Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
España: los cardiólogos se unen contra la falta de fondos

Viernes 17 Mayo, 2013 en  Exterior

Las tres redes de investigación cardiovascular pertenecientes al Instituto de Salud Carlos III, se han fusionado en un nuevo proyecto cooperativo.

estetoscopio

(ElMundo.es) Las tres redes de investigación cardiovascular pertenecientes al Instituto de Salud Carlos III, la RECAVA, la REDINSCOR y HERACLES, se han fusionado en un nuevo proyecto cooperativo, la Red de Investigación Cardiovascular (RIC), con el objetivo de potenciar el conocimiento científico sobre las enfermedades cardiovasculares y mejorar la supervivencia y la calidad de vida de quienes las padecen.

En su presentación oficial, el coordinador del RIC y jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, Francisco Fernández-Avilés, ha explicado que esta nueva red contará con 65 grupos de investigación repartidos por todo el país en los que participan más de 800 investigadores, que tienen ya alrededor de 300 proyectos en marcha.

Su actividad científica y formativa se centrará en 7 programas de investigación: el remodelado miocárdico en las cardiopatías, la aterotrombosis y la isquemia miocárdica, enfermedades de las válvulas cardiacas y grandes vasos, cardiopatías familiares y congénitas, arritmias cardiacas, insuficiencia cardiaca clínica y traslacional, y prevención cardiovascular y mecanismos de la hipertensión arterial.

Todos ellos, ha explicado Fernández Avilés, son “muy relevantes” ya que se han diseñado tras analizar “qué es lo que está provocando más daño a la supervivencia o a la calidad de vida de los ciudadanos en el campo de la patología cardiovascular”.

“La insuficiencia cardiaca es muy prevalente y tiene una repercusión en calidad de vida y supervivencia peor que la del cáncer”, según ha reconocido este experto.

Otra área donde también es necesario avanzar son las cardiopatías familiares. “Es una situación que los cardiólogos desconocíamos, como esla importancia de la genética y la heredabilidad de algunas cardiopatías“, ha reconocido, lo que hace necesario “contar con estrategias de diagnóstico y tratamiento que aún no están definidas”.

Los programas tienen una vigencia de cuatro años y unos objetivos “muy definidos” que son evaluados anualmente. Además, en todos hay un componente clínico que obliga a que los hallazgos que se obtengan se trasladen a una investigación con pacientes.

Fernández Avilés ha puesto como ejemplo el programa de arritmias, que plantea dilucidar cuál es el sustrato anatómico de la muerte súbita. “Se busca que haya investigadores básicos que ahonden en las alteraciones moleculares que hay detrás de la arritmia, que haya tecnología de la imagen que permita identificarlas, y luego un estudio clínico que demuestre que todo ello puede tener un impacto beneficioso para la vida de los pacientes”.

Se buscan fondos

Para todo ello, esta nueva red deberá hacer frente a la reducción presupuestaria de la investigación biomédica, para lo que se centrarán en la búsqueda de fondos europeos y en la financiación a partir del mecenazgo.

“Dada la actual situación económica, buscar financiación es un gran reto”, según ha reconocido Fernández Avilés, quien destaca el papel que jugará en ello la Fundación para la Investigación en Red en Investigación Cardiovascular (Fircava).

Dicha fundación se centrará, como ha explicado, en “buscar fondos que compensen la pérdida de financiación derivada de la situación económica y el recorte público”, para lo que confían en atraer el interés de mecenas, sociedades científicas y otras entidades. “Los recortes representan una dificultad que nos obliga a ser más competitivos“, ha concluido.


NOTAS DESTACADAS
Si bien aún no está registrada oficialmente, los científicos la nombran como P5. En Brasil ya se había detectado otras dos variantes, que hoy una se considera “de preocupación” y la otra de “interés”.
En Argentina, hay 6.046.283 de personas esperando por la segunda dosis de la vacuna Sputnik V, cuyo componente es distinto del primero.
Luego del aislamiento social preventivo y obligatorio del año 2020, los especialistas refieren que al abrirse los consultorios la cantidad de pacientes con estas condiciones aumentó.
La pandemia ha puesto de relieve las brechas en el acceso a la atención y los resultados. Desde el principio los oncólogos se han preparado para una ola de diagnósticos tardíos, a cambios en los protocolos.
'Match' es una historia de amor en tiempos modernos que busca concientizar a las personas sobre la importancia de ser donantes de órganos y la de aumentar el número de donantes en Argentina.
NOTAS PUBLICADAS
coronavirus-470-CDC-470x313
Con el medicamento antiviral ya disponible en el país, la intención es trabajar para facilitar el acceso y proporcionar la información adecuada y actualizada.
El Cruce
Se trata de un acuerdo para atender niños, niñas y adolescentes que necesitan un trasplante, y cuyas intervenciones se realizan con órganos provenientes de donantes vivos adultos.
anuncio
El anuncio fue hecho por el ministro de Salud, Enrique Paris, junto al vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, y los subsecretarios de Salud Pública, Paula Daza, y Redes Asistenciales, Alberto Dougnac.
vacunación_covid_mayores_web
La ministra de Salud, Carla Vizzotti, reconoció que la posibilidad está en estudio y que se implementará cuando haya un “consenso técnico”.
DESTACADOS DE HOY