Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
Bajó la mortalidad materna, pero sigue lejos la meta fijada para 2015

Lunes 7 Enero, 2013 en  Actualidad y Salud Pública

Trescientas dos mujeres fallecieron por causas vinculadas al parto y el embarazo, lo cual equivale a cuatro defunciones cada 10 mil nacidos vivos.

(Tiempo argentino) A pesar de los compromisos asumidos ante las Naciones Unidas, la Argentina sigue sin poder reducir de manera significativa sus índices de mortalidad materna. Según datos publicados en el Anuario Estadístico del Ministerio de Salud de la Nación, 302 mujeres fallecieron en 2011 por causas vinculadas al parto y el embarazo, lo cual representa una tasa de cuatro defunciones cada 10 mil nacidos vivos. Si bien la cifra implica una baja con respecto a 2010, cuando esa tasa fue de 4,4, y a 2009, cuando la mortalidad materna trepó al 5,5 por los efectos de la pandemia de la gripe A en embarazadas, repite los mismos niveles de 2008, 2005 y 2004.

En verdad, el índice está estancado desde hace 20 años, con cifras que oscilan entre 3,5 y 5,5, un dato que genera preocupación entre organismos internacionales (ver recuadro). De mantenerse esta tendencia, la Argentina no podrá cumplir con el Objetivo del Milenio de reducir el índice a 1,3 para el año 2015. Los abortos inseguros continúan siendo la principal causa de muertes maternas.

Según el documento de la Dirección de Estadísticas e Información en Salud, en 2011, 73 mujeres murieron por abortos clandestinos, es decir, un 24% del total de defunciones.

Sin embargo, la incidencia de este factor no es igual en todas las provincias: en Jujuy, casi la mitad de las muertes fueron por abortos, mientras que en Formosa, Salta y San Juan, la interrupción insegura del embarazo produjo entre el 33 y el 36% de las defunciones. Entre las otras causas están las obstétricas directas (hipertensión, hemorragia posparto, sepsis y complicaciones del puerperio) y las indirectas vinculadas a las enfermedades del sistema respiratorio, circulatorio y VIH. Las primeras representan la mitad de las muertes; las segundas, el 27 por ciento.

El mapa de la mortalidad materna a nivel nacional revela una fuerte inequidad regional en el acceso a la salud. Por ejemplo, una formoseña tiene casi diez veces más posibilidades de morir por causas vinculadas al embarazo y el parto que una habitante de la Ciudad de Buenos Aires, donde la tasa es de 1,3, la más baja del país.
 
Formosa es una de las provincias con cifras más altas en la última década. En 2011, su índice de 12,3 triplicó al nacional. Pero además, otras 13 provincias, pertenecientes sobre todo al NEA y NOA, se encuentran por encima del promedio: Catamarca, Corrientes, Chaco, Chubut, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, San Juan, Santiago del Estero y Tierra del Fuego.
 
Que aun así la mortalidad materna haya bajado se explica por el descenso en la provincia de Buenos Aires, donde viven uno de cada cuatro ciudadanos. Allí se registró una caída de casi un 30%, tras años de estancamiento: de 4,3 muertes durante 2010 a 3,2 en 2011. Según advirtieron desde el Programa de Maternidad e Infancia, esa baja se explica por la creación del Observatorio de la Salud Materna y la prevención de la violencia obstétrica. La directora de esa área, Flavia Raineri, anticipó a Tiempo Argentino que ahora el reto es centrarse en las causas relacionadas con el aborto inseguro, que supusieron el 34% de esas muertes, una cifra superior al 24% nacional.
Otro dato que llama la atención del Anuario 2011 es la cantidad de adolescentes menores de 19 años que fallecieron por causas obstétricas, 36 en total, es decir, un 12% a nivel nacional. Diez de esas muertes evitables fueron por abortos clandestinos. La franja etaria con mayor cantidad de víctimas es la que va entre los 25 y los 34, que representan un 45 por ciento. «lejos de cumplir con el objetivo del milenio
 
Más allá de su relevancia a nivel nacional, la mortalidad materna es uno de los índices que se utilizan para medir el desarrollo de un país, y el derecho a la salud pública. Este año, la Organización Mundial de la Salud, UNICEF, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y el Banco Mundial elaboraron un informe en el que se estima una tasa de la mortalidad materna en el país muy superior a las cifras proporcionadas por la cartera sanitaria. Según este trabajo, en 2010 murieron 77 mujeres cada 100 mil niños vivos, mientras que el ministerio había determinado para ese año una tasa de 4,4 muertes.
La diferencia entre ambas cifras estaría determinada por el subregistro de casos del Estado Nacional, que los organismos internacionales intentaron paliar.
El estudio reveló que la Argentina es el único país del Cono Sur que no pudo disminuir la tasa de mortalidad materna en las últimas dos décadas, de 1990 a 2010. El estancamiento argentino resulta especialmente preocupante si se lo compara con las tendencias descendentes del 57%  de sus vecinos.  Según el informe, en Brasil mueren 56 mujeres cada 100 mil nacidos vivos; en Chile, 25; y en Uruguay, 29.
De este modo, la Argentina se distancia cada vez más de cumplir con el compromiso asumido en la firma de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en el año 2000. Según lo acordado, el país debería alcanzar para 2015 una tasa de 1,3. Pero si continúa con esta tendencia, el propósito vinculado a la mortalidad materna será el único que el país no estará en condiciones de cumplir. 

NOTAS DESTACADAS
'Match' es una historia de amor en tiempos modernos que busca concientizar a las personas sobre la importancia de ser donantes de órganos y la de aumentar el número de donantes en Argentina.
Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dejaron de nombrar esta mutación como “de interés”, para recategorizarla en vista al crecimiento de casos que tiene en Reino Unido.
Así lo aseguró la ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien participó del Foro Internacional "Geopolítica de las vacunas. Hacia una estrategia argentina de desarrollo y producción", organizado por el Consejo Económico y Social (CES).
El cáncer de próstata es el segundo más común en hombres a nivel mundial y en el país ocupa el primer puesto.
En la Argentina y en el mundo, diversos estudios de efectividad muestran el impacto positivo de la vacunación.
Carissa F. Etienne, agradeció el compromiso del Gobierno de los Estados Unidos a través de su plan para compartir dosis de vacunas contra la COVID-19 mediante COVAX.
NOTAS PUBLICADAS
coronavirus
El colegio de médicos de Chile reclama que el Gobierno endurezca las medidas contra la COVID-19. El país vive un elevado repunte de casos, con una media de 7000 infectados y 100 muertes al día. Los hospitales se encuentran colapsados y la capital vuelve a estar confinada por tercera vez. La(...)
riñon
Los especialistas estiman que a nivel global se redujo cerca de un 30% el diagnóstico de cáncer de riñón en 2020.
vacunacion extramuro
Paula Daza presentó un operativo de vacunación extra muro en la casa central de la Universidad Santo Tomás para facilitar la vacunación de los estudiantes.
Equipo de investigación
El equipo de investigadores dirigido por el Dr. Germán González obtuvo el Premio Rafael A. Bullrich 2020.
DESTACADOS DE HOY