Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Portal Educativo
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
Cuáles son las secuelas que más se observan en el corazón

Jueves 19 Agosto, 2021 en  Prevención

Mucho se habla del impacto del virus SARS-CoV-2 luego de la fase aguda, pero cuáles son las consecuencias a nivel cardíaco.

corazon-2

(Infobae) Se sabe que algunas personas que padecen COVID-19 permanecen con secuelas de la enfermedad algunos meses después del alta epidemiológica. Es lo que los especialistas dieron en llamar COVID prolongado, long COVID o síndrome post COVID.

Y como casi todo desde el inicio de la pandemia, son el tiempo y las investigaciones los que pueden dar respuestas a los interrogantes que plantea la enfermedad causada por el SARS-CoV-2.

Mucho se habla del impacto del coronavirus luego de la fase aguda, pero poco se abordan las consecuencias a nivel cardíaco. Según un reciente estudio publicado en la Red JAMA se encontró que habían pasado 79 días desde el diagnóstico de coronavirus hasta que un grupo de personas recuperaron su frecuencia cardíaca normal en reposo.

Según vieron los investigadores, “una de cada seis personas que sufrieron COVID-19 enfrentará latidos cardíacos irregulares y niveles reducidos de energía durante al menos cuatro meses después de experimentar sus síntomas iniciales”.

Entonces. ¿Cuáles son las secuelas en el corazón de pacientes post COVID-19? En el marco de una serie de notas con expertos latinoamericanos en salud que se estrena con este artículo, Infobae convocó a los cardiólogos Fernando Botto y Andrés Orlandini, reconocidos especialistas del grupo científico regional e internacional Estudios Clínicos Latino América (ECLA) que compartieron su visión.

Consultado por InfobaeFernando Botto, cardiólogo con larga experiencia en cuidados críticos cardiovasculares, miembro del Departamento de Investigaciones Clínicas de Estudios Clínicos Latino América (ECLA), explicó: “Se habla un montón del corazón en el post COVID, pero primero hay que advertir que las secuelas cardíacas no están bien medidas, en ningún lado. En estos días se publicó en la revista Nature una revisión muy grande de pacientes post COVID en donde se observó una gran heterogeneidad en lo que se había reportado, con más de 50 efectos a largo plazo de COVID-19 reportados . En los estudios publicados en revistas científicas importantes puntuales, es muy poco el post COVID-19 cardíaco reportado”.

Una cosa es el coronavirus en pacientes agudos, en donde la gran mayoría de los pacientes que terminan internados desarrollan neumonía, un problema respiratorio. Ahora bien, el internado que es un paciente grave tiene lo que se llama injuria miocárdica, un impacto en el músculo cardíaco por la gravedad del cuadro respiratorio, pero es muy variable ya que va desde 10 a 40% en las series que hay publicadas. Lo que ocurre es que es un daño que un grupo de esos pacientes, les va mal y son los que se mueren, en el contexto del combo de neumonía, corazón y cuadro inflamatorio agudo, y luego se ve un número muy grande de personas que van revirtiendo este daño miocárdico”, advirtió.

Según el reconocido cardiólogo, los que quedan con daño miocárdico crónico, no se sabe cuántos son. Un estudio alemán con resonancia magnética que hizo mucho ruido alertaba que el número era muy grande. Señalaba que el 70% quedaba con algún grado de compromiso del miocardio, miocarditis. Pero esta investigación fue refutada por la comunidad científica ya que era muy seleccionado el grupo de participantes, es decir que la mitad de ellos tenían un cuadro severo. Entonces esto motivó respuestas de otros grupos, científicos americanos que reportaron estudios en deportistas jóvenes, de una universidad, y luego de analizar muchos pacientes que habían tenido COVID-19 leve y moderado. “Observaron que menos del 1% de la muestra tenía daño miocárdico mediante una resonancia magnética. Un estudio reportó 70% y otro 1%, y esto nos marca que hay una gran heterogeneidad en los resultados”, resaltó.

Los especialistas coinciden en que, según estos últimos estudios que siguen el Síndrome Post COVID-19, que analizan a pacientes que persisten con síntomas en el tiempo, son muy pocos los que quedan con daño cardíaco. Pero no obstante ello, posterior al alta, a esas primeras dos semanas de la fase aguda de la enfermedad, se observa poco daño cardíaco concreto. Eso implica que la gente tiene que hacer una evaluación médica post coronavirus, de todas formas.

Entre el 40 y el 80% de los casos post COVID-19 quedan con síntomas. Son pacientes que quedan con distintos tipos de malestares, entre ellos decaimiento, fatiga, dolor de cabeza, quedan con trastornos del gusto, del olfato, con depresión, ansiedad, problemas para dormir. Si uno quisiera mirar solamente síntomas cardíacos en este post COVID, son pocos. El número exacto, por experiencias en ECLA e ICBA: la falta de aire le queda al 10, 15%; en donde no puede aseverar que sea cardíaca, ya que es más frecuente en aquellos pacientes que tuvieron complicaciones respiratorias”, puntualizó Botto.

La miocarditis, inflamación que se localiza en el músculo cardíaco, puede tener implicancias serias en términos de arritmias o de insuficiencias cardíacas. Las investigaciones que han mostrado esto, indicaron que puede suceder en el 1% de los casos. Según ejemplificó a Infobae el cardiólogo de ECLA, un número de pacientes grandes del ICBA, la miocarditis se observó en un poco menos del 1%, en pacientes cardiovascularesSe sabrá recién el número exacto de miocarditis post COVID-19 en unos años, dos o tres años cuando se analicen las investigaciones grandes, pero hay mucha heterogeneidad en los reportes, se utilizaron distintas definiciones, diferentes protocolos médicos de evaluación y edades en las poblaciones.

“Otro padecer que se ve post COVID-19, pero en muy bajo porcentaje de incidencia, es la pericarditis: el pericardio es la membrana que envuelve al corazón, que también puede inflamarse y desencadena esta afección. En algunas experiencias también es poco frecuente lo que se ha reportado, con menos del 1% de los casos”, apuntó. y señaló: “En estos casos y aunque parezca un número menor, merece o motiva una consulta médica post COVID-19”, recomendó y agregó: “Hay que tranquilizar a la población, pero simultáneamente es muy importante en ese 1% y vale la pena acudir a una evaluación médica, a partir de las dos semanas del alta”.


NOTAS DESTACADAS
Comenzó el proceso de vacunación en niños y niñas en edad pediátrica (de 6 a 11 años), luego que el ISP aprobara hace una semana el uso de la vacuna CoronaVac para este segmento.
Durante los meses de septiembre y octubre la universidad se encontrará realizando las inscripciones para cursos introductorios.
La Secretaría de Deportes de la COMRA informó que se reprogramó para diciembre de este año el tradicional evento deportivo que reúne a profesionales de todo el país.
La iniciativa se enmarca dentro del plan “18 Seguro, Testeo Oportuno” y busca incentivar a las personas a testearse, ampliando las tomas de muestras en horarios vespertinos, fuera del horario laboral.
La Facultad de Psicología y Psicopedagogía de la Universidad Católica Argentina (UCA) abrió una nueva carrera para 2022: la Licenciatura en Terapia Ocupacional, que tendrá una duración de cuatro años.
Hasta el 12 de septiembre, quienes identifiquen síntomas de la enfermedad, podrán solicitar un turno gratuito con especialistas en reumatología y dermatología de diversos puntos del país.
NOTAS PUBLICADAS
examen on line
En virtud de los inconvenientes ocurridos en el Concurso Único para las Residencias 2021 que se llevó a cabo el martes, las autoridades nacionales decidieron otorgar la posibilidad de rendir un nuevo examen.
presidente ONU
El nuevo presidente de la Asamblea General de la ONU, Abdulla Shahid, considera que miles de millones de personas que luchan contra la pandemia, la devastación o los conflictos en el mundo necesitan de la esperanza.
Alzheimer
La proteína amiloide fabricada en el hígado puede causar neurodegeneración en el cerebro, según un nuevo estudio publicado en la revista de acceso abierto PLOS Biology.
depresion
La OPS afirmó que los impactos económicos, sociales y emocionales generados por la pandemia de COVID-19 han exacerbado los factores de riesgo asociados a las conductas suicidas.
DESTACADOS DE HOY