Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
COVID-19: el daño pulmonar y cardíaco mejora con el tiempo

Martes 8 Septiembre, 2020 en  Actualidad

Los pacientes con coronavirus deben comenzar la rehabilitación lo antes posible y pasar el menor tiempo posible inactivos.

pulmones

(ABC) Los pacientes con Covid-19 pueden sufrir daño pulmonar y cardíaco a largo plazo pero, para muchos, este tiende a mejorar con el tiempo, según el primer seguimiento prospectivo de pacientes infectados por el coronavirus, presentado en el Congreso Internacional de la Sociedad Europea de Respiración.

Los investigadores reclutaron pacientes con coronavirus para su estudio, que fueron hospitalizados en la Clínica Universitaria de Medicina Interna en Innsbruck, el Hospital St Vinzenz en Zams o el centro de rehabilitación cardiopulmonar, en Münster (Austria). En su presentación han informado sobre los primeros 86 pacientes inscritos entre el 29 de abril y el 9 de junio, aunque ahora cuentan con más de 150 pacientes participando.

Se programó que los pacientes regresaran para su evaluación seis, 12 y 24 semanas después de su alta del hospital. Durante estas visitas se realizaron exámenes clínicos, análisis de laboratorio, análisis de las cantidades de oxígeno y dióxido de carbono en sangre arterial, pruebas de función pulmonar, tomografías computarizadas (TC) y ecocardiogramas.

En el momento de su primera visita, más de la mitad de los pacientes tenían al menos un síntoma persistente, sobre todo disnea y tos, y las tomografías computarizadas aún mostraban daño pulmonar en el 88% de los pacientes. Sin embargo, en el momento de su siguiente visita 12 semanas después del alta, los síntomas habían mejorado y el daño pulmonar se redujo al 56%. En esta etapa, es demasiado pronto para tener resultados de las evaluaciones a las 24 semanas.

«La mala noticia es que las personas muestran deterioro pulmonar por COVID-19 semanas después del alta; la buena noticia es que el deterioro tiende a mejorar con el tiempo, lo que sugiere que los pulmones tienen un mecanismo para repararse a sí mismos» , señala Sabina Sahanic, de la Clínica Universitaria de Innsbruck.

La edad media de los 86 pacientes incluidos en esta investigación fue de 61 años y el 65% eran varones. Casi la mitad era fumador o exfumador y el 65% de los pacientes hospitalizados con COVID-19 tenían sobrepeso u obesidad. Dieciocho (21%) habían estado en una unidad de cuidados intensivos (UCI), 16 (19%) habían tenido ventilación mecánica invasiva y la duración promedio de la estadía en el hospital fue de 13 días.

“En la visita de 12 semanas, la disnea había mejorado y estaba presente en 31 pacientes (39%), pero 13 pacientes (15%) seguían tosiendo”.

Un total de 56 pacientes (65%) mostraron síntomas persistentes en el momento de su visita de seis semanas; La dificultad para respirar (disnea) fue el síntoma más común (40 pacientes, 47%), seguido de la tos (13 pacientes, 15%). En la visita de 12 semanas, la disnea había mejorado y estaba presente en 31 pacientes (39%), pero 13 pacientes (15%) seguían tosiendo.

Las tomografías computarizadas mostraron que la puntuación que define la gravedad del daño pulmonar general disminuyó de ocho puntos a las seis semanas a cuatro puntos a las doce semanas. También mejoró el daño causado por la inflamación y el líquido en los pulmones causado por el coronavirus, que aparece en las tomografías computarizadas como manchas blancas, estuvo presente en 74 pacientes (88%) a las seis semanas y 48 pacientes (56%) a las 12 semanas.

En la visita de seis semanas, los ecocardiogramas mostraron que 48 pacientes (58,5%) tenían disfunción del ventrículo izquierdo del corazón en el punto en que se relaja y dilata (diástole). Los indicadores biológicos de daño cardíaco, coágulos de sangre e inflamación fueron todos significativamente elevados.

“Los hallazgos de este estudio muestran la importancia de implementar una atención de seguimiento estructurada para los pacientes con infección grave por COVID-19”

Sahanic ha explicado que no creen que la disfunción diastólica del ventrículo izquierdo sea específica de COVID-19, «sino más bien un signo de la gravedad de la enfermedad en general. Afortunadamente, en la cohorte de Innsbruck, no observamos ninguna disfunción cardíaca grave asociada al coronavirus en la fase posaguda. La disfunción diastólica que observamos también tendió a mejorar con el tiempo», ha añadido.

A su juicio, «los hallazgos de este estudio muestran la importancia de implementar una atención de seguimiento estructurada para los pacientes con infección grave por COVID-19. Es importante destacar que la TC reveló daño pulmonar en este grupo de pacientes que no fue identificado por las pruebas de función pulmonar –ha resaltado–. Saber cómo los pacientes han sido afectados a largo plazo por el coronavirus podría permitir que los síntomas y el daño pulmonar se traten mucho antes y podría tener un impacto significativo en las recomendaciones y consejos médicos adicionales».

En una segunda presentación en el congreso, Yara Al Chikhanie, de la Universidad de los Alpes de Grenoble (Francia), ha explicado que cuanto antes los pacientes con COVID-19 comiencen un programa de rehabilitación pulmonar después de salir de los ventiladores, mejor y más rápida su recuperación.

“La rehabilitación pulmonar, que incluye ejercicios físicos y consejos sobre el manejo de los síntomas, incluida la dificultad para respirar y el trastorno de estrés postraumático, es fundamental para ayudar a los pacientes a recuperarse por completo”.

Los pacientes con COVID-19 grave pueden pasar semanas en cuidados intensivos con respiradores. La falta de movimiento físico, además de la infección e inflamación severas, conduce a una pérdida muscular severa y los músculos para respirar también se ven afectados, lo que debilita la capacidad respiratoria.

La rehabilitación pulmonar, que incluye ejercicios físicos y consejos sobre el manejo de los síntomas, incluida la dificultad para respirar y el trastorno de estrés postraumático, es fundamental para ayudar a los pacientes a recuperarse por completo.

Al Chikhanie utilizó una prueba de marcha para evaluar el progreso semanal de 19 pacientes que habían pasado un promedio de tres semanas en cuidados intensivos y dos semanas en una sala de pulmón antes de iniciar la rehabilitación pulmonar.

«El hallazgo más importante fue que los pacientes que fueron admitidos a rehabilitación pulmonar poco después de salir de cuidados intensivos, progresaron más rápido que aquellos que pasaron un período más largo en la sala de pulmones donde permanecieron inactivos -señala Al Chikhanie-. Y cuanto antes comenzara la rehabilitación y más tiempo duró, más rápido y mejor fue la mejora en la capacidad de caminar y respirar de los pacientes y la ganancia muscular». Pero a pesar de la mejora significativa, el período promedio de tres semanas de rehabilitación no fue suficiente para que se recuperaran por completo.

«Estos hallazgos sugieren que los médicos deben comenzar la rehabilitación lo antes posible, que los pacientes deben tratar de pasar el menor tiempo posible inactivos y que deben inscribirse con motivación en el programa de rehabilitación pulmonar -ha resumido-. Si sus médicos consideran que es seguro, los pacientes debe comenzar los ejercicios de fisioterapia mientras aún se encuentra en la sala de pulmones del hospital».


NOTAS DESTACADAS
Surgido del interés y consenso de las provincias, la formación está dirigida a profesionales de psicología, terapia ocupacional, trabajo social, musicoterapia y enfermería.
A medida que los casos llegan a 10 000 en la Región, los Estados Miembros celebran una Sesión Especial del Consejo Directivo de la OPS para discutir el mejor uso de los limitados suministros mundiales de vacunas.
La actividad tendrá lugar en la ciudad de Washington, DC, del 15 al 19 de agosto. Organizado por la Fundación para el Estudio e Investigación de los Sistemas de Salud (FEISS) y Development Outcomes Organization (DOO).
La distribución se realizó a nivel nacional de acuerdo a la programación realizada por la estrategia sanitaria de Inmunizaciones.
Hasta el 7 de agosto se recuerda la importancia de este acto para la salud de los bebés y sus familias. Hay encuentros abiertos a la sociedad y capacitaciones para profesionales sobre el tema.
Se firmó un convenio entre el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y la Fundación Esteban Bullrich, a fin de abrir el llamado al I Concurso de Investigación Social sobre la esclerosis lateral amiotrófica.
NOTAS PUBLICADAS
Moderna
La mRNA-1273.222 contiene la cepa BA.4 y BA.5 de Ómicron y se está desarrollando de acuerdo con las recientes recomendaciones de la FDA, mientras que la mRNA-1273.214 contiene la cepa BA.1 de Ómicron.
virtual
En el marco de la digitalización como vínculo con sus afiliados, OSJERA pone a disposición el Libro de sugerencias, reclamos y agradecimientos.
VisitaPlantasVarifarma
La compañía farmacéutica nacional será la encargada de registrar y distribuir más de 20 vacunas y productos hemoderivados.
2_54
Entre el 25 julio y el 3 de agosto, vecinos y vecinas de la Ciudad de Buenos Aires se acercaron a los Puntos de Bienestar para aplicarse la vacuna que protege contra el tétanos y la difteria.
DESTACADOS DE HOY