Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
SEMINÁRIO DE ÉTICA EN EL GERENCIAMIENTO DE LA SALUD ROMA 2018.
Se desarrollará en la ciudad de Vaticano, destinado a crear el concepto de la bioética en la toma de decisiones en los gerenciadores del sistema de salud.

Pre-Inscripción y más información >>
Los nuevos casos de demencia “caen” un 20% por década desde 1970

Viernes 12 Febrero, 2016 en  Actualidad

Aunque se espera que el número de afectados se triplique de aquí a 2050, un nuevo estudio lanza un mensaje esperanzador: la tasa de nuevos diagnósticos ha disminuido en los últimos 30 años.

salud mental

(Elmundo.es) Un total de 47,5 millones de personas en el mundo padecen demencia y lejos de reducirse, la Organización Mundial de la Salud (OMS) espera que se triplique de aquí a 2050. A pesar de la preocupación que genera esta ‘explosión’ de casos, un nuevo estudio lanza un mensaje esperanzador: la tasa de nuevos diagnósticos, es decir, la incidencia, ha disminuido en los últimos 30 años.

Los datos que sustentan esta conclusión los desvela esta semana la revista médica New England Journal of Medicine. Según los autores de este trabajo, realizado en Boston, sus resultados refuerzan la idea de que la demencia se puede prevenir o al menos retrasar, lo que “podría alientar no sólo a la población en general sino a los organismos de financiación y a la comunidad científica para explorar más en profundidad sobre los factores” que subyacen en esta tendencia positiva, ya sean demográficos, el estilo de vida u otros aspectos ambientales.

Dado que la esperanza de vida es cada vez mayor, se prevé que la prevalencia de esta enfermedad también aumente progresivamente. Concretamente, se espera que el número de personas afectadas en el mundo alcance los 75,6 millones en 2030 y los 135,5 millones en 2050. Así lo señalaba el informa de la OMS, con el título: Demencia: una prioridad de salud pública. El tratamiento y el cuidado de las personas con demencia en la actualidad le cuestan al mundo más de 460.000 millones de euros por año.

Sin embargo, aunque la prevalencia incremente, existe otra medida de frecuencia de enfermedad que se muestra más favorable. Se trata de la incidencia, o lo que es lo mismo, el número de casos nuevos que se registran cada año. El documento de la OMS apunta alrededor de 7,7 millones anuales. Es aquí donde parece haber novedades con mejor color.

La base de este trabajo se encuentra en los datos del reconocido Framingham Heart Study (FHS), un estudio epidemiológico y prospectivo que se inició en 1948 con una cohorte inicial de 5.209 personas de Framingham (Massachusetts, EEUU), cuyas edades oscilaban entre los 30 y 62 años, sin historial ni síntomas de enfermedad cardiovascular ni de accidente cerebrovascular. Desde entonces, el trabajo ha incluido las nuevas generaciones y, 68 años después, continúa abierto. A lo largo de este tiempo, se han podido identificar los principales factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, tales como la hipertensión o el colesterol alto, y también de otras condiciones fisiológicas como la demencia.

Desde 1975 se ha hecho un seguimiento continuo de los participantes del FHS para detectar el deterioro cognitivo propio de la demencia, teniendo en cuenta factores de riesgo como la educación, el tabaquismo, la presión arterial y condiciones médicas como la diabetes, la hipertensión o el colesterol alto.

Casi 40 años estudio

Ante la sospecha de problemas neurológicos y neuropsicológicos, se procedía a realizar exámenes clínicos al paciente en entrevistas con los miembros de su familia. Tras el análisis de los datos de casi cuarenta años en cuatro periodos distintos (1970, 1980, 1990 y 2000), los investigadores observaron una disminución progresiva de la incidencia de la demencia, con una reducción media del 20%por década desde que se comenzó a recabar información (1970). El descenso fue mayor aún con un tipo de demencia causada por enfermedades vasculares, como el ictus. También se registraba un efecto decreciente de las enfermedades del corazón.

“En la actualidad no existen tratamientos eficaces para prevenir o curar la demencia”, comenta uno de los investigadores en el artículo, Sudha Seshadri, del departamento de Neurología de la facultad de Medicina de la Universidad de Boston. Sin embargo, el hecho de que la incidencia esté disminuyendo, “ofrece esperanza, demuestra que algunos casos se pueden prevenir o al menos retrasar […] Una prevención eficaz podría disminuir incluso la prevalencia en las próximas décadas“. Pero para ello, Seshadri y su equipo de científicos animan a los organismos de financiación y a la comunidad científica para profundizar en las variables que pueden estar influyendo en esta tendencia positiva.

Aunque el estudio no está diseñado para identificar las causas de este decrecimiento,tal y como argumenta Pablo Irimia, vocal de comunicación de la Sociedad Española de Neurología (SEN), probablemente se deba a dos factores. “Mejores estrategias de prevención en cuanto al control de factores como el tabaquismo o la hipertensión, que son los que favorecen el segundo tipo de demencia más frecuente, la vascular (causada por pequeños accidentes cerebrovasculares) y mejor prevención y tratamiento de los ictus (la actual terapia consigue reducir el tamaño y las secuelas del infarto), lo que reduce la tasa de demencias originadas por ictus”. En cuanto al Alzheimer, que es la demencia más frecuente, los factores de enfermedad cardiovacular también influyen por lo que un mejor control de las variables ayuda también a retrasar o prevenir la demencia.

A pesar de que FHS es un estudio reconocido y muy potente, los propios autores admiten que “la muestra de población es mayoritariamente de origen europeo y que se necesitan más estudios para ampliar los resultados a otras poblaciones”. Además, los investigadores tampoco incluyen los efectos de otras variables como cambios en la dieta y el ejercicio. No obstante, agrega otro de los científicos, Carole Dufouil, director del Instituto Nacional francés de Salud e Investigación Médica (Inserm), Burdeos (Francia), en vista de las conclusiones, “es muy probable que la prevención primaria y secundaria y una mejor gestión de las enfermedades y los accidentes cerebrovasculares cardiovasculares y sus factores de riesgo, pudieran ofrecer nuevas oportunidades para ralentizar la carga proyectada en ese momento de la demencia en los próximos años”. Un objetivo en absoluto fácil a corto plazo.

Para David S. Jones, del departamento de Salud Global y Medicina Social de la Facultad de Medicina de Harvard, el trabajo de Satizabal (autor principal) y sus colegas muestran una “robusta evidencia que contribuye a una visión más optimista de la demencia”, ya que abre la puerta a una posible “recaída de la tasa de la enfermedad”. Así lo remarca en un documento publicado también en el último número de la revista New England Journal of Medicine.


NOTAS DESTACADAS
En los hombres es el tercer cáncer en orden de frecuencia, luego del de pulmón y próstata y en las mujeres el segundo mas frecuente luego del de mama.
El curso tiene una duración de cuatro meses (mayo a agosto), cuenta con la posibilidad de optar por “Modalidad a Distancia”, se entrega certificado de asistencia y aprobación luego de examen final y requiere Título Secundario para inscribirse.
Participaron gerentes generales de los laboratorios de innovación, autoridades de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación, del PAMI y de la Superintendencia de Servicios de Salud.
Lo hicieron investigadoras españolas. Ahora deberá ser probado en humanos. Investigadores argentinos dicen que es auspicioso, pero prefieren la cautela.
Fue creada debido a la alta complejidad diagnóstica y terapéutica, y a la elevada prevalencia de este tipo de enfermedad.
Los accidentes de tránsito son la principal causa de Traumatismos Encéfalocraneanos (TEC) en el país, seguidos por caídas y por agresiones físicas.
NOTAS PUBLICADAS
test_0
La Tuberculosis puede ser la primera manifestación del VIH en personas sin tratamiento. Si tenés dudas realizate el test. Es anónimo, gratuito y confidencial.
bebe
El senador Alfredo Luenzo propuso que se incluya un examen oftalmológico al recién nacido, a los 18 meses y a los 4 años de edad como prestación obligatoria del Programa Médico Obligatorio.
sala de operacion
La ministra de Salud, Zulema Tomás Gonzáles, inauguró la primera sala de operaciones de tórax en Latinoamérica para Personas Afectados por Tuberculosis (PAT) en el Hospital Nacional Hipólito Unanue.
Dr Edgardo-cristiano
Expertos reconocen que es muy grande el impacto que puede tener en la calidad de vida. Este fue uno de los temas del 3er CHARCOT Latinoamericano, un evento que reunió a más 200 especialistas de toda la región.
DESTACADOS DE HOY