Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
SEMINÁRIO DE ÉTICA EN EL GERENCIAMIENTO DE LA SALUD ROMA 2018.
Se desarrollará en la ciudad de Vaticano, destinado a crear el concepto de la bioética en la toma de decisiones en los gerenciadores del sistema de salud.

Pre-Inscripción y más información >>
Tratamiento con protones facilita manejo seguro para linfoma de Hodgkin

Lunes 28 Julio, 2014 en  Ciencia y Tecnología

El uso de un tratamiento con protones después de la quimioterapia, en pacientes con linfoma de Hodgkin tiene una tasa de éxito similar a la de los tratamientos convencionales con una reducción de la radiación recibida fuera de la zona de destino.

linfoma

(Medimaging) A pesar de haber obtenido varios éxitos en el tratamiento de pacientes con linfoma de Hodgkin, muchos pacientes sufren de los efectos tardíos del tratamiento con radioterapia y quimioterapia, como la posible aparición de cáncer de mama o enfermedades del corazón. Un estudio realizado por el Instituto para Tratamiento con Protones de la Universidad de Florida (UF) (Jacksonville, EUA) reveló que el uso de un tratamiento con protones después de la quimioterapia, en pacientes con linfoma de Hodgkin tiene una tasa de éxito similar a la de los tratamientos convencionales con una reducción de la radiación recibida fuera de la zona de destino, o “nodo involucrado”, reduciendo posiblemente el riesgo de los efectos posteriores causados por la radiación.

El estudio de fase II fue publicado el 11 de junio de 2014, en la edición digital de la revista International Journal of Radiation Oncology Biology Physics y se suma a la creciente evidencia que apoya el uso de la Radioterapia con protones para obtener resultados positivos con un tratamiento a largo plazo. Varios estudios retrospectivos de dosimetría, donde se hizo la medición de las dosis de radiación recibidas en el tejido como resultado de la exposición a la radiación directa y/o indirecta, han reportado las ventajas del tratamiento con protones para el linfoma de Hodgkin como una forma de disminuir las dosis de radiación para los órganos en riesgo, tales como los pulmones, el corazón y los senos. Sin embargo, este estudio es el primero de su tipo que hace un seguimiento de los resultados del tratamiento con protones en pacientes con linfoma de Hodgkin.

La investigación hizo un seguimiento a 15 pacientes entre septiembre de 2009 y junio de 2013, con diagnóstico reciente de linfoma de Hodgkin que recibieron tratamiento con protones con nodo implicado (INPT), la cual se dirige específicamente a ganglios linfáticos inicialmente afectados por el linfoma de Hodgkin, después de terminar la quimioterapia. Además, el estudio evaluó las dosis de radiación recibidas por el tejido sano circundante como resultado del tratamiento con protones en comparación con los tratamientos convencionales, llamados tratamiento con radiación de intensidad modulada (IMRT) y tratamiento con radiación de conformación tridimensional (3DCRT).

Los datos muestran una tasa de ausencia de recaída a tres años del 93% y una tasa de ausencia de eventos a tres años del 87%. Por otra parte, ninguno de los pacientes desarrolló toxicidad de grado tres o mayor durante el seguimiento. “Todos los 15 pacientes obtuvieron beneficios del uso del tratamiento con protones. Los resultados muestran que el uso de protones, en contraposición al tratamiento convencional similar con fotones, redujo el riesgo de efectos secundarios a largo plazo mediante la reducción o la eliminación de las dosis de radiación recibidas por el tejido sano sin disminuir la tasa de curación”, dijo el investigador principal, Bradford S. Hoppe, MD, oncólogo radioterapeuta del Instituto para Tratamiento con Protones de la UF y profesor asistente del departamento de oncología radioterápica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Florida.

“Tres años después de que las directrices de la Red Nacional Integral del Cáncer [EUA] respaldaron el uso del tratamiento con protones, este estudio refuerza el tratamiento con protones como una alternativa segura a las formas más convencionales de radiación”, concluyó el Dr. Hoppe.


NOTAS DESTACADAS
Con la entrega de una ambulancia de alta complejidad, el ministerio de Salud bonaerense completó la implementación del SAME Provincia en dicho municipio.
Dicho reconocimientos fue entregado en la jornada que realiza la UCA en el marco del “XVII Curso Superior Universitario de Alta Gestión de Calidad en Servicios de Salud: “Gestionar la innovación sostenible, desde una mirada humana”.
El ministro destacó la importancia de la lactancia materna en la prevención de la obesidad en los chicos durante el cierre de la de la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Antes, se entregaron reconocimientos a instituciones que trabajan para favorecerla.
El deterioro cognitivo leve (DCL) es un estado clínico de transición entre los cambios cognitivos del envejecimiento normal y un estadio temprano de demencia.
Los investigadores han confirmado la hipótesis que se plantearon inicialmente, según la cual, si las células del cáncer proliferan cómodamente con niveles de pH alcalinos, entonces serían más sensibles al pH ácido.
NOTAS PUBLICADAS
14-08-18_incucai_mendoza
Durante días autoridades sanitarias nacionales, referentes internacionales, representantes de organismos de procuración de las provincias y equipos técnicos de trasplantología, se dieron cita para consensuar estrategias en la materia y avanzar en la reglamentación de la nueva Ley.
Hospital Británico - distinción
El Hospital Británico fue reconocido como “Líder de Calidad y Seguridad atendiendo al bienestar de las personas”. Esta distinción fue entregada al Dr. Angel J. Yebara, Director General de la Institución.
Plantilla para Web_86
El 70 % de la población del país está en ese registro, lo cual indica que se llegará sin problemas al objetivo de completarlo para 2020.
Inauguracion-de-nuevo-laboratorio-en-el-Instituto-Leloir-Post-body
Con aportes de la Fundación Williams y el CONICET se puso en marcha un nuevo Laboratorio de Moscas en la Fundación Instituto Leloir (FIL).
DESTACADOS DE HOY