Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
“Necesitamos que se dignifique el trabajo médico”

Lunes 4 Octubre, 2021 en  Actualidad

Entrevistamos al Presidente de COMRA, Dr. Jorge Coronel, quien resaltó la calidad y esfuerzo del recurso humano para enfrentar la pandemia y reclamó que aún no se valorizó el trabajo que realizaron.

Dr. Jorge Coronel, presidente de COMRACoronel

Dialogamos con el Dr. Jorge Coronel, Presidente de la Confederación Médica de la República Argentina (COMRA) quien nos contó cómo vivieron los profesionales la pandemia desatada por el Covid-19. Pudimos conocer cuáles fueron los principales problemas que enfrentaron cuando empezaron a surgir los primeros casos en nuestro país. Durante la charla, resaltó el esfuerzo y entrega de enfermeros y médicos, además de destacar que aún muchos de los reclamos del sector todavía no fueron escuchados. También, opinó sobre el modo de encarar la pandemia por parte de las autoridades y dio su visión sobre el auge del uso de la telemedicina, como consecuencia de la cuarentena.

-¿Cómo encontró el inicio de la pandemia al personal médico?

Desde la Confederación Médica veníamos reclamando la necesidad de dignificar el trabajo médico y mejorar el sistema de salud. De hecho, sabemos que cada jurisdicción tiene su idiosincrasia y sus particularidades, pero en general veíamos un deterioro significativo del trabajo médico, que está mal pago e implica largas jornadas extenuantes. El sistema de salud tiene aspectos que nunca fueron apuntalados, como por ejemplo, el recurso humano. No ha habido una política de Estado en salud, nosotros tratamos de buscar consensos con las autoridades, pero las gestiones son de corto período y nunca llegamos a cerrar algo que solucione nuestra problemática.

 

-¿Cuáles fueron los principales problemas a resolver?

-Cuando llegó la pandemia nunca nos consultaron sobre las medidas a tomar, sólo se reunieron con algunos infectólogos pero no se habló con los actores de las distintas jurisdicciones. Tampoco se fortaleció el sistema de atención primaria, que era la primera línea y directamente se empezó a hablar y trabajar en la terapia intensiva, sabiendo que es la última línea y tiene mayor complejidad en cuanto a conocimiento. También, denunciamos las falencias de los equipos de protección personal en algunas jurisdicciones, donde llegaban de forma escasa y eran de mala calidad. Luego, con el correr de los meses se mejoró la provisión, pero todo el equipo de salud sufrió tensión y agotamiento extremo. No hubo un reconocimiento relacionado con el ingreso de los médicos. Muchos de ellos, que no tenían una especialidad afín a la pandemia, dejaron de trabajar y nadie les reconoció nada. Fueron muchas las desinteligencias en el manejo del recurso humano.

 

-¿Esas dificultades mejoraron o se resolvieron en algún punto?

-En cuanto a los elementos de protección para el personal, recién a mediados del 2020 se fue acomodando y mejorando. Hay que reconocer que todos estábamos aprendiendo sobre la enfermedad y el manejo de la situación, porque esto no se había vivido nunca en el mundo. Pero hacíamos reclamos y no éramos convocados ni siquiera para consultarnos. Y, lamentablemente, los resultados están a la vista con la cantidad de muertos que tenemos en el país.

 

-¿Cómo cree que se manejó la situación en nuestro país?

-No creemos que haya sido un buen manejo de la pandemia. Podrían haberse tomado otras medidas y consensuarlas entre todos los actores del sistema de salud, porque era clave mejorar la atención primaria, los testeos, el aislamiento correspondiente. En el interior no se testeo de la manera adecuada para bloquear los lugares donde surgían brotes. Las decisiones se tomaron cuando la situación estaba desbordada. Ezeiza no era la única puerta del país, ya que tenemos miles de kilómetros de frontera que estuvieron descuidados. En el norte, se pasaba de uno y otro lado la frontera con Bolivia y Paraguay, sin ningún tipo de control. Eso fue una gran falencia, porque lo vivimos en Salta y Jujuy cuando la gente estaba sin atención en Bolivia y venían a nuestro país para ser atendidos.

 

-¿Hubo casos de pacientes que se quedaron sin atención en el país?

-Hubo una provisión importante de insumos en los momentos más álgidos con respiradores, medicamentos y camas y eso permitió que no tengamos casos de gente que quedó sin atención. Pero lo que puedo asegurar es que sí tenemos un personal muy estresado y desmoralizado por la falta de un reconocimiento real. Hoy seguimos con medidas paliativas, pero no vemos que haya intención real, ni una decisión política de reforzar al sector salud. No sólo ocurre con los médicos, sino también con los bioquímicos, farmacéuticos, enfermeros, odontólogos, kinesiólogos. El reconocimiento no ha llegado, sólo algún bono que ha sido muy magro.

 

-¿Cómo se podría haber mejorado la comunicación e interacción con las autoridades?

-Los médicos siempre estamos dispuestos a conversar sobre las políticas sanitarias del país en cada jurisdicción. Sin embargo, no nos invitan a los COFESA para dar opinión  sobre algunas situaciones particulares. Allí podríamos explicar lo que sucede a los ministros de salud. Creemos que no hay una política de Estado en salud para diagramar medidas para los próximos 30 años. Necesitamos que se dignifique el trabajo del sector y tengamos un norte para saber hacia dónde vamos, de otra manera estaremos tomando decisiones a último momento, que no llegan a satisfacer los indicadores sanitarios.

 

-Con la baja de los casos, ¿finalmente los profesionales se han podido tomar licencias?

-Sí, se les ha permitido especialmente a los trabajadores que estaban más extenuados. Exigimos por supuesto que se aceleren los programas de vacunación para que la mayoría de la población cuente con las dos dosis porque es fundamental. Países vecinos lo han logrado y nosotros todavía no.

 

-¿Cree que hay buena aceptación de la gente a las vacunas?

-En Argentina hemos sido pro vacunas siempre, desde la primera infancia se ha cumplido con todos los esquemas de vacuna y eso ha generado una cultura muy importante en ese sentido. Por lo tanto, lo que hay que mejorar son los mecanismos actuales de aplicación de las mismas. Los retrasos en las aplicaciones creemos que se deben a las problemáticas de cada jurisdicción en cuanto a cantidad de personal e infraestructura. Necesitamos llegar a la población de una manera eficiente para llegar a tener un porcentaje que supere el 60% de la población con las dos dosis de la vacuna. Esto ayudará a contener la infección por la variante Delta, evitar las internaciones y frenar la mortalidad.

 

-¿Hay estadísticas en cuanto a la cantidad de personal médico fallecido a causa del Covid-19?

-No contamos con esos números, pero sí vemos que habíamos empezado con una tasa de mortalidad alta al inicio de la pandemia que después fue descendiendo, probablemente porque mejoraron también los equipos de protección personal.

 

-¿Perciben que la pandemia sirvió en algún punto para que la sociedad entienda la importancia del rol de los médicos?

-Yo creo que parte de la sociedad ha entendido la gravedad de la situación y que hay que continuar cuidándonos y respetándonos entre todos con el uso del barbijo, la higiene y el distanciamiento. En cuanto a la función que han tenido los enfermeros y los médicos, creo que quedó demostrado que han sido los héroes que trabajaron permanentemente con la atención en los momentos más críticos.

 

-Ya hablamos de cómo estaba el personal antes de la pandemia y lo vivido durante las primeras olas de la enfermedad. ¿Cómo está el recurso humano en la actualidad?

-El desgaste es muy grande y no se ha valorado toda la tarea que han realizado los médicos. Entonces ha dejado cierta desmoralización, pero se sigue poniendo esfuerzo y voluntad al servicio de la gente. Necesitamos un reconocimiento por parte de las autoridades y los entes financiadores.

 

-¿Cómo ve el avance de la telemedicina para la atención del paciente?

-Todos los avances tecnológicos siempre hay que ir mejorándolos. El uso de la telemedicina ha sido muy importante, sobre todo en los lugares donde hay dificultades para el acceso a la salud. Con la pandemia se aceleraron estos procesos, pero ha servido para contener y detectar patologías que muchas veces, si no se podía consultar, ayudó a que sean resueltas de alguna u otra manera. Creo que esto llegó para quedarse, pero hay que delimitar bien en qué casos y bajo qué circunstancias se debe usar. Todavía hay muchos huecos y calculo que cuando pase la pandemia todos los actores deberemos definir cómo queremos que se use, para que sea beneficioso para toda la población. No todas las patologías pueden resolverse de manera virtual por lo tanto debe haber un marco legal que lo establezca y sea usado adecuadamente, para evitar problemas legales, incluso hasta de praxis.

 

-¿Actualmente se está viendo un aumento de consultas y chequeos atrasados por otro tipo de patologías?

-Sí, claro. Eso se está viendo ahora y han quedado muchas cirugías pospuestas. Las listas de espera en algunos casos son bastantes largas, incluso en patologías que son graves. Esto se da en todo el país. Hay que hacer algo porque hay enfermedades que no pueden esperar.

 

-¿Cómo va a evolucionar el Covid-19 a futuro?

-Por la información que se obtiene de otros países, calculamos que se va a avanzar en los diseños de vacunas de mayor complejidad y estas vacunas van a ir adecuándose, como pasa con la de la gripe. Quizás haya que vacunarse todos los años o cada dos años. Es una virosis que ya existía, pero no en este nivel de pandemia, por lo que va a ir mutando, entonces tenemos que tener el nivel de adecuación en los tratamientos y las vacunas. La gente también entendió la importancia del autocuidado y las normas de bioseguridad. Es algo que va quedar como rutina en el futuro. Tenemos que reforzar los conceptos y no olvidar lo aprendido hasta ahora.

 

-¿Alguna vez pensó que le tocaría atravesar una pandemia de esta magnitud?

-Algo como esto no, pero sí recuerdo cuando fue la epidemia de cólera y tuve que ir a Salta a atender con lo justo, para frenar la avanzada de la enfermedad que entraba por el norte. En ese momento, sabíamos bien cómo contener eso, pero en este caso no se pensó en la importancia de la atención primaria en relación al coronavirus. De cualquier manera, pudimos mejorar los equipamientos y se revalorizaron los recursos humanos de terapia intensiva, algo que antes no se daba. Todo el equipo de salud se puso la pandemia al hombro.

 

¿Qué mensaje le daría a los profesionales?

-En Argentina, el equipo de salud está muy capacitado para atender no solamente la pandemia, sino también un sin número de patologías. Está muy valorado en el exterior, porque cuando van a buscar trabajo a otros países el médico argentino es muy reconocido por su formación. La sociedad tiene que entender que el cuidado de la salud no depende sólo del médico, sino de cada uno, y de la educación y el respeto por el otro para cuidarnos entre todos. Eso es fundamental para mejorar la sociedad.


NOTAS DESTACADAS
Surgido del interés y consenso de las provincias, la formación está dirigida a profesionales de psicología, terapia ocupacional, trabajo social, musicoterapia y enfermería.
A medida que los casos llegan a 10 000 en la Región, los Estados Miembros celebran una Sesión Especial del Consejo Directivo de la OPS para discutir el mejor uso de los limitados suministros mundiales de vacunas.
La actividad tendrá lugar en la ciudad de Washington, DC, del 15 al 19 de agosto. Organizado por la Fundación para el Estudio e Investigación de los Sistemas de Salud (FEISS) y Development Outcomes Organization (DOO).
La distribución se realizó a nivel nacional de acuerdo a la programación realizada por la estrategia sanitaria de Inmunizaciones.
Hasta el 7 de agosto se recuerda la importancia de este acto para la salud de los bebés y sus familias. Hay encuentros abiertos a la sociedad y capacitaciones para profesionales sobre el tema.
Se firmó un convenio entre el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y la Fundación Esteban Bullrich, a fin de abrir el llamado al I Concurso de Investigación Social sobre la esclerosis lateral amiotrófica.
NOTAS PUBLICADAS
Moderna
La mRNA-1273.222 contiene la cepa BA.4 y BA.5 de Ómicron y se está desarrollando de acuerdo con las recientes recomendaciones de la FDA, mientras que la mRNA-1273.214 contiene la cepa BA.1 de Ómicron.
virtual
En el marco de la digitalización como vínculo con sus afiliados, OSJERA pone a disposición el Libro de sugerencias, reclamos y agradecimientos.
VisitaPlantasVarifarma
La compañía farmacéutica nacional será la encargada de registrar y distribuir más de 20 vacunas y productos hemoderivados.
2_54
Entre el 25 julio y el 3 de agosto, vecinos y vecinas de la Ciudad de Buenos Aires se acercaron a los Puntos de Bienestar para aplicarse la vacuna que protege contra el tétanos y la difteria.
DESTACADOS DE HOY