Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
VIH/SIDA: 40 años enfrentando una epidemia que ha marcado a la humanidad

Martes 6 Septiembre, 2022 en  Actualidad

A lo largo de sus 120 años de existencia, la OPS ha desempeñado un papel de liderazgo en la respuesta a las epidemias en la región, incluido el VIH/SIDA.

Aaron Zea tiene 32 años, directivo del sector cultural, ciclista que juega al fútbol todas las semanas y vive con el VIH. “Para mí vivir con el VIH es muy tranquilo porque sé que puedo tener una vida normal, hacer deporte e ir a la universidad. No me voy a morir por esto”, dijo Aaron, hablando desde su casa en Medellín, Colombia. En nueve años de vivir con el virus, sabe lo que necesita hacer para mantenerse saludable: “cuidar mi cuerpo, comer bien, ir a mis controles y tomar mis medicamentos”.

Hoy en día, el tratamiento para el VIH es efectivo y simple y generalmente consiste en una sola pastilla al día, con pocos o ningún efecto adverso. Sin embargo, este no era el caso de las personas infectadas por el VIH cuando Aaron nació en 1990, y mucho menos en 1981, cuando se diagnosticaron los primeros casos de neumonía atípica en hombres homosexuales en San Francisco, Estados Unidos, algo que marcaría para siempre la vidas de la humanidad.

Los nuevos tratamientos han convertido la infección por VIH en una enfermedad crónica y han reducido la mortalidad en un 28 % desde 2010 en América Latina. Sin embargo, esta reducción se mantiene por debajo del promedio mundial debido a los enormes avances en la prevención, la detección temprana y el rápido inicio del tratamiento en África.

Hoy, 2,5 millones de personas en América Latina y el Caribe viven con el VIH. Cada año, unas 120.000 personas contraen el virus y unas 35.000 pierden la vida por causas relacionadas con el sida, como la tuberculosis, la meningitis criptocócica, la histoplasmosis o la toxoplasmosis. Desde 2010, el número de nuevas infecciones ha aumentado un 5 % en América Latina, con una reducción parcial en el Caribe.

Si una persona que recibe tratamiento logra suprimir la circulación del virus en la sangre, y no transmite la infección, esto se conoce como I = I o indetectable es igual a intransmisible, una poderosa arma de protección y prevención.

En 1984, tres años después de la detección de los primeros casos, se identificó al Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) como el agente causal del SIDA y se determinaron las vías de transmisión a través de la sangre, las relaciones sexuales y de madre a hijo. La primera prueba para diagnosticar el virus se desarrolló en 1985.

La muerte del actor de cine Rock Hudson a causa del SIDA ese año llamó la atención de los medios de comunicación de todo el mundo y las pruebas comenzaron en masa. Sin embargo, sin antirretrovirales disponibles, los médicos solo podían tratar las infecciones secundarias. “Los pacientes se nos escapaban de las manos”, dice el infectólogo Pedro Cahn, quien trabajaba en el Hospital Fernández de Buenos Aires, Argentina, cuando aparecieron los primeros casos hace cuatro décadas.

El Dr. Fernando Zacarías vivió la epidemia desde el principio. Primero, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos y luego como primer coordinador del Programa de SIDA y Enfermedades de Transmisión Sexual de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en 1984.

“La OPS muy rápidamente se dio cuenta de lo que estaba sucediendo y fue la primera organización internacional de salud en abordar este problema”, dice. “Adaptamos información de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. y los CDC y difundimos las primeras pautas para la región sobre cómo prepararse para la epidemia”.

Con recursos del Programa Especial sobre el SIDA de la OMS, creado oficialmente en febrero de 1987, la OPS envió equipos de expertos a países de América Latina y el Caribe para ayudarlos a preparar sus primeros planes de acción y establecer programas nacionales de prevención y control del VIH/SIDA.

La OPS también capacitó a laboratorios de la región para introducir pruebas y apoyó campañas para promover el uso de condones. Los países también comenzaron a introducir pruebas de detección en los bancos de sangre para prevenir la transmisión del VIH, que había afectado a los hemofílicos al comienzo de la epidemia.

La presión de los activistas jugó un papel clave en la reducción de los tiempos de aprobación de nuevos medicamentos en los Estados Unidos, y en 1987 se introdujo el AZT, el primer antirretroviral contra el SIDA.

El camino hacia el tratamiento para todos

Hasta la primera mitad de la década de 1990, los medicamentos disponibles para tratar el VIH no eran efectivos para controlar el virus. Su costo era prohibitivo para muchos (alrededor de US$400 por mes), y los programas de salud pública continuaron enfocándose en la prevención y el tratamiento de las diversas infecciones secundarias que afectan a los pacientes con SIDA.

Brasil y Argentina fueron los primeros países de América Latina en brindar tratamiento gratuito. Pero esto no sucedió de manera inmediata en el resto de los países de la región. Sin embargo, gracias al trabajo de activistas y personas que iniciaron acciones legales, muchos otros gobiernos pronto comenzaron a proporcionar los medicamentos de forma gratuita a través de sus programas de salud pública.

Durante la Conferencia Mundial sobre el SIDA en Vancouver, Canadá, en 1996, se presentó una terapia antirretroviral de gran actividad o “cóctel”. Esto marcó un punto de inflexión en el tratamiento, al permitir evitar la replicación del virus, recuperar los linfocitos CD4 que combaten la infección, reducir las hospitalizaciones y mejorar la supervivencia.

Mejorar el acceso a los antirretrovirales

Para ayudar a los países a mejorar el acceso a medicamentos esenciales y suministros médicos, la OPS creó el Fondo Estratégico en el año 2000, un mecanismo de cooperación que ayudó a los ministerios de salud a adquirir antirretrovirales de calidad a un costo más bajo y asequible, planificar su demanda y evitar el stock. -outs.

“En los últimos cinco años, el Fondo Estratégico ha adquirido más de US$200 millones en antirretrovirales, lo que representa 2,5 millones de tratamientos para 22 países de las Américas, así como alrededor de 12 millones de pruebas de diagnóstico”, dijo Christopher Lim, Jefe del Fondo Estratégico. . El Fondo también ha negociado “reducciones de hasta un 50% en el precio de los tratamientos recomendados por la OMS desde 2017, lo que representa un ahorro de alrededor de US$20 millones para los Estados Miembros de la OPS”, agregó.

A nivel mundial, la mayoría de las personas en tratamiento actualmente reciben el esquema preferido recomendado por la OMS, que consiste en una pastilla al día que combina los medicamentos tenofovir, lamivudina y dolutegravir (TLD). Esto es más eficaz, más fácil de tomar, tiene menos efectos secundarios y puede ser utilizado por casi todo el mundo. También es menos propenso a la aparición de resistencia al tratamiento y tiene mejores tasas de supresión viral.

En las Américas, el 69% de las personas con VIH están en tratamiento antirretroviral, mientras que el resto desconoce su estado, o no inicia o continúa el tratamiento. El objetivo para 2030 es diagnosticar al menos al 95 % de todas las personas con VIH, brindar terapia antirretroviral al 95 % de las personas diagnosticadas y lograr la supresión viral al 95 % de las personas tratadas.

“América Latina y el Caribe han estado a la vanguardia de una respuesta sin precedentes al VIH, una vez alcanzando la mayor cobertura de tratamiento antirretroviral en el mundo”, dice el Dr. Rubén Mayorga, Jefe de VIH, Tuberculosis, Hepatitis e Infecciones de Transmisión Sexual de la OPS . “Sin embargo, hoy nos estamos quedando atrás y debemos intensificar nuestra respuesta”.


NOTAS DESTACADAS
"Un factor muy importante es que tengamos un acceso oportuno al testeo y también preventivo, y eso requiere ampliar nuestras capacidades diagnósticas de COVID-19”, expresó el subsecretario de Salud Pública, Cristóbal Cuadrado.
En el marco del próximo Día Mundial de la Dermatitis Atópica (DA) – que se conmemora hoy 14 de septiembre – las artistas Ani Santangelo, Fio Silva y Julia Alonso, intervinieron diferentes murales de la Ciudad de Buenos Aires.
Está diseñado para reflejar acuerdos operativos y de gobernanza inclusivos y efectivos con altos estándares de transparencia y rendición de cuentas. Es organizado por el Banco Mundial con liderazgo técnico de la OMS.
La Comisión Europea ha propuesto medidas concretas para evitar un aumento repentino de casos de COVID-19 en la próxima temporada de otoño e invierno.
La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido informó que una persona que había estado recientemente en África occidental había contraído una variante genéticamente distinta del virus que provocó el actual brote en el Reino Unido.
Hasta el momento se confirmaron 11 casos, de los cuales 4 han fallecido; todos ellos son parte del mismo brote. El resultado de las muestras analizadas por ANLIS-MALBRÁN detectó la presencia del genoma de la bacteria Legionella.
NOTAS PUBLICADAS
medicamentos
El Ministerio de Salud Pública del país busca avanzar en la mejora de la calidad de vida de los usuarios del Sistema Nacional Integrado de Salud.
federacionpsicologos
Durante el encuentro se acordó armar una mesa de trabajo y diálogo para avanzar en la implementación de la Ley Nacional de Salud Mental y analizar la creación de especialidades en psicología.
fibrilacion auricular
Sólo 2 de cada 10 latinoamericanos conocen sobre dicha enfermedad. El 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón.
CAPS VILLA CLUB1
“Hoy se inaugura una obra pero también se inaugura un proceso: a partir de hoy el barrio cambió porque va a tener un equipo de salud con ustedes que los va a acompañar”, dijo el ministro de Salud de Buenos Aires.
DESTACADOS DE HOY