Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
“La pandemia del COVID-19 dejó a la vista los beneficios de invertir en salud”

Viernes 29 Abril, 2022 en  Medicina Privada

Así lo señaló el Presidente de ALAMI, Lic. Cristian Mazza, durante el discurso de apertura del Foro Sanitario "La salud en América Latina y el Caribe", que se llevó a cabo ayer, en la ciudad de Panamá.

Cristian MazzaForo ALAMIRepresentantes de ALAMI

Así lo señaló el Presidente de ALAMI, Lic. Cristian Mazza, durante el discurso de apertura del Foro Sanitario “La salud en América Latina y el Caribe”, que se llevó a cabo ayer, en la ciudad de Panamá.

Presentamos el discurso completo a continuación:

“Buenos días, este es un momento muy especial para todos los que estamos reunidos en esta sala para analizar y debatir presencialmente y en los albores de la post-pandemia del COVID-19, el estado de la salud en América Latina y el Caribe.

Están aquí los principales actores de la vida pública y de la sociedad civil de Latinoamérica y el Caribe, los que generan las políticas públicas y aquellos que las llevan adelante desde la esfera estatal o privada, convocados por ALAMI para poner de relieve las lecciones que nos dejó la pandemia y visualizar las principales tendencias del sector salud en la post-pandemia del COVID-19.

En nombre de ALAMI agradezco a las autoridades del PARLATINO por brindarnos este ámbito para intercambiar ideas y actualizar información sobre un tema de alta sensibilidad para nuestras sociedades.

Por ello, quiero pedirles un minuto de silencio en honor y memoria de las víctimas del COVID-19 que en América Latina y el Caribe que representaron una pérdida de más de un millón y medio de vidas humanas.

 

La pandemia del COVID-19 representó un antes y un después en nuestras vidas y en nuestro rol como actores esenciales del sector salud.

La crisis del COVID-19 puso a la salud de relieve y al más alto nivel de las agendas políticas de nuestros países y dejó al desnudo las principales carencias y debilidades de las políticas públicas de salud.

Ante la gravedad de la situación sanitaria se revalorizaron de inmediato todas las infraestructuras sanitarias del sector privado, ambulatorias, de internación, de servicios de diagnóstico y de laboratorio, sus recursos humanos – cuerpo médico y de enfermería altamente calificados -, que jugaron un papel crucial en la atención y contención de la emergencia.

Esa revalorización se expandió a la producción de la industria farmacéutica nacional de nuestros países, que tuvo un desempeño extraordinario y que conjuntamente con su sistema de distribución comercial y logístico abasteció en tiempo y forma las necesidades de las farmacias, permitiendo el acceso a los medicamentos para la continuidad de tratamientos médicos crónicos.

Me pregunto, ¿qué hubiera sucedido en un marco de restricciones globales para acceder a suministros y bienes en general, si no hubiésemos contado con sistemas privados de salud, industria farmacéutica nacional y farmacias independientes a lo largo y a lo ancho de nuestros territorios?

En efecto, cuando al inicio de la pandemia se cerraron las fronteras nuestros países fueron soberanos e independientes para auto abastecerse de servicios médicos privados y de medicamentos gracias a la infraestructura en recursos humanos, tecnología médica, científicos y plataformas productivas de primer nivel de la que disponía el sector privado.

De no haber sido así, habríamos sido dependientes de la escaza oferta global de bienes y pagado el alto costo económico de los mayores precios por la escasez.

No fue así, y ello debido a la inversión privada en salud, al nivel de servicios y al nivel de producción.

La pandemia del COVID-19 dejó a la vista los beneficios de invertir en salud. Y cuando hablamos de invertir en salud nos referimos a la capacitación de los recursos humanos, a la tecnología en equipamiento médico, a las líneas de producción industrial, a los desarrollos de innovación, a la investigación en ensayos clínicos, etc.

La salud depende de la inversión y la inversión de las buenas políticas públicas que incentiven el flujo de recursos hacia el sector privado de salud.

La pandemia también dejó en evidencia el rol crucial de la innovación y de la investigación y desarrollo en el descubrimiento de nuevas moléculas y en la generación de nuevas vacunas.

En ese campo fue formidable la respuesta de la industria farmacéutica que en poco menos de un año tuvo la capacidad de ofrecer a nivel global el suministro de diferentes tipos de vacunas para, tras su aplicación, contener el avance de la enfermedad.

Y Latinoamérica en particular fue el epicentro de esta respuesta científica, ya que los principales ensayos clínicos de las vacunas se realizaron en nuestros países.

Todo ello fue posible por contar con inversiones privadas, capacidad científica y tecnológica disponible para afrontar y resolver situaciones complejas en el muy corto plazo.

Ahora en el presente nos queda por delante el desafío de fortalecer los sistemas de salud a la luz de las lecciones aprendidas.

Y ese fortalecimiento desde nuestra mirada va de la mano de políticas públicas amigables con el sector privado de la salud, que impulsen el flujo de inversiones de largo plazo en el sector para estar mejor preparados en infraestructura y tecnología para afrontar la próxima crisis sanitaria.

ALAMI como institución representativa de las empresas de salud privadas de América Latina y el Caribe afronta el compromiso de continuar trabajando en la modernización de la infraestructura sanitaria del sector privado de salud en los países de la región y en la implementación de nuevos modelos de financiación que permitan una mayor inclusión de sus servicios en la población.

ALAMI considera necesario ampliar los servicios privados de salud a la población para aliviar los presupuestos públicos y permitir mejores prestaciones médicas, sin demoras y a costos accesibles”.


NOTAS DESTACADAS
Se fortalecerán las acciones de control vectorial, eliminación de criaderos de zancudo y sensibilización para evitar casos de dengue este año.
Ambos organismos firmaron una carta de intención para avanzar en el intercambio de conocimientos, experiencias y capacidades técnico-científicas a través de una convergencia integral y el trabajo conjunto.
"Es fundamental planificar las estrategias de hidratación que permitan mantener un balance de fluidos y electrolitos óptimos para mejorar el rendimiento y garantizar el bienestar", aseguran especialistas.
Según los registros del Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT), dependiente del Ministerio de Salud Pública de Paraguay, la lista de espera nacional de un donante se eleva a 300 personas.
El Plasma Rico en Plaquetas es un tratamiento médico terapéutico que utiliza las plaquetas presentes en la sangre del paciente, para ayudar en la recuperación y curación de lesiones.
Inflamación y rigidez en articulaciones, asociadas a dolor, especialmente en rodillas, tobillos, muñecas, dedos de la mano y codos, en menores de 16 años, son síntomas potenciales de un grupo de enfermedades reumatológicas.
NOTAS PUBLICADAS
african-media-agency-mda-deworming
las inversiones son clave para mantener los progresos.
buenos aires vacunate adolescentes_1
Serán aplicadas como dosis de refuerzo a mayores de 12 años. Las bivalentes coexistirán con las monovalentes.
aaoc
De los aproximadamente 130 mil casos de cáncer que se detectan en nuestro país anualmente. A nivel mundial, se considera que 4 de cada 10 casos de cáncer son prevenibles.
cerebro rata
Investigadores usan organoides del cerebro humano que responden a los estímulos visuales cuando se trasplantan, lo que abre una nueva vía tratar la pérdida de visión en adultos.
DESTACADOS DE HOY