Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Portal Educativo
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
Aseguran que la activación del gen p53 en la piel previene el cáncer dermatologico

Viernes 21 Noviembre, 2014 en  Ciencia y Tecnología

A este gen se le llama “el guardián del genoma” porque se sabe que tiene un papel clave en corregir los errores, las mutaciones, que aparecen en nuestras células. Su inactivación en la piel no es suficiente para que una persona desarrolle un cáncer porque necesita otros factores.

MELANOMA

El gen p53 tiene un papel clave en corregir los errores que aparecen en nuestras células. Mediante la descamación, las células peligrosas son eliminadas. Si no hubiera descamación toda la población mundial tendría un cáncer de piel.

La piel no es solo el mayor órgano de nuestro cuerpo. También es el más expuesto a agresiones. Por eso la descripción de cómo se produce el proceso de limpieza de nuestra cubierta protectora para evitar que el daño de los rayos del sol, por ejemplo, sea una fuente generalizada de cáncer es un paso para entender el proceso de la oncogénesis y, llegado el caso, combatirla. Un trabajo liderado por Alberto Gandarillas, del Instituto de Investigación Marqués de Valdecilla (IDIVAL, Santander), ha determinado el papel del gen p53 en este proceso, lo que apunta a que su activación podría servir para prevenir estos cánceres. Lo publica Cell Reports, que lo lleva a portada. “Si no existieran estos mecanismos de protección, todos tendríamos cáncer de piel”, explica Gandarillas.

Su trabajo empieza por crear una piel a partir de células madre primarias (frescas, tomadas directamente de personas) que reproducen una epidermis normal, y sobre ellas, actuar para que presenten lesiones precancerosas. “Lo que hacemos es imitar lo que pasa cuando tomamos mucho sol”, explica Ana Freije, primera autora del trabajo. Y para ello anulan al supresor de tumores p53.

A este gen (una instrucción escrita en nuestro ADN) se le llama “el guardián del genoma” porque se sabe que tiene un papel clave en corregir los errores, las mutaciones, que aparecen en nuestras células (por radiación, rayos solares, tabaco, alimentos). Su inactivación en la piel no es suficiente para que una persona desarrolle un cáncer porque necesita otros factores –y, de hecho, hay personas que tienen muchas mutaciones que nunca llegan a hacer un cáncer, aclara el investigador-, pero sí que está ligado a la agresividad del cáncer (el p53 se encuentra mutado en el 50% de todos ellos).

En este caso, los científicos han estudiado un cáncer de piel, el escamoso. Es el segundo en frecuencia entre las neoplasias dermatológicas (representa aproximadamente un 20% del total), aunque “suele estar mal registrado”, dice Gandarillas, muchas veces porque se manifiesta como verrugas u otros problemas de piel localizados que se eliminan en la consulta del dermatólogo. “Pero en un 5% de los casos aparecen metástasis, que sí que son peligrosas”, advierte el científico. Lo que ellos han hecho ha sido provocar la lesión genética concreta, y han visto cómo se adelantaba la descamación, el pelado de la piel. “Aumenta de una manera imprevista. Si normalmente se produce cada tres o cuatro semanas, si inactivamos el gen p53 aparece en 48 horas”, apunta el investigador. “Es semejante a cuando la piel se pela tras tomar demasiado sol”. Así las células peligrosas son eliminadas.

El estudio tiene utilidades que podrían definirse como cercanas, y otras más lejanas. El cáncer de piel es de los que más está creciendo por los hábitos (tomar el sol, las cabinas de rayos UVA) y factores externos (el agujero en la capa de ozono). Aunque proporcionalmente los carcinomas escamosos de piel son menos peligrosos que los melanomas, como son tres veces más frecuentes el número total de muertes también es importante, indica Gandarillas, así que conocer el proceso es el primer paso para intentar frenarlo. “De hecho ya hay estudios sobre cómo activar o corregir las mutaciones del p53”, añade.

Pero, además, el cáncer de piel no es el único escamoso. También son de este tipo algunos de pulmón y otros de cabeza y cuello, que suelen ser agresivos. En estos casos el agente desencadenante no es el sol, sino el tabaco y el alcohol, afirma el investigador. Por eso ellos también podrían beneficiarse de los avances que se consigan.


NOTAS DESTACADAS
Las células de cáncer de Henrietta Lacks fueron tomadas sin su conocimiento en la década de 1950 y sentaron las bases de numerosos logros científicos.
El 19 de octubre se estará realizando el 2° Simposio Internacional de Neurociencias y Bienestar de Fundación INECO gratuito para la comunidad.
El viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios de Colombia, Luis Alexander Moscoso sostuvo que, para el Ministerio, la salud mental es una preocupación.
El portal es parte de una iniciativa de la OPS para rastrear los indicadores y las desigualdades del ODS-3, que se han agravado aún más durante el año pasado debido a la pandemia.
La venta de psicofármacos creció 4 veces más que la de medicamentos en general. Sin receta, en los hombres subió un 31,7% y en las mujeres, 14,2%. Ansiedad, estrés y automedicación, las causas más frecuentes.
NOTAS PUBLICADAS
estudio combinacion vacunas
El análisis preliminar arrojó resultados positivos tanto en el perfil de seguridad como en inmunogenicidad en los esquemas heterólogos que se implementan como parte del Plan Estratégico de Vacunación.
dengue 2
Sin tratamientos disponibles, el dengue infecta hasta 400 millones de personas cada año y el ritmo de los brotes va en aumento.
barbijo-1
Las autoridades indicaron que en la vía pública y espacios abiertos ya no será necesario utilizar mascarilla facial, cuando no haya aglomeración de personas.
Rusia covid
A pesar de disponer de suficientes vacunas, el gobierno de Vladimir Putin no logra impulsar la campaña y apenas el 40% de la población está inmunizada.
DESTACADOS DE HOY