Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
Un algoritmo de inteligencia artificial para predecir complicaciones en cirugías plásticas

Viernes 20 Agosto, 2021 en  Ciencia y Tecnología

A partir de datos como la edad, el índice de masa corporal o la tendencia a formar trombos, la herramienta determina con una precisión del 98% si el paciente tiene riesgo de alguna complicación.

Cirugia

(Infobae) Hace tres años, Williams Erik Bukret, un especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (MN: 99738) nacido en Santiago del Estero, graduado en la Universidad Nacional de Córdoba, perfeccionado en Estados Unidos y con consultorio en Puerto Madero, recibió a través de Facebook la consulta de una mujer de 40 años que quería hacerse una intervención estética. No llegó a completar la evaluación y perdió el rastro de la paciente, quien terminó siendo operada por un colega. Fue una catástrofe. A través de las redes se enteró luego de que había fallecido por una complicación de la cirugía.

Me quedé helado”, evocó Bukret en diálogo con Infobae. “La mujer tenía dos hijos, una vida por delante… Me pregunté: ¿Yo habría podido anticiparlo? ¿Tenía alguna herramienta fina para predecir ese riesgo?

El episodio sería la génesis de un desarrollo asistido por inteligencia artificial para definir la probabilidad de complicaciones que, según Bukret, permite objetivar en tiempo real esa evaluación previa y reducir el error humano en la recolección y el análisis de los datos de los pacientes, discriminando con más precisión cuándo la cirugía es suficientemente segura y cuándo debería posponerse hasta corregir ciertos factores de riesgo.

El algoritmo fue presentado días atrás en “Plastic and Reconstructive Surgery– Global Open” (PRS-Global Open), la publicación oficial de acceso abierto y revisión por pares de la American Society of Plastic Surgeons (ASPS). Y Bukret, quien es miembro titular de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SACPER) y de otras seis sociedades científicas nacionales e internacionales, también contempla presentarlo en octubre durante el congreso anual de la ASPS, en Atlanta, Estados Unidos.

Estoy enamorado de lo que hice, porque resulta de enorme utilidad. Es muy fácil ver el potencial que tiene”, se entusiasmó Bukret, quien también cree que la herramienta (que ya está disponible para descargar desde Play Store para Android) podría ser aplicable a otro tipo de cirugías.

Abanico de posibilidades

Según las últimas estadísticas de la International Society of Aesthetic and Plastic Surgeons (ISAPS), las cinco intervenciones quirúrgicas estéticas más frecuentes en el mundo siguen siendo el aumento de pecho, la liposucción, la cirugía de párpados, la abdominoplastia (reducción del abdomen) y la rinoplastia, con un fuerte crecimiento del aumento y elevación de las nalgas.

Todos esos procedimientos son seguros cuando se realizan con cirujanos plásticos acreditados. Según estudios internacionales, las tasas de complicaciones menores (como hematomas e infecciones) son inferiores al 1%. La mortalidad es mucho más baja: 1 en 13.000 para abdominoplastias; 1 en 20.000 para el aumento de nalgas; y 1 en 38.000 para liposucciones, según recoge un reciente editorial en PRS-Global Open.

Sin embargo, cada vez que se presenta una complicación posoperatoria seria en un o una paciente que “simplemente” había querido mejorar su aspecto, suenan todas las alarmas. ¿Por qué ocurrió? ¿Acaso pudo haberse identificado ese riesgo?

Bukret señaló que las herramientas actuales para estratificar ese riesgo y optimizar el pronóstico son “demasiado burdas”, poco específicas. Hay recomendaciones de comités de expertos de sociedades médicas y, más recientemente, se propuso una tabla de clasificación del riesgo en el Primer Foro Mundial de Seguridad en el Paciente de Cirugía Plástica, realizado en Fortaleza, Brasil, en 2016. Todas ellas se basan en cuestiones tales como la edad, el índice de masa corporal, el tabaquismo o el área corporal a intervenir.

Pero “hay un abanico de posibilidades” y las escalas no dan cuenta de todos los matices y las combinaciones posibles, aseguró Bukret. “Un paciente atlético de 62 años quizás entra como riesgo alto solamente por la edad. Al final, muchos cirujanos de experiencia terminan decidiendo la seguridad del procedimiento por la intuición. Eso a mí me desvelaba. ¿Cómo se podía afinar la puntería?”.

La solución se la apareció mientras estaba haciendo una Maestría Ejecutiva en Administración de Negocios (EMBA) en la Universidad Di Tella y tomó un curso de minería de datos (data mining). “Para armar la herramienta, empecé a hacer inteligencia artificial, aprendizaje automático (machine learning), programación en Python… Y durante la pandemia, como se suspendieron las cirugías, tuve seis meses para trabajar enfocado en esto”, dijo Bukret.

En una primera etapa, el cirujano revisó la literatura médica e identificó los principales factores de riesgo que correlacionan con complicaciones para los distintos procedimientos. Por ejemplo, infecciones, hemorragias, acumulación de líquido debajo de la piel, coágulos en las venas o dehiscencia (cuando se sueltan los puntos y se abren las heridas).

Luego, en función de esos hallazgos, Bukret desarrolló un algoritmo predictivo de riesgo que entrenó y puso a prueba con una base de los datos clínicos y de evolución de sus propios pacientes: 372 operados entre 2015 y 2020 en 19 tipos de procedimientos distintos, incluyendo aumento de mamas (18%), liposucción (16%), cirugía de párpados (10%), abdominoplastia (8%) y rinoplastia (7%).

¿El resultado? Un algoritmo práctico que, a partir de datos como la edad, el índice de masa corporal, antecedentes de enfermedades, tabaquismo y una escala que mide la tendencia a formar trombos, resalta los factores de riesgo alterados y determina con una precisión del 98% si pacientes de 16 a 67 años tienen un riesgo bajo, moderado o alto de complicaciones.

A partir de esa estratificación, “uno puede planificar los pasos a seguir. Si directamente no opera; si lo hace en un sanatorio de alta complejidad; si puede hacer cirugías combinadas o no; o si se aprovecha la oportunidad para educar al paciente y proponerle la intervención solo cuando modifique los factores de riesgo: que vaya al cardiólogo, que cambie el estilo de vida, que baje de peso o que deje de fumar”, enumeró Bukret.

La herramienta también puede alertar sobre la sospecha de un trastorno dismórfico corporal o dismorfofobia: una percepción distorsionada del propio cuerpo que hará que los pacientes nunca se queden satisfechos con los resultados de cualquier procedimiento estético.

Según Bukret, los beneficios del software son múltiples: previene complicaciones; aumenta la satisfacción de los pacientes; educa sobre seguridad de los procedimientos; y reduce costos para los pacientes, los cirujanos plásticos y el sistema sanitario.


NOTAS DESTACADAS
Fue por su trabajo con moléculas y “por el desarrollo de la química del clic y la química bioortogonal”.
junto a Meta, Whatsapp e Instagram, la obra social, realizará este proyecto que brinda las habilidades necesarias para que usuarios de cualquier edad puedan involucrarse con la tecnología, de manera segura y responsable.
Los datos son del análisis de la alimentación de NNyA de la Encuesta de la Deuda Social Argentina, un trabajo entre el Observatorio de la Deuda Social de la UCA y el Centro de Estudios sobre Políticas y Economía de la Alimentación.
La Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) propone una campaña con el fin de educar a los pacientes, familiares y potenciales pacientes para tener una mejor calidad de vida.
El 29 de septiembre es el Día Mundial del Corazón en pos de concientizar sobre los cuidados de este órgano vital.
La conferencia sanitaria es el órgano decisorio máximo de la OPS y se reúne cada cinco años con el fin de determinar sus políticas generales y de elegir al director de dicho organismo internacional.
NOTAS PUBLICADAS
artritis05
Según datos de la última campaña nacional de detección gratuita que llevó a cabo la Sociedad Argentina de Reumatología en 2021, un 92% de los pacientes detectados no contaba previamente con diagnóstico de la enfermedad.
LujanPuestoSanitario
Más de 500 personas fueron atendidas en el puesto 21 ubicado en Intendente Colobraro y Francisco Canaro, en General Rodríguez, a 37 kilómetros de la salida de Liniers.
cofesa Ushuaia
La jornada abarcó una agenda amplia de temas que incluyó logros y desafíos del programa Remediar, receta electrónica, control de infecciones, salud sexual y evaluación de los próximos pasos respecto de las normas vigentes para COVID-19.
tb
La cámara realizó un evento del que participaron representantes de empresas asociadas y no asociadas, Autoridades de ANMAT y de otras Entidades de profesionales y científicas del sector.
DESTACADOS DE HOY