Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
“La inversión en ciencia y en educación nos va a convertir en un país mejor”

Miércoles 30 Junio, 2021 en  Actualidad

Entrevistamos a Marcelo Figueiras, Presidente de Laboratorios Richmond, quien tiene a su cargo la importante tarea de liderar al equipo de científicos, médicos y trabajadores que producirán en nuestro país la vacuna Sputnik V.

Marcelo Figueiras webFigueirasw

Hace pocos meses atrás se anunció que un laboratorio argentino iba a producir la vacuna Sputnik V, una noticia que tuvo gran repercusión en el país y que trajo alivio porque significa poder acelerar los tiempos del plan de vacunación a nivel nacional.

Consenso Salud tuvo la oportunidad de entrevistar a quien está al frente de esta importante iniciativa, el Presidente de Laboratorios Richmond, Marcelo Figueiras, quien es además miembro de la Comisión Directiva de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (Cilfa) y es conocido en el sector por ser el primer empresario argentino del rubro farmacéutico en sacar su compañía a la Bolsa de Valores.

La empresa que dirige será la encargada de producir 2 millones de dosis de la vacuna por mes, en una primera etapa. Durante la charla detalló los inicios del proyecto de producción de la vacuna y los primeros contactos con el Instituto Gamaleya de Rusia; resaltó el apoyo de las autoridades nacionales y de todos los actores del sector salud, y explicó que la producción no sólo será destinada nuestro país, sino también al resto de Latinoamérica.

Asimismo, Richmond está construyendo una planta modelo de biotecnología la cual tendrá una capacidad para desarrollar 500 millones de dosis.

 

-¿Cómo surge la idea de producir la vacuna Sputnik V por parte de Laboratorios Richmond?

-En primera medida te puedo contar que hace muchos años tenemos un proyecto biotecnológico. Nosotros nacimos con lo que fue el desarrollo de productos de HIV propios, a partir de moléculas conocidas, donde hacíamos combinaciones a dosis fija y nos focalizamos mucho en la accesibilidad. Luego abarcamos los desarrollos de los productos de alto costo y hemos lanzado muchos genéricos al mercado. Y hace unos años nos estamos dedicando a los biotecnológicos. También estamos haciendo investigación básica con el CONICET, con la Facultad de Ciencia Exactas, e investigadores de argentina y tenemos en el sector de antibióticos mucho desarrollo. Nos contactamos con la empresa Hetero Labs, con la que hace 25 años estamos haciendo materias primas y formulaciones propias y nos invitaron a concurrir a Rusia para visitar el Instituto Gamaleya. Así surge la idea de que dentro de nuestro desarrollo de biotecnología podíamos agregar la parte de vacunas, que forma parte del mismo complejo. Entonces a la planta que dedicamos la fase final de los biosimilares decidimos agregarle el fermentado, empezando con la construcción del banco celular, los fermentadores y todo el proceso necesario hasta llegar al producto final.

 

-¿Es la primera vez que el laboratorio incursiona en vacunas?

-Si, es la primera vez, pero después de 5 años de trabajo en el campo biotecnológico. En una primera etapa se firmó un memorándum de entendimiento con el Instituto Gamaleya y el desafío era hacer una planta nueva para producir la Sputnik V. Luego el devenir de la pandemia nos llevó a ampliar la capacidad productiva y no hacer sólo el principio de Sputnik sino agregar el de ARN mensajero, que lo podemos hacer en la misma planta con sectores distintos. Además nos encontramos que había falta de vacunas en el mundo y una de las ayudas que podíamos dar, era hacer la fase final de la vacuna. Empezamos a buscar a las empresas de servicio farmacéutico y logramos segregar una planta que tenían para hacer el filtrado y el llenado de estériles que nos iban a proveer desde Rusia. Se aceleraron los tiempos y logramos hacer unos lotes de transferencia de tecnología que fueron aprobados por Rusia y así empezamos con la producción, para ir escalando de a poco con el cuidado que requiere. Tuvimos un gran apoyo de la asesora presidencial Cecilia Nicolini, de la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, del ANMAT y el INAME, entonces se logró llegar en tiempo y forma. La vorágine de la pandemia nos llevó a poder acelerar el proceso. Encontramos además una buena respuesta y apoyo de todo el sector salud. Yo soy también Director de Idea y además Cilfa y todos los laboratorios se pusieron a disposición para ayudar. Esto es algo a destacar, teniendo en cuenta que los laboratorios nacionales estaban abasteciendo, de todos los productos, a todos los centros de salud y farmacias del país y a pesar del intenso trabajo todos se encolumnaron en este camino.

 

-¿Los sorprendió el apoyo de todo el sector?

-No me sorprendió, porque Argentina está llena de buena gente y acá se vio. Puedo decir que nosotros tenemos una capacidad humana, científica y técnica en la industria y fuera de ella que se ve cuando uno coincide en estos proyectos. Por ejemplo, cuando interactuamos con Gamaleya la gente que participó de Argentina tiene una gran calidad y experiencia. Cuando vemos otros laboratorios del exterior nos damos cuenta de la cantidad de argentinos que trabajan en el exterior. Es muy interesante que nosotros podamos tener vacunas y biotecnología para que de acá podamos proyectarnos al mundo, porque nuestro mercado es chico. La industria nacional es muy bien vista en el mundo y creo que vamos a seguir ocupando los lugares que tenemos y seguramente podremos ocupar más. Nosotros acá logramos hacer el fermentado, luego la parte final del proceso. Por otra parte, hay laboratorios que silenciosamente están trabajando en el proyecto de vacunas locales, junto con el CONICET, es decir que se está haciendo mucho. Tenemos que conseguir una escala que nos permite producir más materias primas para exportar y estamos en condiciones de hacerlo. Como dije antes, el que produce vacunas, puede vacunar a su población y el que no, espera. La industria tomó conciencia que un desarrollo local es muy importante para autoabastecerse y también para exportar y generar divisas.

 

-¿Qué impacto va a tener esta posibilidad en el actual plan de vacunación?

-La primera parte de la escala son 500 mil dosis por semana, es decir dos millones por mes. Creo que esto junto con la aceleración de las llegadas de las vacunas va a aportar un alivio. Luego vamos a escalar aún más y tener una capacidad productiva importante. Las primeras vacunas se empiezan a entregar la primera semana de julio y los tiempos también van a depender de los controles de calidad, porque la última palabra la tiene la ANMAT. Creemos que para fines de julio podremos tener listas 2 millones de dosis.

 

-¿El laboratorio tuvo que acomodar su estructura para este proyecto?

-Hemos suspendido muchos proyectos de biotecnología para dedicar todo el recurso humano que tenemos para la producción de vacunas. Todos están atrás del mínimo detalle para que salga bien. Acá se juegan muchas cosas. La gente incluso se quedaba fuera de hora para recibir la materia prima, porque todos habían tenido internado o incluso habían perdido algún familiar o amigo por la enfermedad. Ya para el futuro quedará, cuando esta pandemia pase, una estructura más para la industria.

 

-¿Cuáles son las principales ventajas de la vacuna rusa?

-Hoy las vacunas logran evitar la enfermedad grave. Para eso, coincido que la mejor vacuna es la que te podés dar. En relación a la Sputnik, vemos que está dando muy buenos resultados de campo, sin efectos adversos y veo esto como algo muy positivo. Luego el tiempo dirá como se irá adaptando a las cepas que vayan surgiendo. En Argentina tenemos una comunidad médica de prestigio y creo que los argentinos podemos estar muy tranquilos.

 

-¿Cuál es la dificultad que tiene el componente 2 que suele tardar más en llegar?

-Para nuestro trabajo los tiempos son los mismos, pero tengo entendido que la dificultad es el rendimiento, que es menor al componente 1. Es un tema productivo netamente.

 

-¿Qué reacción hubo de parte de los integrantes de Richmond cuando se les anunció que iban a producir la vacuna?

-La reacción es muy profesional y de mucho compromiso. Eso es lo que está pasando en el laboratorio. Todos tuvieron a alguien afectado y entonces sabemos que se hace por el bien de los pacientes y tenemos la carga emotiva de que estamos haciendo esto por el otro. Hay mucha pasión.

 

-¿Cuál fue el principal obstáculo a sortear de todo el proceso?

-El estrés es constante, porque hay muchas variables que no manejamos, todos están sobre demandados. Y además de golpe, y de un año para el otro de repente se necesitan 14 mil millones de vacunas si se quiere lograr la inmunidad de rebaño, como demanda la Organización Mundial de la Salud. Eso llevó a la escasez de muchos componentes y eso nos dificultaba la concreción del proyecto. En cuanto al apoyo de las autoridades, el recurso humano y todos los actores que van desde los científicos, los trabajadores, los policías, el correo, etc, todo eso fue un aporte que nunca trajo una dificultad. La disposición fue muy buena.

 

-¿La idea es no sólo producir para Argentina, sino también para Latinoamérica?

-La idea del Fondo Soberano Ruso es que se pueda producir para nuestro país y el resto de Latinoamérica. Las plantas y los hierros como suelo decir se consiguen, pero lo que hay que formar es el recurso humano específico. Es por eso, que nosotros hacemos convenios con universidades y el Conicet. Por ejemplo, con la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) hicimos un convenio para que los alumnos de la Facultad de Farmacia hagan cursos en nuestro laboratorio. También tenemos becas que apoyan a estudiantes de ciencias duras. Pensamos que todo lo que es formación es clave para el desarrollo y debemos saber que la inversión en ciencia y en educación nos va a convertir en un país mejor.

 

-¿Cuándo se inaugura la planta que están construyendo?

-En dos meses vamos a inaugurar una planta de alta potencia para productos oncológicos donde se protege el producto final en términos de contaminación. Es decir, que un trabajador puede hacer su tarea sin trajes especiales, porque son plantas de última generación. Este proyecto lo visitó el Presidente Alberto Fernández hace unos meses y a pesar de la pandemia la podremos tener listo para principios de agosto. Luego terminaremos la planta de vacunas que creemos tendremos lista para dentro de un año y medio. Vamos a hacer un consorcio donde va a haber empresas europeas, como una alemana, así como también una empresa China y muchas empresas nacionales.

 

-¿Qué crees que nos enseñó la pandemia?

-Yo lo focalizo a la necesidad de estar preparados y eso implica aumentar la capacidad científica. Necesitamos que nuestros científicos y médicos quieran trabajar en el país y estén bien remunerados. Que Argentina sea un lugar para que estén nuestros hijos y nietos. También es importante valorar lo que tenemos y construir sobre lo que ya se construyó. Tenemos que tener reactivos locales, producir respiradores, cosa que no significa vivir con lo nuestro, sino tener las cosas fundamentales, pero con una economía abierta, y tener un modelo de país donde todos vayamos para el mismo lado y no ser pendulares. La clave es saber que la ciencia es muy importante y ojalá se pueda apostar a eso. Nosotros tenemos lo más importante de conseguir que es el recurso humano, que tiene una gran calidad científica y humana. Creo que tenemos que tener más bancos de fomento, en los países desarrollados tuvieron apoyo estatal, que no significa tener subsidios sino un apoyo a la ciencia, y eso se devuelve en bienestar para la sociedad, que es lo más importante.

 

-¿Qué significa para vos estar al frente del laboratorio argentino que va a producir la Sputnik V?

-Para mi es un desafío personal muy importante, aunque siempre quiero destacar que yo coordino el trabajo, pero los verdaderos héroes son los científicos, médicos y trabajadores, que se desviven y están pensando día y noche en esto. Y no sólo ellos, sino también todos los integrantes de la industria. En lo que a mi respecta, me enorgullece estar liderando y coordinando un equipo de esta magnitud.


NOTAS DESTACADAS
La herramienta, en esta primera instancia, permite acceder a toda la información de laboratorio y sacar turno para consultorios externos del Hospital.
La investigación realizada en pacientes de Sri Lanka, país vecino de India, indicó que las dosis crean defensas en niveles similares a las personas que sufrieron un contagio.
A partir de hoy, las personas con 20 años cumplidos en adelante (con o sin enfermedad de base), podrán recibir la dosis contra COVID-19, según terminación de cédula de identidad.
Cada 28 de julio, y en honor al Premio Nobel Baruch Blumberg quien descubrió el virus y nació ese día, se conmemora esta efeméride con el objetivo concientizar a la población sobre su prevención, detección y tratamiento.
El intendente Héctor Gay visitó el Centro de Salud Dharma, habilitado para la prestación de medicina familiar, odontología, pediatría, psicología, enfermería y trabajo social.
El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires brindó detalles de la estrategia que aplicará el distrito con las vacunas del laboratorio norteamericano que ya están en la Argentina.
NOTAS PUBLICADAS
chile
Los Ministros Paris, Isamit y Palacios visitaron junto a ejecutivos de Sinovac un posible terreno para planta de fabricación de vacunas en Antofagasta.
Fauci
Lo confirmó Anthony Fauci, máxima autoridad de la Casa Blanca para el manejo de enfermedades infeccionas. Además, volvió a pedirle a los norteamericanos que se vacunen.
pcr
La Sociedad Argentina de Infectología sugiere evitar la realización de PCR control para desaislar pacientes así como su realización como requerimiento para la derivación de pacientes una vez cumplidos los criterios clínicos de alta de aislamiento.
ecocardiografia
Así lo afirmaron especialistas reunidos en IMÁGENES.21, el IX Congreso Argentino de Ecocardiografía e Imágenes Cardiovasculares SAC, un encuentro de actualización médica organizado por la Sociedad Argentina de Cardiología.
DESTACADOS DE HOY