Home
Newsletter
Videos
Charlas de Quirófano
Contacto
Auspiciantes
Jornada virtual ¿Cómo tomamos decisiones en tiempo de crisis?
a realizarse el día Jueves 23 de Julio 19 hs.

Informes e inscripción: http://jornadas.consensosalud.com.ar/
El bloqueo de plaquetas, una posible opción para prevenir el hígado graso

Jueves 4 Abril, 2019 en  Ciencia y Tecnología

La enfermedad del hígado graso no alcohólico se encuentra entre los trastornos hepáticos crónicos más comunes en los países industrializados occidentales.

plaquetas

(Europa Press) Las plaquetas sanguíneas que interactúan con las células hepáticas y las células inmunitarias desempeñan un papel importante en el desarrollo de la enfermedad del hígado graso, la inflamación del hígado graso no alcohólico y el cáncer de hígado, según demuestran científicos del Centro Alemán de Investigación del Cáncer (DKFZ, por sus siglas en inglés) en Heidelberg, en Alemania, y la Universidad de Zurich, en Suiza, y el hospital universitario ahora en una publicación. Los científicos también han desarrollado nuevos enfoques para el uso de fármacos para controlar el desarrollo de la enfermedad del hígado graso, lo que previene el cáncer de hígado a largo plazo.

La enfermedad del hígado graso no alcohólico se encuentra entre los trastornos hepáticos crónicos más comunes en los países industrializados occidentales y la tasa también está aumentando rápidamente en los países recientemente industrializados. Los expertos estiman que alrededor del 30 al 40 por ciento de la población mundial desarrolla esta afección hepática. En Estados Unidos, esta patología está en vías de convertirse en la indicación más frecuente para los trasplantes de hígado. Hasta la fecha, no existe un tratamiento médico efectivo para ello y las recomendaciones de tratamiento, por lo general, son un cambio de dieta y más ejercicio físico.

Los principales factores de riesgo para la enfermedad del hígado graso son la obesidad, particularmente relacionada con el exceso de grasa abdominal (visceral) y la diabetes mellitus tipo 2. Sin embargo, la dieta y la falta de actividad física son solo un aspecto en el proceso de la enfermedad, según ha descubierto un equipo dirigido por Mathias Heikenwälder, del Centro Alemán de Investigación del Cáncer (DKFZ), en Heidelberg, y de Achim Weber, del Hospital Universitario de Zurich.

Para que la patología del hígado graso progrese a inflamación del hígado, células inmunitarias específicas tienen que invadir el hígado. Pero ¿qué les atrae? “Ahora hemos demostrado, por primera vez, que las plaquetas desempeñan un papel clave en este proceso”, afirma Heikenwälder.

Hasta hace poco, solo se sabía que las plaquetas eran responsables de la coagulación de la sangre y la curación de heridas, pero los investigadores han encontrado cada vez más pruebas de que también están involucrados en numerosos procesos de patologías y en el desarrollo del cáncer. Heikenwälder y sus colegas ahora han demostrado que se encuentran niveles elevados de plaquetas en los hígados de roedores que se alimentan con una dieta rica en grasas. Hicieron observaciones similares en personas con enfermedad del hígado graso no alcohólico.

Cuando los roedores se trataron con fármacos anticoagulantes, ‘Aspirina’ y clopidogrel, que también influyen en las plaquetas, además de los alimentos ricos en grasa durante doce meses, disminuyeron la cantidad de plaquetas invasoras y la cantidad de células inmunitarias inflamatorias en el hígado. Los científicos lograron el mismo efecto cuando dieron a sus animales experimentales otro anticoagulante que específicamente inhibe solo la función de las plaquetas (ticagrelor). “Aunque los ratones se volvieron obesos, no desarrollaron enfermedad de hígado graso y cáncer de hígado”, resume Heikenwälder.

Macrófagos en el hígado, culpables de reclutar plaquetas invasoras

Los investigadores identificaron macrófagos especiales en el hígado, llamados células de Kupffer, como los culpables de reclutar plaquetas en el hígado. Además, parece ser crucial que las plaquetas sanguíneas invasoras se adhieran a las células hepáticas de Kupffer, lo que puede suceder en dos “sitios de acoplamiento” moleculares diferentes.

Una glicoproteína específica llamada GPIbalfa en la membrana de la superficie de las plaquetas juega un papel importante en esta maniobra de acoplamiento. Cuando los científicos utilizaron un anticuerpo para bloquear el GPIbalfa, la cantidad de mensajeros químicos en el hígado que reclutan células inmunitarias inflamatorias disminuyó.

Posteriormente, la inflamación del hígado también bajó. El trabajo actual de los investigadores en el equipo de Heikenwälder’s y Weber contribuye a mejorar nuestra comprensión de la enfermedad del hígado graso. Heikenwälder apunta: “Sobre la base de nuestros resultados, ahora se pueden desarrollar nuevos enfoques para tratar la enfermedad del hígado graso, como ya hemos demostrado en nuestros experimentos con ratones”. Afirma que es perceptible, por ejemplo, reducir la cantidad de plaquetas sanguíneas activas en casos de enfermedad del hígado graso o prevenir su unión y, por lo tanto, el reclutamiento de células inmunes inflamatorias.

Esto podría lograrse, por ejemplo, administrando anticoagulantes o anticuerpos contra GPIbalfa. En un estudio piloto, los científicos descubrieron que tratar a los pacientes con enfermedad del hígado graso con anticoagulantes lleva a la reducción de la proporción de grasa en el hígado y del tamaño del órgano. La visión de Heikenwälder es influir y proteger específicamente al hígado como órgano central del metabolismo. “Si logramos romper el ciclo de los procesos inflamatorios, podemos ayudar a las personas afectadas a reducir el riesgo de cáncer de hígado inducido por la enfermedad del hígado graso”, subraya.

La enfermedad del hígado graso es una afección en la cual el exceso de grasa se acumula en las células del hígado, pero las personas afectadas suelen no darse cuenta de ello. Sin embargo, es todo menos inofensiva. La enfermedad del hígado graso puede progresar hacia una inflamación del hígado con cambios patógenos, una afección llamada esteatohepatitis no alcohólica (NASH, por sus siglas en inglés), que en última instancia puede llevar a cirrosis hepática.

En la cirrosis, las células hepáticas mueren y son reemplazadas por tejido cicatricial; el órgano se contrae hasta que ya no puede funcionar correctamente. Al mismo tiempo, el riesgo de desarrollar cáncer de hígado aumenta. Además, la enfermedad del hígado graso afecta todo el metabolismo del cuerpo y eleva el riesgo de las personas de padecer diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.


NOTAS DESTACADAS
La ministra de Salud peruana, Pilar Mazzetti, informó que se ha firmado el convenio para el transporte aéreo de la vacuna contra la COVID-19, el cual debe hacerse en aviones acondicionados y contenedores especiales.
Los test serológicos argentinos para COVID-19, “COVIDAR”, desarrollados por científicos del CONICET y de la Fundación Instituto Leloir alcanzaron al termina año una producción de 1.100.000 determinaciones.
El grupo que lleva adelante la investigación está conformado por científicas de la UNSAM y, de manera reciente, recibió un subsidio de parte de la Unidad Covid-19, compuesta por el MinCyT, el Conicet y la Agencia.
El Dr. Julio Mazzoleni, Ministro de Salud Pública y Bienestar Social, aprobó por resolución los requisitos para la autorización del funcionamiento de piscinas de acceso al público, balnearios y playas.
El ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires brinda apoyo al desarrollo del estudio de la vacuna CanSino Biologics Inc que produce el Beijing Institute of Biotechnology de China.
Una publicación científica reciente estimó que en 2017 hubo cerca de 49 millones de casos de sepsis y 11 millones de muertes relacionadas con esta enfermedad en todo el mundo, lo que representa casi el 20 por ciento de las defunciones globales.
NOTAS PUBLICADAS
vacunación inicio escolar
Instan a los y las bonaerenses a volver a los vacunatorios para evitar la reaparición de enfermedades. Hay más de 2 mil centros en toda la Provincia y las inmunizaciones son gratuitas.
Sin título
El equipo permite garantizar el diagnóstico, la secuenciación genómica, la vigilancia epidemiológica y la vigilancia zoonótica, la confirmación y el monitoreo de reinfecciones, y el monitoreo de la adecuación de las fórmulas vacunales.
UNSAM
(Clarín) La vacuna argentina para el coronavirus es uno de los 85 prototipos mundiales que ahora están en fase preclínica, en ensayos con animales. El equipo de científicos de la Universidad de San Martín y del Conicet que llevan adelante este desarrollo trabaja en la sede del(...)
36130
El presidente del fabricante chino de vacunas Sinovac, Yin Weidong, afirmó que el antídoto es altamente efectivo luego de que Brasil dijera que tiene una eficacia general del 50,38%.
DESTACADOS DE HOY