Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
SEMINÁRIO DE ÉTICA EN EL GERENCIAMIENTO DE LA SALUD ROMA 2018.
Se desarrollará en la ciudad de Vaticano, destinado a crear el concepto de la bioética en la toma de decisiones en los gerenciadores del sistema de salud.

Pre-Inscripción y más información >>
Santa Fe es una de las provincias con menos camas de internación

Lunes 4 Julio, 2011 en  Actualidad

Entre públicas y privadas suma 3 por cada mil habitantes. En Capital hay 7 y Córdoba tiene 5,9. Las empresas prestadoras y el Estado proyectan fuertes inversiones.

     (La Capital de Rosario) No es sólo el frío. El crecimiento del empleo formal, la suba de afiliados a obras sociales y prepagas, una mayor demanda de pacientes de localidades vecinas y el cierre de centros asistenciales en la década del 90, pone a muchos sanatorios y hospitales a trabajar al límite de su capacidad. Tanto que los niveles de ocupación altos y la rápida rotación de pacientes no se ajustan a la época invernal. Entre efectores públicos y privados, Rosario suma unas 3.440 plazas de internación. Un promedio de tres camas cada mil habitantes, que muchos ya consideran escaso.

   La cifra se ubica en sintonía con la situación provincial, sin embargo está por debajo de la media nacional. De acuerdo al sistema integrado de información sanitaria del Ministerio de Salud de la Nación, Argentina tiene 4,5 camas de internación por cada mil habitantes. La mayor cantidad de plazas están en la Capital Federal (7,1 por mil) y las provincias de Córdoba (5,9) y Buenos Aires (5). Santa Fe está entre las cinco provincias con menor cantidad de camas en función de su población, curiosamente superada por La Rioja, Formosa, Chaco y Jujuy, por citar algunos ejemplos.

   Las asimetrías pueden explicarse en parte por diferencias en los modelos de atención, distintas proporciones de camas complejas (como las de unidades de terapia intensiva o coronarias), o la existencia de infraestructura sin utilización efectiva.

   Lo cierto es que no son pocos los profesionales que advierten que se necesita ampliar la capacidad de hospitales y sanatorios. Actualmente la mayoría de las instituciones privadas de salud se encuentra en expansión, con niveles de inversión en edificios y tecnología impensables sólo seis años atrás. Y en el ámbito público abundan también los proyectos de nuevos hospitales o ampliación de efectores.

     La otra crisis. “No es casualidad que todos los sanatorios estén en planes de expansión. Hay una crisis de camas importante y existe demanda insatisfecha”, apuntaron desde la gerencia del Sanatorio de la Mujer. Hace cinco años que la institución dejó de ser sólo una maternidad y asumió el desafío de convertirse en un hospital polivalente. A fin de mes se inaugurará el nuevo sector de guardia de unos 1.500 metros cuadrados, con sectores de internación para adultos y niños, y también se proyectan mejoras en el área de diagnóstico por imágenes, unidades de cuidados intensivos y la ampliación del número de camas de 150 a 200.

   De las 3.440 camas de internación que existen en Rosario, según el registro del Ministerio de Salud de la Nación, más de la mitad (2.038, exactamente) se concentran en el sector privado. El Hospital Italiano tiene la mayor cantidad de plazas, 209, y por estos días está proyectando sumar 22 habitaciones, además de renovar las áreas de unidad coronaria, hemodinamia, guardia y diagnóstico por imágenes.

   “En los últimos 15 años en Rosario cerraron sanatorios y no se repuso ninguna cama, sumado al crecimiento poblacional; eso hace que la mayoría de las instituciones, privadas o públicas, trabajen con un 99,9 por ciento de ocupación durante todos los días del año. La escasez de camas se acentúa en invierno, pero no es sólo un fenómeno estacional”, sostuvo el director médico del efector de Virasoro al 1200, Fabián Diez.

   Las consecuencias las sufren los pacientes: historias de esperas, largos viajes en ambulancia hasta encontrar lugar en algún sanatorio, estadías más largas que lo deseado en camas de guardia o postergación de operaciones programadas por falta de habitación, se escuchan con mayor frecuencia por estos días en los pasillos de más de un centro asistencial.

Cambio de hábito. Todo esto se da en medio de dos procesos. El primero tiene que ver con un cambio del modelo de prestación de los servicios que apunta a disminuir la estadía en el hospital. La internación domiciliaria o la cirugía ambulatoria prometen hacer más eficiente la atención y, al mismo tiempo, liberar camas en los centros asistenciales.

  Sin embargo, “a pesar de que hay patologías que hoy demandan menos internación, aparecieron un montón de opciones terapéuticas para pacientes que antes no se podrían tratar. Y esas personas necesitan estadías más largas”, explicó el presidente del directorio del Sanatorio Británico, Rodrigo Sánchez Almeyra.

   Ese efector también se encuentra en plena expansión. Este mes se comenzó a levantar, contiguo al efector por calle Jujuy, un edificio de 10 pisos que albergará 91 consultorios, el laboratorio y una sala para docencia, conferencias, cursos y congresos. La obra demandará 30 meses de trabajo y una vez finalizada se liberará el segundo piso, donde se habilitará un nuevo sector de internación para pacientes complejos (oncológicos y oncohematológicos) con 16 camas.

   La consolidación de Rosario como un polo de referencia en materia de salud es otro de los factores que explica el crecimiento de la demanda. Tanto que, actualmente, casi la mitad de las personas que se atienden en los sanatorios privados no viven en la ciudad. “La alta complejidad de toda la provincia y de provincias vecinas pasa por acá”, advirtió el presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, Eduardo Javkin. Ese dato, apuntó, complica el cálculo de la cantidad de camas que necesita Rosario, “pero es evidente que en los meses de junio, julio y agosto faltan camas de internación”. Un problema que, según parece, es como el frío: llegó para quedarse.

 


NOTAS DESTACADAS
El objetivo es reunir a los afiliados de PAMI en centros de jubilados de toda la provincia para capacitarlos en problemáticas vinculadas a la seguridad y situaciones de riesgo.
La Secretaría de Salud de la Nación emitió un alerta sanitario que advierte que en las primeras semanas del año se vienen registrando casos positivos de dengue "en forma sostenida".
El CONICET es un ente autárquico cuyo primer presidente fue Bernardo Houssay, Premio Nobel de Medicina. Desde su creación, se constituyó como la institución emblema de la ciencia nacional.
Al ser Unidad Docente de la Universidad de Buenos Aires (UBA), los interesados en anotarse pueden hacerlo del 4 de febrero al 10 de marzo próximos, vía web www.fmed.uba.ar.
El INC junto a otros organismos de carácter internacional comparten información útil para prevenir y detectar tempranamente esta enfermedad, mientras sigue trabajando en las líneas de acción prioritarias para controlar el cáncer en nuestro país.
“Acompañamos a Uruguay, capacitando personal asistencial y de vigilancia epidemiológica que trabaja con vectores y veterinarios en toma de muestras”, dijo Ana Nilce Elkhoury.
NOTAS PUBLICADAS
inteligencia artificial
Los investigadores aseguraron que el sistema demostró una gran precisión, por lo que en el futuro podría ayudar a los doctores a diagnosticar a pacientes que sufran enfermedades complejas o raras.
same provincia-4
El Sistema de Atención Médica de Emergencias, SAME Provincia, desembarcó hoy en el municipio de Exaltación de la Cruz, convirtiéndose así en el municipio 91 que lo implementa.
recomendaciones_asistencia_embarazo_nacimiento_01-(1)
“Las madres deben recibir la mejor atención y la mayor calidez en un momento tan importante como es el nacimiento de un bebé”,Dijo el subsecretario de Salud Pública, Jorge Quian.
cardiopatías (1)
En Argentina cada año nacen 7.000 chicos con esta patología. Es la principal causa de muerte en menores de 1 año, sin embargo el 95% puede solucionarse con diagnóstico y tratamiento oportuno.
DESTACADOS DE HOY