor del PMO cubren al 70% de los beneficiarios del sistema.(GRÁFICO N° 9).           

                              GRÁFIC0N°5

En el GRÁFICO N°6 y 7 se consideran además los ingresos provenientes del FSR por todos los subsidios y reintegros. Con esos fondos se logró que el 54% de las OOSS lleguen a cubrir el valor del PMO sin gastos de administración, lo que significa la cobertura solamente del 40 % de los beneficiarios.

                                    GRÁFICO N°6

                                   

 

 

 

 

                                        GRÁFICO N°7

 

GRÁFICO N°8

 

Número de obras sociales que recaudan lo suficiente para cubrir el PMO

(2016-2021)

Incluye recaudación por aportes y contribuciones mas aportes totales del FSR: INTTEGRACIÓN, SANO, SUR, SUMA, SUMA65 y SUMARTE.

 

Fuente: elaboración propia

Este año (finales de julio 2020 a julio 2021 inclusive) el costo del PMO aumentó por debajo de la inflación y la SSS aportó fondos extraordinarios al sistema. Es el segundo año consecutivo que ello ocurre. Ambos elementos han hecho que 43 obras sociales más hayan podido cubrir el PMO respecto al 2019. Debemos entender que este es un hecho excepcional, que se ha dado en los dos últimos años, y que a pesar de ello sólo el 54 % de la OOSS (40 % de los beneficiarios) pueden cubrir el costo de un PMO sin gastos de administración, lo que marca la gravedad de la situación del Subsistema. En el gráfico los dos años se han destacado en un color diferente.

CONCLUSIONES Este trabajo corresponde a la undécima actualización de la “Estimación del gasto necesario para garantizar la cobertura asistencial contenida en el PMO”, a partir del documento metodológico original correspondiente al año 2010.Conocer los valores de las prestaciones que conforman el PMO es esencial. Si no se tiene referencia, ¿cómo puede una Obra Social estimar la posible carga financiera que tiene que afrontar, para brindar las prestaciones incluidas en el PMO, a las que está obligada? y ¿cómo puede compararlo con los ingresos que recibe? Los ingresos de las diferentes Obras Sociales difieren sustancialmente entre ellas, tal cual puede visualizarse en esta investigación y más allá de los mecanismos de compensación existentes, muchas no alcanzan el piso mínimo para lograr cubrir la canasta.

Los Seguros Sociales Obligatorios, cuyos ingresos son un porcentaje de los salarios (aportes y contribuciones), se vienen deteriorando año a año en relación a la evolución del costo de las prestaciones y al aumento de la inflación. Durante el año analizado ha persistido el período de pandemia, caracterizado por una meseta de casos y olas periódicas. La S.S.S. frente a esta situación y con fondos propios, continuó distribuyendo montos importantes de dinero a las Obras Sociales reguladas, a cuenta de prestaciones SUR.

Si bien al fin de esta investigación, no se ha llegado en muchos renglones a los indicadores habituales de consumo, las tasas de uso han ido aumentando y aún se evalúa la posibilidad de un pico producto de la demanda contenida en algunas prestaciones sobre todo electivas.

Es necesario reiterar, como lo venimos haciendo año a año, que es necesario tomar acciones de fondo, estructurales en el Sistema de Salud Argentino y al mismo tiempo hacer viable al sector del Seguro Social que es la columna vertebral del mismo.

En el gráfico N° 13 se observa claramente la evolución de los costos de las prestaciones y de la inflación. (considerando únicamente el impacto de los costos sobre los Agentes de Salud). Este gráfico ha sido realizado consolidando todos los informes plasmados desde el 2010, en forma acumulada, tomando el año 2010 como base cero, en el caso del costo de las prestaciones y la inflación acumulada basada en los informes de consultoras y el Congreso de la Nación hasta 2016 y luego del IPC oficial.

En el GRÁFICO N° 9 desde el 2010 hasta el 2021, para una inflación acumulada del 388,6 % se ha dado un aumento del PMO financiado por los Agentes de Salud del 443,4%. Es decir que en 11 años los gastos de Salud han aumentado un 54,8 %por encima de la inflación. (aun considerando que, como resultado de la pandemia, los dos últimos años los costos del PMO han sido inferiores a la inflación informada).

GRAFICO N° 9

Fuente: elaboración propia

         

Sin considerar los coseguros, o sea tomando en cuenta solamente lo que financian los Agentes del Seguro de Salud, el PMO se ha incrementado en el período analizado en un 40,2 % o sea en alrededor de un 10 % por debajo de la inflación oficial.

El aporte promedio como gasto de bolsillo representa entre un 9,7 y un 12,6 % del costo total del PMO 2021, según a que valor se tomen los coseguros autorizados. Si bien el gasto de Bolsillo de los Seguros Sociales Obligatorios es sustancialmente menor al gasto de bolsillo total del sistema de Salud Argentino (cercano al 30%), y casi similar al del 2020, todo gasto de bolsillo es un signo de regresividad de los modelos. En el caso del Seguro Social obligatorio entendemos que actúa como regulador y como una fuente de financiamiento del mismo.

Los mecanismos solidarios tendientes a mejorar la equidad dentro del Seguro Social Obligatorio, siguen perdiendo relevancia año a año, marcándose cada vez más las diferentes capacidades financieras existentes entre las diferentes Instituciones.

El rubro medicamentos es el que sigue concentrando el mayor interés. En este año de investigación, los medicamentos han sufrido un porcentaje de incremento del 54 %, una vez más se colocan por encima del incremento del propio PMO y de la inflación registrada por el INDEC. Algunos medicamentos (la mayoría de alto costo) han superado sobradamente ese porcentaje global de incremento.

Según el análisis que hacemos en este trabajo para el 2021 el ingreso per cápita para las diferentes OSN por aportes y contribuciones se ha estimado en $ 3049 por beneficiario/mes. Ello da como resultado que con estos aportes solo un 30 % de las OOSS (30 % de los beneficiarios) tienen la posibilidad de cubrir el costo de un PMO sin considerar gastos de administración. Si incluimos todos los ingresos adicionales provenientes del FSR (subsidios y reintegros este año el 52 % de las OOSS sindicales (40 % de beneficiarios) tienen los fondos suficientes para cubrir el costo de un PMO sin considerar gastos de administración.

Dada la alta inflación existente, se realizó, como en años anteriores, una simulación tendiente a determinar cuál sería el valor actual del PMO (a fines de febrero 2022) financiado por los Agentes de Salud, a partir del valor obtenido a fin de julio 2021 en esta investigación. Se tomaron en cuenta el IPC de CABA y el valor del dólar oficial, utilizando una fórmula ponderada que se ha desarrollado a tal efecto. Se debe resaltar, que existe una diferencia importante en los valores obtenidos para el período julio 2020/julio 2021, entre esta metodología de actualización de fórmula ponderada y la investigación que realizamos anualmente. O sea, este tipo de actualización de fórmula ponderada solo debe ser usada como una referencia para actualizar valores en épocas de alta inflación, pero no suple ni presenta el grado de certeza que la habitual que realizamos. De ésta manera, se estima que para el 28 de febrero 2022 el valor actualizado del monto financiado por los Agentes de Salud sería de $4630 o sea, un incremento del 30 % respecto a los valores surgidos de este estudio.


NOTAS DESTACADAS
Bristol Myers Squibb presenta, junto a la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC) y con el apoyo de la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC), una iniciativa para generar conciencia sobre el melanoma y el cáncer de piel.
En un estudio publicado en The Lancet, los expertos afirmaron que las grandes causas de la impactante cifra de fallecidos son la mala calidad del aire y la insalubridad del agua.
"Con este convenio queremos no solo consolidar las actividades que ya estamos llevando a cabo de forma conjunta, sino ampliarlas para tener un mayor impacto en el país”, destaca Antoni Plasència, director general de ISGlobal.
Con la llegada del invierno aparecen muchas enfermedades respiratorias. Entre las más frecuentes se encuentran el resfrío común, la gripe, la neumonía y la bronquiolitis en los más chicos.
Algunas de la temáticas que se trataron fueron: la situación diagnóstica del área de Salud Mental; estadísticas de las líneas de cuidados; y el recurso humano.
Carlos Pinzón, coordinador del Grupo de Planeación en Salud Pública de la Dirección de Epidemiología y Demografía, explicó que ya se ha avanzado en la definición de los elementos estratégicos, conceptuales y operativos.
NOTAS PUBLICADAS
remediar
El documento destaca la distribución de más de 30 millones de tratamientos a 8.109 centros de salud e instituciones de todo el país que dan cobertura a 19 millones de personas.
cáncer_infantil_04
El cáncer infantil no es prevenible, sin embargo, si se detecta de manera precoz y se recibe un tratamiento oportuno, la posibilidad de curación es mayor, aseguran los especialistas.
campaña bs as
La iniciativa incluyó la compra de 5.175 tensiómetros por 19 millones de pesos que fueron entregados a los CAPS municipales para fortalecer el diagnóstico y el control de la enfermedad.
cansino vacuna
CanSino Biologics Inc. anunció que la Organización Mundial de la Salud otorgó la aprobación para el uso de emergencia de Convidecia.
DESTACADOS DE HOY