Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
SEMINÁRIO DE ÉTICA EN EL GERENCIAMIENTO DE LA SALUD ROMA 2018.
Se desarrollará en la ciudad de Vaticano, destinado a crear el concepto de la bioética en la toma de decisiones en los gerenciadores del sistema de salud.

Pre-Inscripción y más información >>
El Hospital Garrahan aplicará nuevo procedimiento en trasplantes de médula ósea

Jueves 16 Enero, 2014 en  Actualidad

Profesionales del hospital utilizaron, por primera vez, un aparato de altísima tecnología, que obtiene la más alta calidad en células madre para trasplante. Esto posibilitó el trasplante de médula ósea, de madre a hijo, a un bebé con riesgo de vida.

Clinimacs. Equipo Laboratorio.

El hospital Garrahan dio un paso más en técnicas de trasplantes de médula ósea: la transfusión de células hematopoyéticas de madre a hijo, con una tecnología innovadora en Argentina, que disminuye significativamente el riesgo de rechazo del injerto contra huésped. El procedimiento fue hecho por primera vez en el país mediante un equipo adquirido por la institución pública pediátrica; y genera, a partir de ahora, una nueva opción para ciertas enfermedades llamadas inmuno deficiencias primarias graves y para los casos más graves de leucemia que requieren un trasplante de médula ósea urgente y no se dispone de tiempo suficiente para buscar donantes compatibles en los bancos nacional e internacional.

El pasado 19 de diciembre, finalmente, el equipo del laboratorio de Inmunología Celular y del Servicio de Hematología y Oncología tuvo la posibilidad de probar esta nueva técnica. El caso se dio en el hospital de Niños de la ciudad de La Plata, donde un bebé de 18 meses necesitaba un trasplante urgente de médula ósea. La enfermedad que padece se denomina inmuno deficiencia combinada severa y es conocida como “los chicos de la burbuja”: son enfermedades genéticas, que dejan al individuo sin inmunidad celular, sin la posibilidad de generar anticuerpos y reaccionar inmunológicamente. Es decir, se mueren a causa de infecciones rápidamente, porque no tienen cómo defenderse. En el país, se detectan menos de 10 casos al año.

El caso requería de una actuación urgente. El bebé es de Rosario y no tiene hermanos, por lo que quedó descartada la primera opción de trasplante: entre hermanos la posibilidad de compatibilidad es de un 25 por ciento. La segunda opción es la búsqueda en el banco internacional de médula ósea, donde la posibilidad de encontrar un donante compatible asciende al 60 por ciento. El problema es que no había tiempo para esperar esa búsqueda. Acá es donde entra en juego el trasplante haploidéntico: haplo significa mitad y este tipo de trasplante se da entre el progenitor y su hijo, con un 50 por ciento de compatibilidad genética.

Así, la única posibilidad era su madre: una chica de 16 años que decidió ser la donante de su hijo. Estos casos son más complejos, ya que hay menos posibilidades de que la médula “prenda” por las diferencias existentes entre las células de la madre y el hijo. El procedimiento utilizado para conseguir las células hematopoyéticas (madres) para el trasplante se llama hemoféresis y se llevó a cabo en el Servicio de Medicina Transfusional del Hospital Garrahan: consiste en la extracción de las células madres que circulan en el torrente sanguíneo.

Luego esa sangre es procesada, mediante el Clinimacs -el aparato de última tecnología- para separar los linfocitos T, las células que pueden generar el rechazo de injerto contra huésped, es decir que la médula ósea trasplantada ataque al organismo del bebé. La única forma que existe de realizar un trasplante haploidéntico, acá y en el resto del mundo, es con la separación de los linfocitos T.

“Hasta ahora habíamos hecho casos similares, pero con un proceso muy complejo, que incluía glóbulos rojos de carnero. Entonces, cuando nos llamaron del hospital de La Plata, terminamos de ajustar el Clinimacs y decidimos utilizarlo por primera vez para este trasplante”, informó el bioquímico Jorge Rossi, a cargo del laboratorio de Inmunología Celular del Garrahan. Si se hubiera buscado un donante en la red internacional, el tiempo en hallarlo habría sido de seis meses, como mínimo. El Garrahan tardó dos meses en tener listos los insumos para el trasplante.

“Para nosotros fue muy importante la articulación y el trabajo en conjunto que realizamos con profesionales de otros hospitales. Eso nos permitió realizar la extracción de sangre a la madre y el procesamiento de esa sangre en el establecimiento y luego que el trasplante se realizara en La Plata, con la más alta calidad que se puede conseguir, no sólo acá si no en el mundo, de células madre para estos casos”, explicó el presidente del Consejo de Administración del Garrahan, Marcelo Scopinaro.

 

EL PROCEDIMIENTO

El año pasado, la bioquímica Raquel Mitchell, del equipo del Laboratorio de Inmunología Celular del Garrahan, viajó a Estados Unidos para capacitarse en la utilización del Clinimacs: así se llama el aparato que los doctores nombran familiarmente como “las columnas”, ya que tiene columnas por las que pasa la sangre mientras se va procesando. La capacitación la realizó en el Hospital Saint Jude, de la ciudad de Memphis, uno de los hospitales pediátricos más importantes de ese país y donde se realizan trasplantes haploidénticos con la misma tecnología que, ahora, cuenta el hospital pediátrico argentino.

“Se trata específicamente de la separación de los linfocitos T -que son las células responsables de coordinar la respuesta inmune celular- de la sangre extraída al donante. El proceso se llama depleción celular T y consiste en disminuir enormemente el riesgo de la reacción llamada de injerto contra huésped en el receptor, por lo que la posibilidad de éxito del trasplante crece significativamente”, informó el jefe del servicio de Hematología y Oncología del Garrahan, Pedro Zubizarreta.

“Este aparato puede definirse como un equipo de selección de células. El linfocito T es la célula inmune por excelencia para reconocer un organismo extraño. Con el Clinimacs podemos separarlos del resto de las células mediante un campo magnético donde quedan retenidos. Es un filtrado de la sangre, en el cual se eliminan los linfocitos que podrían agredir al niño y se concentran las células madre, lo cual resulta en el preparado de sangre que luego se trasplanta”, explicó Mitchell. Esta vez estuvieron 18 horas realizando el filtrado hasta que la muestra fue liberada de los linfocitos T, minimizando el riesgo para el bebé. Es un proceso que debe ser controlado constantemente para asegurar la calidad del injerto.

Hoy, el niño se encuentra en recuperación, internado en el hospital de La Plata. Y la mitad de la muestra de células madre, obtenida para el trasplante por el Garrahan, es guardada por si sufre una recaída. Sin embargo, los profesionales aseguran que la médula ósea prendió perfectamente en el organismo del bebé y que, hasta el momento, su evolución es buena.

La historia de la enfermedad del bebé trasplantado comenzó a los 3 meses de nacer, cuando el niño empezó a bajar de peso y a llorar sin parar, día y noche. Nadie sabía decirles qué tenía y la desesperación se apoderó de sus padres. Entre enero y abril de 2013 estuvieron junto al nene internado en el hospital rosarino Víctor Vilela donde, tras decenas de estudios le diagnosticaron deficiencia combinada severa y les dijeron que no había esperanza. Sin trabajo y sin saber qué hacer se resignaron a estar cerca de su hijo todo el tiempo que se pudiera. “Hoy, después de un diagnóstico tan desalentador, podemos decir que el bebé está con vida gracias a la tecnología, la gran capacidad de nuestros profesionales y la articulación entre dos hospitales públicos”, enfatizó Scopinaro.


NOTAS DESTACADAS
El objetivo es reunir a los afiliados de PAMI en centros de jubilados de toda la provincia para capacitarlos en problemáticas vinculadas a la seguridad y situaciones de riesgo.
La Secretaría de Salud de la Nación emitió un alerta sanitario que advierte que en las primeras semanas del año se vienen registrando casos positivos de dengue "en forma sostenida".
El CONICET es un ente autárquico cuyo primer presidente fue Bernardo Houssay, Premio Nobel de Medicina. Desde su creación, se constituyó como la institución emblema de la ciencia nacional.
Al ser Unidad Docente de la Universidad de Buenos Aires (UBA), los interesados en anotarse pueden hacerlo del 4 de febrero al 10 de marzo próximos, vía web www.fmed.uba.ar.
El INC junto a otros organismos de carácter internacional comparten información útil para prevenir y detectar tempranamente esta enfermedad, mientras sigue trabajando en las líneas de acción prioritarias para controlar el cáncer en nuestro país.
“Acompañamos a Uruguay, capacitando personal asistencial y de vigilancia epidemiológica que trabaja con vectores y veterinarios en toma de muestras”, dijo Ana Nilce Elkhoury.
NOTAS PUBLICADAS
dengue-aedes
Investigadores del CONICET revelaron que una intrigante pieza del genoma viral hace lo contrario de lo esperado: detiene la replicación del patógeno.
hantavirus-1
Los estudios basados en la secuenciación completa de genoma viral demostraron un porcentaje de identidad genética de 99.9% en todos los casos analizados del brote lo que da cuenta del mecanismo de transmisión interhumano.
uruguay-4
El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, explicó que el desafío es mantener la alta cobertura, del 95 % de la población vacunada, y así evitar que surjan casos en Uruguay.
sancor-centro-nuevo
La compañía con más de 45 años de trayectoria consolida su política expansionista por todo el territorio nacional con el firme propósito de estar cerca de quienes le confían el cuidado de su salud.
DESTACADOS DE HOY