Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
SEMINÁRIO DE ÉTICA EN EL GERENCIAMIENTO DE LA SALUD ROMA 2018.
Se desarrollará en la ciudad de Vaticano, destinado a crear el concepto de la bioética en la toma de decisiones en los gerenciadores del sistema de salud.

Pre-Inscripción y más información >>
Cuando los minutos cuentan

Viernes 19 Octubre, 2018 en  Medicina Privada

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en Argentina tanto en hombres como mujeres. Se calcula que en nuestro país hay alrededor de 40 mil infartos al año.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en nuestro país y a nivel global, seguidas por el cáncer, las enfermedades respiratorias, traumatismo, diabetes y enfermedades del riñón. Todas ellas, excepto los traumatismos, se engloban bajo la denominación de enfermedades crónicas no transmisibles.

Aproximadamente, el 70% de las muertes globales ocurren en personas que padecen estas enfermedades y casi el 40 % de éstas afectan a individuos entre los 30 y los 69 años.  Además casi el 90 % de estas muertes se dan en países de ingresos bajos o medios.

Dentro de este grupo de enfermedades crónicas no transmisibles, la enfermedad cardiovascular ( infarto y ACV o stroke) ocupa el primer lugar por prevalencia y dentro de ésta el infarto agudo de miocardio constituye la principal causa de muerte. Si bien en muchos casos se puede salvar la vida de la persona afectada,  un tercio de quienes sufren un infarto  no llega a los centros de salud, siendo el tiempo el factor principal que determinará la sobrevida del paciente.

El Dr. Carlos Barrero, Jefe de Cardiología de la Clínica Bazterrica y de la Clínica Santa Isabel mencionó, “En un tercio de los infartos, en los que la arteria se obstruye completamente se desarrolla lo que se llama una arritmia maligna, en la que el paciente necesita una atención inmediata. Este es la situación más grave dentro del infarto agudo de miocardio, ya que el paciente tendrá poco tiempo para recibir la atención adecuada. En el resto, el tiempo trascurrido entre los síntomas y la atención médica es primordial para, no solo salvar al músculo cardíaco sino también la vida del paciente. Una vez que el paciente nota los primeros síntomas debe comunicárselo a alguien y así pedir ayuda urgente”, menciona el Dr. Barrero. El infarto requiere de atención inmediata, ya que a medida que pasa al tiempo, el músculo cardíaco se va muriendo. Si la atención se recibe en las primeras dos horas se puede recuperar hasta un 80% del músculo cardíaco afectado, un 40% luego de las dos horas y solo un 20% si el paciente recibe atención pasadas 4 horas del comienzo de los síntomas.

“Si bien hay algunos infartos que pueden ser asintomáticos, la mayoría de las veces hay señales muy claras. El dolor intenso en el pecho, junto con sudoración, vómitos, náuseas, la opresión que puede irradiarse a la mandíbula, al brazo, o bien en el medio de los omóplatos, el dolor agudo en la boca del estómago; todos pueden ser síntomas de un infarto, que en una persona con factores de riesgo debe darle la pauta de llamar a la urgencia médica”, aclaró el Dr. Barrero, Presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología 2011.

Las demoras en la atención muchas veces no responden a la falta de llamado del paciente. A veces los equipos de hemodinamia se demoran, los trámites administrativos, la atención en guardia o hasta la lectura del electrocardiograma, pueden hacer que el paciente reciba atención luego de las dos primeras horas de presentar los síntomas. El Dr. Barrero señaló que, “Se debe manejar un protocolo en el que todas las partes de la cadena estén integradas para atender al paciente infartado en los primeros 90 minutos del comienzo de los síntomas”, y agregó, “en las Clínicas Bazterrica y Santa Isabel ya poseemos un sistema integrado con la prepaga Omint  (código de Infarto). Al detectar el sistema de emergencia en domicilio de Omint un posible infarto en curso, se comunica con el médico de Unidad  Coronaria a través de una línea directa por la que envía los electrocardiogramas. De confirmarse el diagnóstico se prepara el equipo de  hemodinamia mientras el paciente es trasladado con lo que las demoras al tratamiento se reducen de manera sustancial”.

La mayoría de los infartos son prevenibles, se trata de muertes prematuras que en general están asociadas  a un estilo de vida no saludable: tabaco, ingesta abundante de sal, sedentarismo, alimentación pobre en frutas y verduras,  y rica en grasas saturadas y azúcares. Así, la hipertensión arterial, el tabaquismo, la diabetes, el colesterol, el sobrepeso y la falta de actividad física constituye factores de riesgo predisponentes para sufrir un infarto. En muchos casos, existen varios factores asociados constituyendo un verdadero síndrome metabólico. Entonces, el enfoque debe ser global sobre el estilo de vida. ”Si el paciente se controla la presión, se realiza los estudios de sangre, pero no modifica su estilo de vida (sigue hipertenso y con azúcar elevado por ejemplo)  el tratamiento no sirve y el riesgo de sufrir un infarto es el mismo”, señaló el Dr. Barrero.

Las personas hipertensas, que tienen sobrepeso, colesterol, altos niveles de azúcar en sangre, son tabaquistas y llevan una vida sedentaria están en riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular. Para ello, llevar una vida saludable, incorporando frutas y verduras, realizando deporte, controlando la presión, el azúcar en sangre y el colesterol, consumiendo poca sal y dejando de fumar hará que el riesgo de padecer este tipo de enfermedades sea menor.

“Más allá del tratamiento integral que el paciente deberá seguir con el médico, se debe hacer foco en la educación. Es muy importante que se les enseñe a los más chicos a llevar un estilo de vida saludable, con una buena alimentación, realizando actividad física y sabiendo que este tipo de enfermedades pueden y deben prevenirse”, concluyó el Dr. Barrero.


NOTAS DESTACADAS
El curso tiene una duración de cuatro meses (mayo a agosto), cuenta con la posibilidad de optar por “Modalidad a Distancia”, se entrega certificado de asistencia y aprobación luego de examen final y requiere Título Secundario para inscribirse.
Participaron gerentes generales de los laboratorios de innovación, autoridades de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación, del PAMI y de la Superintendencia de Servicios de Salud.
Lo hicieron investigadoras españolas. Ahora deberá ser probado en humanos. Investigadores argentinos dicen que es auspicioso, pero prefieren la cautela.
Fue creada debido a la alta complejidad diagnóstica y terapéutica, y a la elevada prevalencia de este tipo de enfermedad.
Los accidentes de tránsito son la principal causa de Traumatismos Encéfalocraneanos (TEC) en el país, seguidos por caídas y por agresiones físicas.
Más de 160 personas que se desempeñan como radiooperadores y telefonistas del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME), recibieron capacitación avanzada en la ciudad de Olavarría.
NOTAS PUBLICADAS
SAme en Dolores
Andres Scarsi encabezó en Dolores la implementación del primer servicio de emergencias del Estado bonaerense, SAME Provincia, donde también entregó una ambulancia de alta complejidad y habló con los trabajadores que conforman los equipos locales.
rubinstein y equipo de Epuyén
El Secretario de Gobierno de Salud de la Nación agradeció y felicitó a los profesionales que participaron del trabajo conjunto realizado para la resolución del brote de hantavitus que inició en noviembre del año pasado en Epuyén, Chubut.
bacilo tuberculosis
Con motivo de la celebración, este domingo, del Día Mundial de la Tuberculosis, la organización ha recomendado realizar un monitoreo activo de la seguridad de estos medicamentos y asegurar el asesoramiento a los pacientes.
Werlen
La compañía anunció su desembarco en el Segmento Empresas. Si bien en la actualidad tiene presencia en el mercado corporativo, los nuevos objetivos apuntan a consolidarse en el rubro.
DESTACADOS DE HOY