Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
Cuando el rehabilitador es un robot

Lunes 16 Diciembre, 2013 en  Actualidad

Exoesqueletos como Exo-H1 permiten sustituir las terapias manuales, intensificar la terapia física y lograr la repetición precisa de los movimientos, dicen los expertos.

robot

(El mundo.es) Hace 15 años, José Luis Pons decidió apostar por la unión de ingeniería y medicina. Confiaba en lo que la robótica podría aportar a un ámbito como el de la rehabilitación pero no sabía cuál iba a ser el resultado del envite. Hoy, el Grupo de Bioingeniería que dirige en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas es uno de los más punteros en este campo y está aportando nuevas soluciones para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad.

El equipo de Pons se ha centrado fundamentalmente en la aplicación de tecnología robótica para la rehabilitación de personas con discapacidad motora originada por trastornos neurológicos (pacientes con lesión medular, que sufren las secuelas de un accidente cerebrovascular o padecen problemas como el Parkinson, entre otros).

Sus aportaciones, que se presentaron esta semana en la Real Academia de Ingeniería, intentan alejarse de las grandes estructuras aparatosas e independientes e intentan alcanzar cierta simbiosis con el paciente.

“Nuestro objetivo es mostrar cómo desde la investigación se puede ir evolucionando y que los resultados se transfieran pronto a los pacientes”, señala Pons, que desde que se centró en el ámbito de la salud quiso desarrollar un exoesqueleto que pudiera ayudar en la recuperación de la marcha a las personas que, por diferentes razones, hubieran perdido parcialmente la capacidad de andar.

Tras varios prototipos complejos, el Grupo de Bioingeniería acaba de ultimar los detalles de Exo-H2, un sistema robótico de miembro inferior que combina robótica y terapia neuroprotésica y puede emular por completo el acto de caminar. El dispositivo, que ha de utilizarse con un sistema de estabilización -como bastones o andadores-, resulta muy útil para las terapias de rehabilitación, ya que sus patrones de marcha pueden modificarse para adaptarse a las necesidades del paciente.

Además, dotado de una batería con tres horas de autonomía, permite al afectado la deambulación, lo que, según Pons, puede ser muy importante para el proceso de recuperación ya que favorece la motivación y la implicación activa.

“Hoy en día, se utiliza fundamentalmente la fisioterapia y la terapia ocupacional para que la persona vuelva a tener control sobre sus miembros”, expone Pons.

Exoesqueletos como Exo-H1 permiten, entre otras ventajas, sustituir las terapias manuales, intensificar la terapia física y lograr la repetición precisa de los movimientos, añade el experto. Todo ello ayuda a potenciar el efecto neuroplástico de la medula y, en definitiva, que el cerebro vuelva a aprender en la medida de lo posible las habilidades perdidas.

Por otro lado, a través de unos sensores, el exoesqueleto también está diseñado para monitorizar la actividad neurofisiológica del paciente.

Conocer qué pasa en el cerebro y los músculos del afectado permite adaptar mejor la terapia y optimizar el abordaje, señala el creador de este aparato que, en un futuro, también quiere dirigirse a la asistencia de personas con discapacidad motora que no son susceptibles de rehabilitación.

Los exoesqueletos de miembros inferiores no son los únicos prototipos de éxito que han salido del laboratorio del Grupo de Bioingeniería del CSIC. Científicos de este departamento también han desarrollado un dispositivo que se coloca en los brazos y que permite controlar los temblores involuntarios que producen enfermedades como el Parkinson.

La característica principal de este exoesqueleto es que permite entender lo que está ocurriendo en el cuerpo y, después, actuar en consecuencia. “Podemos medir la actividad de los músculos y medir el movimiento. A través de un algoritmo, distinguimos lo que es movimiento voluntario y lo que es temblor, lo separamos y el dispositivo aplica una acción compensatoria para suprimirlo”, explica Eduardo Rocon, investigador del Grupo de Bioingeniería y principal creador de este exoesqueleto.

La primera versión de este dispositivo era un aparato voluminoso que resultaba molesto para los pacientes que lo probaron. “Para ellos tener que llevar algo tan aparatoso resultaba más limitante y provocaba más exclusión social que el temblor en sí”, señala Rocon quien, a raíz de esa percepción, se puso a trabajar en una solución textil que pudiera llevarse debajo de la ropa.

De momento, se ha probado en 30 pacientes en los que el resultado ha sido muy bueno. “Hemos visto que el paciente puede sacar una tarjeta de la cartera o abrocharse un botón, actividades de la vida cotidiana que son muy importantes”, añade Rocon.

El siguiente paso, que ya está en desarrollo, consiste en colocar el dispositivo bajo la piel, de modo que se integre perfectamente con el cuerpo del paciente.

“La línea que separe el robot del humano será cada vez más difusa”, señala el investigador. “El futuro pasa por sistema híbridos entre robots y humanos que permitan a las personas con algún tipo de discapacidad llevar una vida lo más normal posible”, concluye.


NOTAS DESTACADAS
El Parque Sanitario N° 3, de Mariano Roque Alonso, recibió el segundo lote de medicamentos producto de una cooperación del Gobierno de los Estados Unidos, que refuerza la disponibilidad a nivel nacional.
En 2020, por la pandemia, desde FUNDALEU registraron cierta demora de los pacientes en consultar con un profesional de la salud tras la aparición de síntomas.
Bajo el lema ‘Adaptarse al cambio: Preservar la atención en un mundo nuevo’, la Fundación de la Hemofilia hizo un llamado para que los pacientes conozcan mejor su enfermedad.
El anuncio se ha producido tras el análisis de los datos extraídos de las más de 64,5 millones de dosis administradas en todo el mundo.
Un especialista explica de qué se trata esta enfermedad que afecta a más de 7 millones de personas en América Latina y proporciona medidas de prevención.
El Hospital Británico se suma al objetivo de crear conciencia sobre la importancia del cuidado de ésta e invita a una charla abierta a la comunidad.
NOTAS PUBLICADAS
UTI
El total de personas que cursaban anoche el Covid-19 en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) -que atiende a los pacientes con mayores complicaciones- llegó a 4366 a nivel nacional.
psoriasis
Un equipo de investigación del Instituto de Investigación del Cáncer de la Universidad Médica de Viena ha logrado identificar un nuevo factor en la transmisión de señales del sistema inmunológico.
Neumonia
La neumonía es una enfermedad infecciosa del sistema respiratorio causadas por microorganismos, que suele producirse en consecuencia de otras afecciones como gripe y resfrió.
vph
11 organizaciones científicas, agrupaciones de pacientes y fundaciones lanzaron la campaña #PrevengamosElVPH, la cual consta de diversos recursos que circulan a través de redes sociales y una página web informativa.
DESTACADOS DE HOY