Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
SEMINÁRIO DE ÉTICA EN EL GERENCIAMIENTO DE LA SALUD ROMA 2018.
Se desarrollará en la ciudad de Vaticano, destinado a crear el concepto de la bioética en la toma de decisiones en los gerenciadores del sistema de salud.

Pre-Inscripción y más información >>
El hospital pediátrico más antiguo de América

Miércoles 4 Mayo, 2011 en  Charlas de Quirófano

El hospital Pedro de Elizalde (ex Casa Cuna), desde 1779, entre acontecimientos históricos de la medicina argentina y la lucha por sobrevivir a problemas edilicios.

El Hospital General de Niños “Dr. Pedro de Elizalde” es uno de  los hospitales públicos de la Ciudad de Buenos Aires. Esta situado en el barrio de Constitución, por lo que el 70% de los pacientes proviene de la zona sur del Gran Buenos Aires.

La ex Casa Cuna, es el hospital pediátrico más antiguo del continente americano encerrando en su belleza arquitectónica el encanto de las típicas construcciones de los palacios de la época.

Historia

El Hospital General de Niños Dr. Pedro de Elizalde es el Hospital Pediátrico más antiguo del continente americano. Su historia comienza el 7 de agosto de 1779 cuando el virrey Vértiz, como parte del Protomedicato del Río de la Plata también instituido por él (cuyas funciones comprendían la formación de profesionales, el control de epidemias y la atención de los hospitales), funda la Casa de Niños Expósitos, en las actuales calles Perú y Alsina, en un edificio que había pertenecido a los Jesuitas y que estaba funcionando como Arsenal de guerra.

Su nombre original, Casa de Niños Expositos, se debe a que albergaba a los niños abandonados, “expuestos”, en las calles o en las puertas de las iglesias. Contaba con un torno de madera para recibirlos manteniendo el anonimato de las madres. Este armazón giratorio funcionó hasta 1891.

El 9 de junio de 1780 ingresa la primera niña que había sido abandonada en la puerta. Es bautizada como Feliciana Manuela que fallece repentinamente a los pocos días.

Desde su fundación la Casa sufrió penurias económicas, pese a que primero se le destinaron las rentas de locación de los inmuebles expropiados a los jesuitas y luego otros ingresos como las recaudaciones de una plaza de toros erigida por un grupo de notables de la época para este fin, un porcentaje de lo recaudado por un corral de comedias y la recaudación de una imprenta propia. Esta imprenta tuvo gran importancia ya que, manejada por los mismos niños, tuvo a su cargo la publicación entre otras cosas, de catecismos, almanaques, gacetas, impresos particulares, bandos oficiales y el Telégrafo mercantil a partir de 1801.

Pero nada de esto fue suficiente: mala organización y mala administración se suman hasta que el 21 de febrero de 1784 se dispone que la Hermandad de la Santa Caridad se hiciera cargo de su dirección y se dispone la venta del primitivo local y mudar la Casa a otro edificio, en Moreno y Balcarce, más discreto. Éste era un edificio colonial de una planta que se hallaba ubicado detrás del Convento de San Francisco.

En 1786 ya hay 150 niños que crecen en la Casa de Expósitos. Se imprime material de educación con consejos sobre la lactancia y crianza de los niños y se establece un Reglamento general de funcionamiento.
En 1815 se designa como administrador a Saturnino Segurola, quien insiste en la importancia de contar con un profesional médico que asista a los expósitos y una botica que los provea de las medicinas necesarias. En 1817 se nombra médico de la Casa al Dr. Juan Madera, que como practicante se había destacado en el cuidado de los heridos durante las Invasiones Inglesas.

En 1818 Madera es reemplazado por Cosme Argerich, lo que origina un pleito entre ambos y con la institución que dura más de dos años. En 1873 se traslada a la actual calle Montes de Oca, en un terreno ubicado en lo alto de la “Barranca de Santa Lucía” siendo sus directores, a partir de ese período, los Dres Juan A. Argerich, Juan M. Bosch y Angel Centeno. Este último obtiene en la “Casa Cuna” la primera radiografía pediátrica en el país.

En 1903 ingresa el recién graduado Pedro de Elizalde quien normalizó la recepción de leche, organizó la Escuela de madres, vigiló la salud de las “dadoras de leche” y organizó el servicio Médico-Social. Elizalde creó la Escuela de Enfermeras profesionalizando la enfermería del Hospital y consiguió que su título fuera reconocido por la Facultad de Medicina.

En 1905, en reconocimiento a su capacidad asistencial, la Casa pasa a llamarse oficialmente Hospital de Niños Expósitos, nombre que cambia en 1920 por el de Casa Cuna.

Entre 1935 y 1946 es director del hospital el Dr. Pedro de Elizalde quien enriquece la actividad científica del mismo con la aparición de la Revista Infancia y la instalación de la Cátedra de Pediatría. En esa época se inventa en “Casa Cuna” el sistema de identificación de recién nacidos actualmente en vigencia.

En 1961 se le impone el actual nombre de Hospital “Dr. Pedro de Elizalde”. En 1963, el Hospital pasa al ámbito municipal y en 1967, se incorpora el Plan de Residencias Hospitalarias.

Actualidad

Después de un largo período de decadencia edilicia, (que se acentuó después que en 1987 fuera inaugurado el Hospital Garrahan), en el año 1994, cuando estaba a punto de ser desactivado, el hospital estuvo en plan de obras de refacción y ampliación. La primera etapa se inauguró el 31 de octubre de 2005, finalmente el 30 de mayo de 2007 fue reinaugurado.

Desde su remodelación, el Hospital General de Niños “Pedro de Elizalde” cuenta con sectores de internación indiferenciada, unidades de cuidados intermedios, intensivos, intensivos cardiovasculares e intensivos neonatales, sumando un total de 273 camas.

Cuenta con todas las especialidades pediátricas, clínicas y quirúrgicas. Tiene 7 quirófanos e infraestructura para el diagnóstico por imágenes, de laboratorio y microbiología.

Además, ha incorporado los sectores “Hospital de Día” y “Consultorio de Mediano Riesgo” para aumentar la respuesta a la demanda.

En el año 2009 el hospital registró 8391 egresos y 412.265 consultas. Su plantel incluye más de 1200 personas (profesionales, técnicos, administrativos y personal de mantenimiento).


NOTAS DESTACADAS
El próximo 13 de septiembre se desarrollará la 21ª edición de este importante evento, organizado por la Asociación Civil de Actividades Médicas Integradas (ACAMI).
El INDEC difundió cifras del estudio preliminar sobre el perfil de personas con discapacidad en el cual se informa que el 10,2% de los argentinos padecen algún tipo de dificultad.
Esta iniciativa tuvo que ver con la visita del ministro de Salud, Mario Kohan, a la Cámara de Diputados, donde alertó sobre la “virulencia” de los nuevos casos.
En nuestro país, según una encuesta de 2015, más de un millón de personas padecen esta patología y son 400 las personas que mueren por año.
El trabajo, que acaba de publicarse en la revista ‘PLOS Pathogens’, abre la puerta al desarrollo de nuevos medicamentos frente a esta enfermedad.
El día 04 de Julio de 2018 la Mesa Ejecutiva de CUBRA se reunió con las autoridades de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA).
NOTAS PUBLICADAS
conferencia
En el marco de la conmemoración del Día Nacional de Prevención del Suicidio, el ministro de Salud, Jorge Basso, destacó la entrada en vigencia de la Ley, que se encuentra en proceso de reglamentación.
ebola-617x416
Un grupo de científicos, respaldados por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), han descubierto un conjunto de anticuerpos "poderosos y ampliamente" neutralizantes (bNAbs) en la sangre de los supervivientes del ébola.
jornada en comra
Con el objetivo de analizar el incremento de hechos de violencia hacia profesionales de salud, destacados referentes analizaron el escenario en que se desarrolla el ejercicio profesional médico.
ministro hace evaluación en terreno
“Estoy muy contento. Junto al equipo del Hospital Padre Hurtado, hemos venido a conocer los testimonios de pacientes que esperaban desde hace 4 años una cirugía", dijo Emilio Santelices.
DESTACADOS DE HOY