Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
SEMINÁRIO DE ÉTICA EN EL GERENCIAMIENTO DE LA SALUD ROMA 2018.
Se desarrollará en la ciudad de Vaticano, destinado a crear el concepto de la bioética en la toma de decisiones en los gerenciadores del sistema de salud.

Pre-Inscripción y más información >>
La obesidad aumenta hasta 7 veces el riesgo de Enfermedad Renal

Martes 7 Marzo, 2017 en  Actualidad

El Día Mundial del riñón propone una temática, y en 2017 es “Enfermedad renal y Obesidad” por lo que se promueve la educación sobre las consecuencias negativas de la obesidad destacando la importancia de un estilo de vida saludable.

logo 2017

La obesidad es una de las principales amenazas para los riñones porque promueve el riesgo de diabetes tipo 2 e hipertensión arterial, dos de las causas líderes de Enfermedad Renal Crónica (ERC) en el mundo. También hay razones propias a la obesidad que generan alteraciones renales. Se ha demostrado que los riñones de los pacientes obesos tienen una sobrecarga de su función (hiperfiltración) y con ello mayor riesgo de desarrollar proteinuria (pérdida de proteínas por la orina) lo cual también es un factor predictor de enfermedad renal.

La obesidad es una epidemia mundial. En la Argentina, según la última Encuesta de Factores de Riesgo del Ministerio de Salud de la Nación, la prevalencia de obesidad es del 20,8% y la prevalencia del sobrepeso llega al 37,1%. En cuanto a la prevalencia de ERC, estudios internacionales estiman que afecta al 10% de la población mundial. Su manifestación más grave es la insuficiencia renal crónica terminal que lleva al paciente a la diálisis crónica o al trasplante renal.

Según bibliografía médica internacional, las personas con sobrepeso u obesidad tienen un riesgo de 2 a 7 veces mayor de desarrollar enfermedad renal, y en nuestro país más de la mitad de los ingresantes a un plan de diálisis crónica tiene sobrepeso u obesidad. Según el Registro Nacional de Diálisis, 30 mil personas están hoy en alguna forma de tratamiento de diálisis. Por año, se estiman 6600 nuevos ingresos a diálisis.

En 2015, el mismo registro fijaba una prevalencia de 28.572 pacientes en diálisis. Además, aquel año un 34,4% de quienes ingresaron a diálisis presentaban sobrepeso y un 22,6% correspondió a pacientes obesos.

La buena noticia es que la obesidad es prevenible, y por lo tanto también la enfermedad renal que viene asociada a ella. Asimismo, se pueden corregir y/o controlar otros factores de riesgo tales como el consumo de tabaco, el colesterol elevado, y la ingesta excesiva de proteínas y sodio.

La ERC es una enfermedad silente, por eso resulta fundamental estar alerta. Las personas con factores de riesgo  deben cuidarse y los médicos de atención primaria son los que deben poner en marcha la detección de pacientes con factores de riesgo para ERC. Una simple prueba de creatinina en sangre y el examen de orina contribuyen a la detección de enfermedad renal. Un nivel elevado de creatinina en sangre, como ciertas anomalías en el examen de orina podría suponer enfermedad de los riñones.

 

Una vida sana para tener riñones sanos

La educación y la conciencia de los riesgos de la obesidad y un estilo de vida saludable, incluyendo la nutrición adecuada y el ejercicio, pueden ayudar de forma notable a prevenir la obesidad y la enfermedad renal.

Según el Séptimo Informe del Comité Nacional sobre Prevención, Detección, Evaluación y Tratamiento de la Presión Arterial de Estados Unidos, por cada 10 kilos de peso corporal que se pierde,  se reducen las cifras de tensión arterial entre 5 a 20 milímetros de mercurio (mmhg). La actividad física la reduce entre 4 a 9 mmhg, y un consumo de alcohol moderado entre 2 a 4 mmhg.

En la Argentina hay muchos hábitos alimenticios que debemos cambiar. El Ministerio de Salud de la Nación hizo un estudio en el que se demostró que los argentinos estamos consumiendo 12 gramos de sal a diario, cuando lo que deberíamos consumir, según la OMS, son 5 gramos o menos.

También somos el país que más litros de gaseosas consume. En 2012, eran 140 litros por año por persona, lo que equivale aproximadamente a 450 y 500 centímetros cúbicos de gaseosa por día. Un litro son casi 500 calorías, por lo que ganamos medio kilo de peso por semana.

Otro obstáculo es que no estamos comiendo suficientes verduras y frutas. Estas últimas      brindan vitaminas y minerales y otras sustancias que actúan como antioxidantes   que protegen a los riñones al disminuir el proceso oxidativo además de aportar fibras que disminuyen los lípidos que pueden dañarlos. En cambio, suelen consumirse altas cantidades de bebidas, galletitas, barritas de cereal, entre otros productos que contienen Jarabe de Maíz de Alta Fructosa (JMAF) que puede provocar hiperuricemia (ácido úrico elevado) y muchas grasas saturadas que también lo pueden dañar.

Hábitos para cuidar a los riñones

  • Evite el consumo de alimentos con alto contenido en sodio (fiambres, embutidos, aderezos, productos de copetín, etc.)
  • Modere el consumo de sal: la cantidad que aportan los alimentos en su estado natural cubre las necesidades de la mayoría por lo cual no use el salero en la mesa y al cocinar prefiera perejil, ajo, cebolla, albahaca, tomillo, romero y otras hierbas y especias. • Consuma por día 2 frutas y 3 porciones de verduras de todo tipo y color, preferentemente crudas. • Consuma pescado y cerdo con más frecuencia (dos veces por semana) y disminuya el consumo de carnes rojas a dos veces por semana y blancas a dos o tres. Consúmalas solo en una de las dos comidas principales.
  • Agregue aceites puros(oliva, canola, girasol alto oleico, soja) en crudo solo para condimentar y modere o evite el consumo de azucares o dulces en función de mantener su peso
  • Beba abundante cantidad de agua(1.5-2lts), evitando bebidas azucaradas
  • Consuma cantidades moderadas de alimentos, las que entren en un plato variando la selección.
  • Realice al menos 30 minutos diarios de actividad física.
  • No fumar. Incluso pocos cigarrillos por día son muy dañinos.
  • Mantener la presión arterial por debajo de 140/90 mmHg.
  • Las personas con diabetes e hipertensión arterial deben mantener un buen control de su enfermedad y de los factores de riesgo asociados.

NOTAS DESTACADAS
Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en Argentina tanto en hombres como mujeres. Se calcula que en nuestro país hay alrededor de 40 mil infartos al año.
Un informe reciente de la Organización Panamericana de la Salud revela que Argentina tiene una de las tasas más bajas de enfermeros por habitante de la región, con 4,24 enfermeros cada 10.000 habitantes.
La propuesta resultó elegida por un jurado integrado por especialistas de los sectores científico, productivo y gubernamental, tras una ronda de presentaciones comerciales –o pitching, en inglés– de doce proyectos preseleccionados.
Se realizará en Buenos Aires del 18 al 20 de octubre el 44º Congreso Argentino de Cardiología, la reunión científica más importante de habla hispana en el área cardiovascular.
Más de 150 profesionales del área de hemoterapia participaron del 31° Encuentro para la Organización y Administración de la Hemoterapia en la Provincia de Buenos Aires, que se desarrolló en la ciudad de Mar del Plata del 3 al 5 de octubre.
Gabriel Rabinovich, investigador superior del CONICET y Juan Pablo Cerliani, investigador adjunto, son autores del trabajo de investigación publicado en la revista Nature.
NOTAS PUBLICADAS
La Justicia, en Buenos Aires, ordenó restablecer la vacuna contra la meningitis para los chicos de 11 años. El juzgado federal N° 2 de La Plata hizo lugar a un amparo colectivo presentado por la Asociación Civil AJUS La Plata-Ensenada.
www.claudiomorales.com.ar
Mamotest, la primera red de telemamografías de Latinoamérica desembarcó en Constitución y proyecta realizar más de mil mamografías por día.
novartis
Buscan abrir laboratorios de innovación en todo el mundo para conectarse con empresas tecnológicas. Los laboratorios servirán de puente entre las empresas que desarrollan tecnologías de mejora de I+D y el negocio más amplio de Novartis.
jornada
En la actividad participaron más de 60 personas que integran los equipos locales de salud, seguridad y defensa civil, a quienes se instruyó en la realización de maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), extricación e inmovilización a la persona asistida.
DESTACADOS DE HOY