Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
Un estudio allana el camino hacia nuevos tratamientos contra la esquizofrenia

Lunes 16 Noviembre, 2015 en  Ciencia y Tecnología

Disfunciones en los oligodendrocitos, un tipo de células cerebrales importantes para la actividad de las neuronas, pueden cumplir un papel central en el desarrollo de esta enfermedad mental.

cerebro-iluminado

Un conjunto de estudios realizados en el Instituto de Biología de la Universidad de Campinas (IB-Unicamp), en São Paulo, Brasil, indica que disfunciones en los oligodendrocitos –un tipo de células cerebrales importantes para la actividad de las neuronas– pueden desempeñar un papel central en el desarrollo de la esquizofrenia.

Este trabajo se está llevando adelante con el apoyo de la FAPESP y bajo la coordinación del profesor Daniel Martins-de-Souza.

Resultados recientes se dieron a conocer en artículos publicados en European Archives of Psychiatry and Clinical Neuroscience, en Frontiers in Cellular Neuroscience y también en una revisión publicada en NPJ Schizophrenia, revista de acceso abierto vinculada a Nature.

“De lograr entender exactamente qué sucede de manera distinta con los oligodendrocitos de los pacientes conesquizofrenia, podremos pensar en nuevos abordajes terapéuticos. Los tratamientos actualmente disponibles se enfocan en las neuronas. Pero las fallas de comunicación entre las neuronas pueden ser una consecuencia de disfunciones en los oligodendrocitos”, afirmó Martins-de-Souza en entrevista concedida a Agência FAPESP.

De acuerdo con el investigador, se considera que la esquizofrenia es una enfermedad de desconectividad cerebral, es decir que, por motivos aún no totalmente comprendidos, las células del sistema nervioso central no se comunican como deberían. Como consecuencia de ello, sus portadores suelen tener dificultades para distinguir entre experiencias reales e imaginarias, y padecen confesión mental y alteraciones en su afectividad, entre otros síntomas.

“Cuando se descubrió que había un problema en el patrón de conexión de las células del cerebro, la mayor parte de las investigaciones apuntó a entender qué sucedía con las neuronas. Hasta comienzos de la década de 1990, las demás células cerebrales, conocidas como células de la glía o neuroglias, eran consideradas solamente coadyuvantes de las neuronas, mero tejido de sostén”, comentó Martins-de-Souza.

Las células de la glía se dividen en astrocitos, microglías y oligodendrocitos. Según Martins-de-Souza, estudios realizados durante los últimos 20 años han demostrado que también cumplen un papel biológico importante. Los oligodendrocitos, por ejemplo, producen la mielina, una sustancia lipídica fundamental para el intercambio de información entre las neuronas.

“Las neuronas poseen largos brazos conocidos como axones, a través de los cuales intercambian impulsos eléctricos y se comunican. Para que dicha transmisión transcurra adecuadamente, esos brazos deben contar con la aislación de una capa de mielina, al igual que un cable eléctrico debe estar recubierto para que no haya problemas tales como cortocircuitos”, comparó Martins-de-Souza.

Resultados recientes del grupo también han sugerido que los oligodendrocitos son los responsables del suministro de energía a los axones, para que éstos logren ejecutar correctamente tareas de gran complejidad.

Diferencias estructurales y funcionales

Estudios por imágenes realizados entrando en la década de 2000 demostraron que los cerebros de los portadores de esquizofrenia tienen una cantidad reducida de oligodendrocitos si se los compara con los de personas sanas.

“Se concluyó entonces el mapeo del genoma humano y surgieron diversos estudios de transcriptoma. Algunos de ellos mostraran que genes relacionados con la mielinización de las neuronas se expresaban de manera diferenciada en pacientes con esquizofrenia. Nuestro grupo fue primero en mostrar que las proteínas producidas por los oligodendrocitos también aparecían con una expresión diferencial en esos pacientes en 2005”, comentó Martins-de-Souza.

Desde entonces el grupo del IB-Unicamp ha venido investigando de qué manera el déficit de aproximadamente diez proteínas distintas producidas por oligodendrocitos impacta sobre el funcionamiento del cerebro; particularmente de tres ellas: MBP (myelin basic protein), MOG (myelin oligodendrocyte glycoprotein) y CNP (2′,3′-Cyclic-nucleotide 3′-phosphodiesterase).

“Encontramos evidencias de que éstas se expresan diferencialmente tanto en el tejido cerebral como en el líquido cefalorraquídeo, que envuelve al sistema nervioso central. La MBP, que es la principal constituyente de la mielina, aparece incrementada en el líquido cefalorraquídeo de pacientes con esquizofrenia, lo cual sugiere que éstos están perdiendo a vaina de mielina, cuyos componentes se solubilizan en ese líquido”, dijo el investigador.

En un estudio reciente, llevado a cabo por la alumna de maestría Verônica Cereda, se comparó el tejido cerebral post mortem de personas sanas con el de portadores de esquizofrenia. Los resultados mostraran que en el cuerpo calloso –la zona del cerebro donde se registra una mayor cantidad de oligodendrocitos– había una serie de proteínas producidas por este tipo de células que se expresaban diferentemente en ambos grupos.


NOTAS DESTACADAS
El Presidente de ese país, Francisco Sagasti y la ministra Pilar Mazzetti recibieron donación de la asociación Respira Perú.
La vacuna de Pfizer no es la única con posibilidades de llegar a Uruguay. El gobierno uruguayo negoció con al menos otros tres laboratorios.
La presión de la pandemia sobre los servicios hospitalarios de Ontario, la segunda provincia canadiense más afectada tras Quebec, ha obligado a las autoridades a adelantar la apertura.
Será atendida por especialistas y apunta a reforzar los cuidados ante el coronavirus y promocionar consumos responsables en jóvenes y en adultos.
La ministra de Salud peruana, Pilar Mazzetti, informó que se ha firmado el convenio para el transporte aéreo de la vacuna contra la COVID-19, el cual debe hacerse en aviones acondicionados y contenedores especiales.
Los test serológicos argentinos para COVID-19, “COVIDAR”, desarrollados por científicos del CONICET y de la Fundación Instituto Leloir alcanzaron al termina año una producción de 1.100.000 determinaciones.
NOTAS PUBLICADAS
farmaciafrancia
Reino Unido sigue el camino de EE.UU. y otros países en la inmunización contra el COVID-19 en las farmacias. Irlanda ya las incluye en su plan nacional de vacunación y Francia lo está analizando.
Bariloche
La filial Bariloche recalcó que los pacientes con enfermedades agudas no Covid (cardíacas, respiratorias y neurológicas, por ejemplo) y los eventuales accidentes en plena temporada turística corren el riesgo de quedar sin cobertura médica".
comida-cerebro
La Universidad Siglo 21, mediante su Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales, presentó una nueva investigación que analiza cómo se alimentan los argentinos.
corona-5401250_1920_1
Dicha vacuna fue desarrollada por el centro científico de virología y biotecnología Véktor. La vacuna, basada en antígenos peptídicos, fue registrada en Rusia el pasado 13 de octubre.
DESTACADOS DE HOY