Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
SEMINARIO SOBRE POLÍTICAS DE SALUD. “SALUD PARA TODOS. UNA NECESIDAD, UN DESAFÍO”
A desarrollarse el jueves 11 de Agosto en el Aula Magna de la Academia Nacional de Medicina, sita en Av. Gral. Las Heras 3092, Ciudad de Buenos Aires.

Habrá dos importantes conferencias brindadas por el Ministro de Salud de la Nación Dr Jorge Lemus y por el Superintendente de Servicios de Salud Luis Scervino.
El Dr. Lemus hablará sobre el Plan Nacional de Salud y el Dr. Scervino hará un análisis de situación de la seguridad social y la medicina privada.

INFORMES E INSCRIPCIÓN: Av. L. N. Alem 1067 Piso 12 CABA. Tel. 0810-333-3673. Lunes a Viernes de 12 a 19 hs.

INSCRIPCIÓN LIBRE
DESCARGAR PROGRAMA >>
Aseguran que las mujeres con obesidad conciben hijos más “envejecidos”

Viernes 21 Octubre, 2016 en  Ciencia y Tecnología

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Hasselt muestra que las mujeres que padecen obesidad antes de la concepción acaban teniendo hijos con telómeros más cortos.

telomeros
(ABC España) Los bebés nacidos de mujeres con exceso de peso tienen telómeros más cortos, por lo que podrían tener un mayor riesgo de enfermedades en etapas más avanzadas de la vida
 Los hábitos de vida de una persona influyen no solo sobre su salud, sino también sobre la de sus futuros hijos. Por ejemplo, ya se ha demostrado que el apetito de un varón condicionará el de sus futuros hijos incluso antes de que sean concebidos. O que los varones que fuman en la adolescencia condenan a sus futuros descendientes a tener un mayor riesgo de asma. Sin embargo, la relación entre los estilos de vida antes de la concepción y el estado de salud de los hijos no es exclusiva de los varones. De hecho, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Hasselt (Bélgica) muestra que las mujeres que padecen obesidad antes de la concepción acaban teniendo hijos con telómeros más cortos y, por tanto, con una mayor edad biológica de la que realmente tienen.Como explica Tim Nawrot, director de esta investigación publicada en la revista «BMC Medicine», «comparados frente a aquellos cuyas madres tuvieron un IMC normal, los bebés nacidos de mujeres con obesidad fueron más viejos a nivel molecular. Y es que tener unos telómeros más cortos significa que sus células tienen una menor esperanza de vida. Por tanto, mantener un IMC saludable durante la edad reproductiva de una mujer podría promover una mayor longevidad molecular de sus descendientes».

El tamaño importa
Los telómeros, esto es, las regiones de ADN situadas en los extremos de los cromosomas, juegan un papel esencial en la estabilidad del material genético –protegen a los cromosomas frente a la degradación– y en el mantenimiento de la juventud de las células y, por tanto, del organismo. El problema es que con cada división celular –o lo que es lo mismo, según envejecemos–, los telómeros se acortan. O lo que es lo mismo, pierden pares de bases de su estructura. Un aspecto muy importante dado que cuanto mayor es la longitud del telómero, mayor es la capacidad de la célula para dividirse. Además, numerosas investigaciones han constatado la relación existente entre la longitud de los telómeros y, por una parte, las enfermedades asociadas a la edad como las cardiovasculares y la diabetes tipo 2 y, por otra, una mayor mortalidad.

Así, el estudio tuvo por objetivo evaluar la existencia de una posible relación entre el IMC maternal y la longitud de los telómeros de sus neonatos. Y para ello contaron con la participación de 743 madres con edades comprendidas entre los 17 y los 44 años y de sus bebés.

Frente a aquellos cuyas madres tuvieron un IMC normal, los bebés nacidos de mujeres con obesidad fueron más viejos a nivel molecular
Tim Nawrot
Todas las participantes respondieron a un cuestionario en el que se recabó información sobre su IMC, su edad y la de sus parejas, su estado socioeconómico, su hábito tabáquico y la presentación de posibles complicaciones durante el embarazo. Y con objeto de medir la longitud de los telómeros de los descendientes, se analizaron las células del cordón umbilical de cada uno de los bebés justo después de su alumbramiento.

Como informa Dries Martens, co-autor de la investigación, «en nuestro trabajo descartamos otros factores que, cuando menos desde un punto de vista potencial, podrían asociarse a la longitud de los telómeros, como la edad de los padres en el momento del nacimiento del nenonato, su clase socioeconómica, el hábito tabáquico de la madre, el sexo del bebé o su peso al nacer».

Los resultados mostraron que los neonatos cuyas madres presentaban un IMC elevado tenían telómeros más cortos que los nacidos de mujeres con un peso normal. Concretamente, cada aumento de una única unidad del IMC se asoció con telómeros cuya longitud era 50 pares de bases más corta.

Bebés ‘envejecidos’
Y esta reducción de la longitud, ¿es realmente significativa? Pues sí, y mucho. De hecho, los estudios han mostrado que la población pierde entre 32,2 y 45,5 pares de bases de sus telómeros por año en la edad adulta. Por tanto, una reducción de la longitud de 50 pares de bases equivale a la pérdida que experimenta un adulto normal en un periodo de 1,1 a 1,6 años, lo que podría incrementar el riesgo de desarrollo de enfermedades crónicas en la etapa adulta.

Como refiere Tim Nawrot, «si bien los metanálisis previos sugerían una relación entre el IMC y la longitud de los telómeros en adultos, hasta nuestro trabajo no había ninguna evidencia sobre la asociación entre el IMC antes de la concepción y la longitud de los telómeros de los neonatos. Nuestros resultados refuerzan las evidencias de que un IMC maternal elevado influye en la programación fetal, pudiendo conllevar alteraciones en el desarrollo del feto y la aparición de enfermedades en etapas más avanzadas de la vida del bebé. Además, el impacto de nuestros resultados sobre la salud pública es considerable, pues a día de hoy en torno a un 30% de las mujeres en edad reproductiva de las sociedades opulentas presenta exceso de peso».

Y esta relación entre el IMC de las madres y los telómeros de sus hijos, ¿no podría estar asimismo influenciada, asimismo, por el IMC de los padres? Pues la verdad es que sí, dado que como concluyen los propios autores, «nuestro estudio podría estar limitado por la falta de información sobre el IMC parental, dado que trabajos previos ya han descrito los efectos epigenéticos sobre el bebé del peso del padre».


NOTAS DESTACADAS
La cita ya está planteada: del 24 al 27 de octubre de 2018 tendrá lugar el Xº Congreso Argentino de la Calidad en el Laboratorio Clínico organizado por la Fundación Bioquímica Argentina.
La primera ministra británica, Theresa May, anunció esta semana la creación de un Ministerio de la Soledad.
Los niños pequeños, los adultos mayores y quienes padecen enfermedades crónicas conforman los grupos más vulnerables. Desde COSSPRA recomiendan sostener hábitos para contrarrestar malestares frente a la persistencia del calor.
Los especialistas advierten de la necesidad de hacerse estudios a partir de los 40 años, aunque este cáncer surge, habitualmente, después de cumplir los 50 años de edad.
El cáncer de piel es el tipo más común de los cánceres en el ser humano y una de las principales causas es la exposición al sol sin protección. Por eso, el COSSPRA brinda algunos consejos para el cuidado durante la exposición solar.
Un estudio sugiere que al menos una parte de la reducción en la prevalencia del tabaquismo observada en los últimos 20 años se deba a la menor experimentación con cigarrillos entre los adolescentes.
NOTAS PUBLICADAS
microscopio1
El microscopio de quirófano, que fue adquirido a través de una inversión con fondos del hospital de 285 mil pesos, cuenta con visor ayudante y sistema de video para captura de imagen, entre otras características de última tecnología.
colas
La Organización Mundial de la Salud recomendó ayer vacunarse contra la fiebre amarilla a todas las personas que viajen a zonas afectadas de Brasil, y se disparó la demanda de la vacuna entre los argentinos que eligieron las playas de ese país.
Gripe vacuna
La llamada vacuna universal contra la gripe está pensada para ofrecer inmunidad contra las partes del virus que no cambian de un año para otro, ya que actualmente esta vacuna se reformula anualmente para adaptarse a las cepas del virus que van a ser más prevalentes.
prueba estudio
El investigador del CONICET Guillermo Castro dice que el objetivo es imprimir estructuras diseñadas a medida del paciente que puedan depositarse sobre el tejido dañado y evitar infecciones microbianas.
DESTACADOS DE HOY