Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Portal Educativo
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
El papel de las estatinas frente al ictus

Viernes 22 Mayo, 2015 en  Prevención

Los fármacos por excelencia para reducir los niveles de colesterol también ayudan a mitigar el riesgo de ictus en un 30%, confirma un estudio publicado esta semana en la revista British Medical Journal.

estatinas

Los fármacos por excelencia para reducir los niveles de colesterol, las estatinas, también ayudan a mitigar el riesgo de ictus en un 30% en las personas mayores de 74 años sin historia clínica de enfermedad vascular. Así lo confirma un estudio publicado esta semana en la revista British Medical Journal.

Los estudios realizados hasta la fecha sobre la eficacia de estos medicamentos, reza el artículo, se han centrado en población con edades que oscilan entre los 50 y los 70 años. Según estos trabajos, el efecto, tanto en la prevención primaria (personas sin antecedentes de enfermedad vascular) como en la secundaria (pacientes que ya han sufrido algún episodio de ictus o infarto), era especialmente visible a la hora de proteger de las enfermedades coronarias, aunque también reducía las probabilidades de sufrir un derrame cerebral.

Sin embargo, “en personas de edad avanzada apenas hay ensayos clínicos”, argumenta José Ramón González-Juanatey, presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC). Existen, por lo tanto, dudas sobre su indicación. “Las guías americanas proponen no dar estatinas de alta potencia a partir de los 75 años, sino de media, precisamente porque la evidencia en esta parte de la población no es tan sólida como en personas de edad más joven”. Por su parte, las guías europeas apuntan al “manejo de las estatinas con independencia de la edad”.

Concretamente en los mayores de 75 sin enfermedad cardiovascular aterosclerótica, tal y como explican los autores del trabajo, realizado en las universidades de Bordeaux y Montpellier (Francia), “las nuevas guías no apoyan su uso. Sin embargo, estos fármacos se están utilizando ampliamante en prevención primaria en este grupo”, lo que genera cierta polémica sobre un posible exceso de indicación. “Evitar el uso crónico de fármacos innecesarios es importante en la gente mayor, que generalmente toma otros fármacos”.

Con el objetivo de tener más evidencia en este grupo sin antecedentes, el equipo galo ha observado durante nueve años los casos de 7.484 hombres y mujeres (de tres ciudades francesas: Burdeos, Dijon y Montpellier) con una edad media de 73.9 años y sin historial clínico en cuanto a eventos vasculares.

No hay que olvidar, señalan los científicos, que, según los datos oficiales, en los países de altos ingresos, el porcentaje de ictus y episodios coronarios en personas mayores cada vez es mayor. En Francia, por ejemplo, el 43% de las muertes por enfermedad coronaria y el 49% de la mortalidad por accidente cerebrovascular durante 2010 corresponde a mayores de 85 años.

Cada dos años, los investigadores, acompañados por personal de enfermería y psicólogos, realizaron entrevistas y tomaron diferentes medidas físicas y cognitivas de todos y cada uno de los participantes. Factores como la educación, el tipo de trabajo, los ingresos y el estilo de vida también se tuvieron en cuenta.

Un riesgo 30% menor

Al final del estudio, con los datos en la mano, los autores vieron que el uso de fármacos hipolipemiantes (estatinas o fibratos) en mayores de 75 años sin antecedentes vasculares y, tras nueve años de seguimiento, estaba asociado con 30% menos de riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares, en comparación con los que no tomaron la medicación. La protección contra la enfermedad cardiaca no fue tan llamativa, al contrario que en los estudios realizados en población más joven, donde sí es el principal beneficio.

Estas conclusiones “dan fuerza a la idea de que cuando estos medicamentos se necesitan deben usarse, con independencia de la edad“, aunque teniendo en cuenta que los mayores son más sensibles a los efectos secundarios de los mismos (mialgias y malestar de estómago)”, señala González-Juanatey.

No obstante, advierten los propios autores del estudio, se trata de un trabajo “observacional, así que no hay conclusiones definitivas que se puedan extraer sobre causa y efecto”. Si nuevas investigaciones confirmaran los resultados, entonces “los fármacos hipolipemiantes, tanto las estatinas como los fibratos, podrían ser considerados para la prevención del ictus en la población mayor sin antecedentes”. En la población “con mayor riesgo de sufrir ictus, “reducir dichas probabilidades en un 30% podría tener un importante efecto en la salud pública”, apunta Christophe Tzourio, principal autor y profesor de Epidemiología en la Universidad de Bordeaux.

En un editorial que acompaña al estudio, Graeme Hankey, profesor de Neurología de la Universidad de Western (Australia), afirma que “aunque este trabajo no va a cambiar la pauta clínica, sí justificará la realización de más estudios sobre los hipolipemiantes para prevenir un primer ictus en mayores de 75 años”.

Mientras tanto, puntualiza el presidente de la SEC, “al final hay que individualizar“. En personas mayores, sin enfermedad vascular, lo que hay que estimar primero es el riesgo cardiaco que tiene a través de las tablas Score (incluyen los niveles de colesterol) y en función de eso decidir. “Primero, conviene indicar cambios en el estilo de vida”, tales como hacer ejercicio, seguir la dieta maditerránea, no fumar ni beber. “Si esto no funciona, se opta por los hipolipemiantes”.


NOTAS DESTACADAS
Autoridades, políticos y profesionales de la salud destacaron este hito en la lucha contra el virus y animaron a la población a sumarse a la vacunación.
Las células de cáncer de Henrietta Lacks fueron tomadas sin su conocimiento en la década de 1950 y sentaron las bases de numerosos logros científicos.
El 19 de octubre se estará realizando el 2° Simposio Internacional de Neurociencias y Bienestar de Fundación INECO gratuito para la comunidad.
El viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios de Colombia, Luis Alexander Moscoso sostuvo que, para el Ministerio, la salud mental es una preocupación.
El portal es parte de una iniciativa de la OPS para rastrear los indicadores y las desigualdades del ODS-3, que se han agravado aún más durante el año pasado debido a la pandemia.
La venta de psicofármacos creció 4 veces más que la de medicamentos en general. Sin receta, en los hombres subió un 31,7% y en las mujeres, 14,2%. Ansiedad, estrés y automedicación, las causas más frecuentes.
NOTAS PUBLICADAS
Cargamento vacunas
Esta nueva donación se suma a otras 20 mil dosis que Chile envió en marzo pasado y que sirvieron para vacunar a personal médico de ese país.
Osdepym
Con el propósito de mejorar la calidad de atención a sus afiliados, OSDEPYM incorporó a sus servicios la App “Apto”, una plataforma digital mediante la cual los afiliados podrán acceder a consultas médicas online y a programas de salud personalizados para el monitoreo y autocontrol de(...)
Kreplak en Necochea
Nicolás Kreplak, junto a su jefe de Gabinete, Salvador Giorgi, realizaron una intensa recorrida por hospitales del conurbano y del interior bonaerense.
Vizzoti en Italia
El encuentro, que se llevó a cabo desde el 17 hasta el 19 de octubre en Milán, tuvo como eje el rol de las mujeres durante la recuperación en la postpandemia.
DESTACADOS DE HOY